Conecta con nosotros

Casi una veintena de jóvenes voluntarios ayudan en las excavaciones de la manzana XXIV del yacimiento de Garray

El campo de voluntariado ‘Arqueología en Soria’ recibe la visita del delegado territorial de la Junta y el presidente de la Diputación de Soria

Publicado

el

JCyL / ICAL Yacimiento de Numancia (Garray), donde 18 jóvenes participan en un voluntariado

 

Un total de 18 jóvenes procedentes de diversas comunidades autónomas participan durante quince días en en el campo de voluntariado ‘Arqueología en Soria’ en el yacimiento de Numancia (Garray) convocado y financiado por la Junta y organizado por la Diputación.

El delegado territorial de la Junta, Manuel López, y el presidente de la Diputación de Soria, Benito Serrano, visitaron a los participantes, junto a la alcaldesa de Garray, María José Jiménez, la directora del Museo Numantino (institución de la que depende el yacimiento), Marian Arlegui, y la arqueóloga territorial, Elena Heras.

Este campo de voluntariado, que se celebra del 1 al 15 agosto, está dirigido a jóvenes de Castilla y León y resto del territorio nacional, con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, y con interés en tareas arqueológicas. Los jóvenes que participan proceden de Castilla y León, La Rioja, Castilla-La Mancha, Canarias, Valencia y Cantabria.

La actividad principal del campo de voluntariado, de la modalidad arqueológica, es la de ayuda en las excavaciones de la manzana XXIV del yacimiento de Garray, que dirige el profesor Alfredo Jimeno, para la investigación de la estructura urbana de la ciudad celtibérica, su sistema constructivo y los niveles estratigráficos.

En concreto los trabajos arqueológicos planteados en este tipo de actividades son de naturaleza sencilla, aptos para cualquier tipo de voluntario con una formación media: limpieza de áreas (desbroce, excavación superficial para la delimitación de estructuras), desescombro de zonas de derrumbe de estructuras y sondeos superficiales para obtener información de cara a la realización de futuras intervenciones. Todo el trabajo es tutelado y supervisado por un equipo de arqueólogos profesionales

Los jóvenes se alojan en la Residencia Juvenil ‘Antonio Machado’ de la Junta de Castilla y León en Soria, que realiza funciones de albergue juvenil y pertenece a la Red de Instalaciones Juveniles de Castilla y León.

Las actividades principales de este campo de voluntariado se desarrollan en horario de 9.00 a 14.00 horas, de lunes a viernes, durante todo el transcurso del campo. Las actividades complementarias de tiempo libre se realizan todos los días en horario de tarde y de noche y todo el fin de semana, programándose actividades y visitas culturales tales como: yincana en la ciudad de Soria, iniciación al ‘geocaching’, excursiones a San Saturio, Cuevas de Soria (villa romana La Dehesa) o Morón de Almazán (Museo provincial del Traje popular de Soria), actividad de turismo activo (parque de cuerdas), juegos y talleres de animación, actividades culturales en Garray y en Soria, ruta de Machado, noche de Bécquer, visita a Playa Pita, visitas culturales a El Burgo de Osma, Almazán y la ruta Ribera del Duero.

El delegado territorial y el presidente de la Diputación pusieron conocer la evolución de los trabajos de investigación que desde el pasado 16 de julio lleva a cabo un equipo de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), bajo la dirección del profesor Alfredo Jimeno, en el marco del Plan Director de Numancia de la Junta de Castilla y León.

 

Campaña 2019

Cabe recordar que durante la segunda quincena de julio la actividad, desarrollada por un equipo de trece personas, se centró de descubrir y complementar los restos arqueológicos hallados en la pasada campaña. En esta primera quincena de agosto, los trabajos de campo se realizan por un equipo científico, constituido por unos 20 arqueólogos formados en la UCM y otros centros universitarios, tanto de España como de fuera. A este equipo se han incorporado los jóvenes del campo de voluntariado.

Alfredo Jimeno recordó que esta campaña de excavación se centra en la manzana XXIV, que ocupa aproximadamente unos 1.600 metros cuadrados, y se plantea como continuación de los trabajos iniciados en 2017, encaminados a valorar las posibilidades que ofrece esta manzana completa. Desde su inicio se han excavado unos 1.000 metros cuadrados, abarcando toda su anchura, de norte a sur. En la campaña actual se excavarán unos 400 metros cuadrados, completándose los trabajos el próximo año.

Estos trabajos, según el profesor Jimeno, pretenden solucionar una serie de problemas relacionados con aspectos tan importantes, para hacer una lectura social, como la diferenciación de casas y edificios, así como el uso al que estaban destinados y su organización interna: diferenciación de casas y patios, organización interna de los espacios domésticos, diferenciación de tiendas, talleres artesanales, basureros, etc.

A lo largo de la campaña, de lunes a sábado, el área de excavación se convierte en un punto de visita más del yacimiento, que es explicado por los miembros del equipo, introduciendo al visitante en la peculiaridad de la práctica arqueológica.

 

Inversiones

La Junta de Castilla y León aprobó, en diversas partidas, un presupuesto de 68.656 euros para invertir en materia de patrimonio durante este año en Numancia. El importe se destina a la campaña de excavaciones (la inversión prevista es de 17.966 euros), restauración de materiales cerámicos y adecuación del área pedagógica y mantenimiento de estructuras y espacios reconstruidos en el yacimiento. A esta cantidad, habría que sumar los 9.000 euros aprobados para el campo de voluntariado.

En la actualidad, el Centro de Restauración de Bienes Culturales de la Junta de Castilla y León está restaurando un grupo de casi treinta cerámicas monocromas halladas en la manzana XXIV del yacimiento de Numancia en las campañas de 2017 y 2018. Para este trabajo, la Junta de Castilla y León ha contratado un restaurador especializado en cerámicas, con un presupuesto de 15.600 euros. El objetivo de esta intervención es doble: que las piezas puedas ser expuestas en el Museo Numantino y que los investigadores estudien las mismas con una mayor facilidad.

Estas inversiones en Numancia se complementan con las adjudicadas por la Junta, a la empresa soriana de arqueología experimental Areco, S.C.L., por un importe de 35.090 euros, para el mantenimiento de estructuras y espacios reconstruidos entre los años 1999 y 2000 (una casa romana, una celtibérica y dos tramos de muralla), con técnicas de arqueología experimental, para la presentación del yacimiento a los ciudadanos de la manera más adecuada posible.

Para ello, están prácticamente concluidas las obras de fábrica necesarias para la recreación histórica de un taller alfarero en el espacio anejo a la casa celtibérica: construcción de un banco corrido, piletas de decantación, un hogar, vasares/estanterías y anclajes necesarios para colocación del torno y cerámicas, tratando todo ello con un manteado de barro similar al aplicado en los espacios reconstruidos.

Además, también se están finalizando la reproducción y colocación de una serie de elementos para su integración en el espacio de recreación histórica: mesa y taburetes de madera, utensilios de alfarero y útiles para la decoración y piezas de cerámica representativas de las formas documentadas en el yacimiento, dando el tratamiento adecuado para conseguir el efecto de antigüedad que hubieran tenido de ser piezas originales

Lo + visto

Pin It on Pinterest