Conecta con nosotros

Rivera se compromete a “hablar más de Educación y menos de Franco y de sus huesos”

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno propone en Salamanca un Pacto Nacional por la Educación con “una selectividad única, el inglés como lengua vehicular en las escuelas y una Alta Inspección del Estado”

Publicado

el

David Arranz / ICAL El presidente nacional de Ciudadanos y candidato de la formación naranja a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, visita Salamanca con la iniciativa ‘Vamos de cañas’

 

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, se comprometió hoy en Salamanca a “hablar más de Educación y menos de Franco, de sus huesos y del aborto” durante la campaña electoral que se avecina, así como a “hablar más de las pensiones y menos de lo que nos diferencia entre los españoles”.

Durante un acto público con un centenar de simpatizantes de la formación naranja en el Casino del Tormes, Rivera aseguró que trabajará por lograr un Pacto Nacional por la Educación donde se apueste por “una selectividad única en todo el territorio, el inglés como lengua vehicular en las escuelas y una Alta Inspección del Estado para que los libros de texto no manipulen y saber que se cumple la ley en cada aula”.

El líder de Ciudadanos criticó que PP y PSOE “llevan 40 años bloqueando un Pacto Nacional por la Educación” y, por ello, aseguró que en su caso quiere “gobernar para transformar y que este país se desbloquee, no para utilizar el Falcon o dormir en La Moncloa”. “Y lo primero es la educación, que es nuestro futuro, y bien lo sabéis en Salamanca, que representáis la educación de este país”, sentenció.

En ese sentido, anunció como primer punto de su programa de diez reformas ese Pacto Nacional por la Educación porque “sin una buena educación no hay futuro, y el capital del siglo XXI es el humano”. Por ello, señaló que para lograrlo dará “la mano a PP, PSOE, Podemos y quien haga falta”, y llamó a esos partidos a “dejar de pelearse por la educación, dejar de utilizarla como un arma arrojadiza, y llegar a un gran pacto que Pedro Sánchez se cargó al levantarse de la mesa cuando, en la anterior legislatura, llevábamos un año trabajando”.

En ese Pacto Nacional por la Educación, Rivera contempló cuatro puntos. En primer lugar, lograr “una selectividad y un sistema único educativo para todos los españoles”, puesto que “no tiene sentido que un país que tiene que evaluar con igualdad tenga 17 sistemas selectivos”. “Ya basta de que los nacionalistas nos condicionen la educación en nuestro país”, concluyó en ese sentido.

 

 

En segundo lugar, el presidente de Ciudadanos mencionó el inglés, al que quiere convertir en “lengua vehicular en las escuelas” para evitar que “las familias trabajadoras tengan que pagar clases de inglés extraescolares” y conseguir que en los colegios “se estudien horas en español, horas en las lenguas cooficiales en las Comunidades Autónomas que las tengan, y horas en inglés para modernizar el país, porque nos va el pan y el empleo en ello”.

También consideró necesario incluir en ese Pacto de Estado una Alta Inspección del Estado para “vigilar que se cumpla la Ley de Educación en todas las escuelas de España y que los libros de texto no manipulen”, frente a los grupos nacionalistas que “han desactivado la Alta Inspección” que Rivera pretende “dotar con recursos humanos y económicamente”.

“Quiero saber que se cumple la ley en cada aula porque es el centro cívico de la democracia”, continuó Rivera, quien recordó que las aulas “no son para hacer referendums ilegales ni para colgar símbolos independentistas, sino para aprender”. Así, aseguró que su objetivo es “que la educación sea palanca de unión entre españoles, no de división”, y que por ello hay que “proteger la verdad y no manipular la historia” y conseguir que “la educación no esté al servicio de los separatistas ni de la ideología, sino del futuro de España”.

Por último, y para asegurar “la igualdad de oportunidades”, Rivera se comprometió a “poner en marcha una Ley de Igualdad y Calidad Universitaria” con el objetivo de que “nadie plagie ni copie” y, además, “se premie a los que lo hagan bien”, vinculando “la empleabilidad a la financiación” de las universidades para que “sean capaces de innovar y crear puestos de trabajo”.

Lo + visto

Pin It on Pinterest