Conecta con nosotros

Ya se han decomisado 2.500 kilos esta temporada

Desalojan en El Royo (Soria) un campamento de recolectores ilegales de setas que habían encendido hogueras en el monte

El total de producto decomisado hasta la fecha ronda los 2.500 kilogramos y se inmovilizaron 4 vehículos

Publicado

el

 

La Guardia Civil de Soria desalojó hoy, sobre las 7.00 horas, un campamento ilegal de recolectores extranjeros en un monte de la localidad soriana de El Royo, propiedad de Soria y su Tierra, según informaron hoy fuentes del instituto armado.

En total se desalojaron cuatro vehículos, uno de ellos con diez ciudadanos extranjeros, que estaba próxima a la pista de El Chorrón. La furgoneta estaba aparcada dentro del monte y sus ocupantes tenían una hoguera encendida.

Después se desalojaron dos furgonetas y un coche, en el paraje de Los Llanos, con otras diez personas de nacionalidad extranjera, también aparcada dentro de monte, con una hoguera encendida. Los desalojados habían esparcido por la zona botes, botellas y bolsa de plástico. Por todos estos hechos que infringen la normativa de Montes, se procedió a la correspondiente denuncia administrativa.

En este desalojó participaron cuatro guardias civiles y cinco agentes medioambientales de la comarca de Almarza. En las tareas previas colaboraron también un agente medioambiental de la Mancomunidad de los 150 Pueblos.

La Junta de Castilla y León y la Guardia Civil mantienen el operativo conjunto para el control de la recolección y la comercialización ilegal del recurso micológico en la provincia de Soria. La producción de setas sigue activa y el objeto de este tipo de operativos, en el que también participan agentes medioambientales de las entidades propietarias es controlar a recolectores ilegales y a comercializadores intermedios.

Al no cumplir la normativa vigente, se trata de evitar malas prácticas recolectoras para evitar daños al monte y hacer que el aprovechamiento micológico sea sostenible en el tiempo.

 

Cinco cotos micológicos

Soria cuenta con cinco cotos micológicos que regulan, en su conjunto, 177.786,45 hectáreas, que esta semana pasada continuaron generando recursos micológicos, a pesar de la sequedad reinante, especialmente en la comarca de Almarza y La Póveda, en los pinares de Tierras Altas de Soria y han comenzado a fructificar níscalos en los pinares en la comarca de Gómara, así como en la parte alta de Urbión.

El pasado de octubre, en Villar del Río, agentes del Seprona identificaron a dos personas, empleados de una empresa que estaban comprando setas. Los agentes proceden a inspeccionar la furgoneta isotermo y encuentran 188 cajas de níscalos y una de boletus edulis. Se les solicitó los registros de dichas mercancías y se comprobaron los datos que figuran anotados, verificando los agentes que había irregularidades en dicho registro tanto en los permisos de recolección, como que 115 cajas de níscalos no figuraban en el registro. Como consecuencia de ello los agentes procedieron a la inmovilización del vehículo y de la mercancía.

El 9 de octubre llegó la denuncia al Servicio Territorial de Sanidad y se acuerda la incoación de expediente sancionador, con fecha 10 de octubre, y se ratifica la inmovilización del vehículo, proponiéndose una sanción de 1.500 euros. Con fecha 14 de octubre la empresa procedió al pago de la sanción, minorándose el importe en un 40 por ciento por pago voluntario y por reconocimiento de los hechos, habiendo pagado 900 euros.

 

Decomiso micológico

Los decomisos realizados en estos días supusieron la intervención total de algo más de 500 kilos de setas, que sumados a los anteriores arrojan una suma cercana total a los 2.500 kilos (boletus y nísalos, principalmente).

Entre los decomisos de setas realizados en los últimos días puede destacarse el del pasado día 8 en el término municipal de Villar del Río, en concreto en el Monte de Utilidad Pública número 347 de Valduérteles, con 40 identificados y 25 denunciados, donde se decomisaron 193 kilogramos de níscalos (lactarius deliciosus). En el operativo participaron diez agentes medioambientales de la Junta de las comarcas de San Pedro Manrique, Vinuesa, Ágreda y Almazán. En este caso, el producto se puso a disposición de los propietarios de los montes, a través de la Asociación Montes de Soria.

El 10 de octubre se realizó un nuevo decomiso de 40 kilogramos de níscalos en el monte de utilidad pública número 107 Dehesa de Tozalmoro y Cerro de los Quiñones, en el término municipal de Arancón. El día 11 se procedió a otros controles con dos decomisos, uno de 70 kilogramos de níscalos, y otro de cinco kilogramos de níscalos y 9,5 kilogramos de boletus edulis. Ese mismo días se produjo otro gran decomiso de 98 kilogramos de níscalos nuevamente en el monte de utilidad pública número 347 de Valduérteles, con 52 identificados y 12 denunciados.

Además, el 15 de octubre se decomisaron unos 120 kilogramos de boletus en la comarca de Almarza, por carecer del permiso necesario correspondiente, en el término municipal de Sotillo del Rincón. Se formalizaron tres denuncias a tres furgonetas diferentes; en la primera iban seis ciudadanos extranjeros; en la segunda, tres y en la tercera cinco.

Una vez recogido, y tras su oportuna inspección por expertos que comprueban su idoneidad para la comercialización, el producto se intenta posicionar en el mercado, teniendo en cuenta que es un producto perecedero, a través de las empresas de comercialización legalmente establecidas. Los beneficios generados con la venta del producto decomisado se reintegran a los propietarios de los montes.

Lo + visto

Pin It on Pinterest