Conecta con nosotros

Las motos se afianzan como opción de desplazamiento en la Comunidad al aumentar sus ventas un 14% en el primer semestre

Las 2.241 matriculaciones de vehículos a dos ruedas en los seis primeros meses del año dan continuidad a los buenos datos registrados en 2018

Publicado

el

 

Las motocicletas se afianzan como opción de desplazamiento en Castilla y León al aumentar sus ventas un 14 por ciento en el primer semestre del año, hasta las 2.241 unidades. El incremento regional es tres puntos superior a la media nacional, que cerró los seis primeros con 88.039 matriculaciones. La patronal Anesdor considera que estos datos muestran la “buena salud” del sector y representan la tendencia clara que “cada vez más españoles escogen la moto, tanto convencional como scooter, para desplazarse”, aunque las cifras están lejos de los años récord como 2008, cuando se llegaron a vender 8.120 vehículos de dos ruedas en la Comunidad, o los 5.300 en 2009.

Según los datos facilitados por la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) a la Agencia Ical, todas las provincias de la región experimentaron un incremento de matriculaciones de motocicletas entre enero y junio, salvo Soria donde cayeron un 18,2 por ciento, hasta las 54 unidades. Los mayores aumentos tuvieron lugar en Zamora, donde las ventas se dispararon un 36,8 por ciento, hasta las 160, y en Palencia, un 33,3 por ciento (148). También hubo incrementos superiores a la media autonómica en León, con un 24,3 por ciento (475); Segovia, un 20,2 por ciento (131), y Ávila, un 20 por ciento (138). Las subidas más moderadas se registraron en Salamanca, con un 9,8 por ciento más (257); Valladolid, un 6,2 por ciento (599), y Burgos, un 4,5 por ciento (279).

La buena marcha del sector en el conjunto de España viene generada por la evolución de los últimos doce meses, en los que se produjeron siempre aumentos salvo en noviembre de 2018. En junio pasado, las matriculaciones de vehículos de dos ruedas aumentaron en el país un 7,6 por ciento mientras que en Castilla y León se duplicó ese porcentaje, con una subida del 16,2 por ciento.

Castillla y León es una de las cuatro comunidades que en junio aumentaron sus ventas por encima del 15 por ciento. El listado fue encabezado por Madrid (37,4 por ciento), seguido de Cantabria (26,9 por ciento), Extremadura (23,4 por ciento) y Castilla y León (16,2 por ciento). Pese a eso, las matriculaciones en la región solo suponen el 2,5 por ciento del total nacional en el primer semestre. Cataluña (donde se venden una de cada cuatro motos del país), Andalucía (20 por ciento) y Madrid (14 por ciento) concentran el grueso.

Además, solo hubo dos regiones con caídas como La Rioja (-3,9 por ciento) y Cataluña (-8,5 por ciento). En el caso catalán, Anesdor justifica esa bajada por los dos días festivos en Barcelona.

La Comunidad acumuló en el primer semestre del año un total de 2.479 matriculaciones de vehículos nuevos del sector de las dos ruedas. De ellos, el 90,4 por ciento corresponde a las motocicletas y el resto –apenas uno de cada diez- a otros vehículos como ciclomotores, triciclos, cuatriciclos ligeros y cuatriciclos pesados. A nivel nacional, en los seis primeros meses se superaron las 100.000 ventas (88.039 motocicletas), después de sumar 21.083 el mes pasado. Entre enero y junio, los scooters copan la clasificación de las motos más vendidas en España, todas ellas de 125 centímetros cúbicos, salvo un modelo que es eléctrico (Silence S02).

El auge de la industria en lo que va de año en Castilla y León da continuidad a los buenos datos registrados en 2018, cuando las ventas de motocicletas aumentaron un 17,7 por ciento, con 3.813 unidades. El año pasado fue un ejercicio marcado por la recuperación de la senda de crecimiento tras superar el cambio regulatorio Euro 4 para estos vehículos, que se aplicó en 2017. No en vano, la normativa se endureció en ese mismo año con la reducción de las emisiones de monóxido de carbono en más de un 50 por ciento y la obligación de que todas las motocicletas estuvieran equipadas con un sistema de frenado ABS y combinada.

 

Políticas de movilidad

Anesdor reclama un mayor protagonismo de la moto en las políticas de movilidad de las ciudades españolas, sobre todo en las capitales más grandes como Madrid, con una mayor libertad de circulación y plazas de aparcamiento específico. De esta manera, se contribuirá a la descongestión y responderá “de forma favorable” a los retos medioambientales por sus bajas emisiones.

No en vano, la patronal precisa que las motos emiten en porcentajes muy inferiores los gases más perjudiciales para la salud de los ciudadanos y para el cambio climático. Las mediciones sobre calidad del aire se fundamentan en los niveles de NOx (dióxido de nitrógeno) y partículas en aire. En términos de NOx, una moto expulsa de media menos de una vigésima parte que otros vehículos, según los Informes de Inventarios de Emisiones del Ministerio de Transición Ecológica. Y una séptima parte de partículas. En lo referente al CO2, el gas que emiten los vehículos que más afecta al cambio climático, las motos también lo reducen una séptima parte.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest