Conecta con nosotros

El turismo impulsa 5.333 empleos en 2019 y su ocupación crece cuatro veces más que el mercado laboral de Castilla y León

Torrecilla destaca el potencial de crecimiento del sector y vaticina que su peso en el PIB se elevará los próximos años “considerablemente” desde el 10% actual

Publicado

el

 

El turismo se está convirtiendo en un refugio para la creación de empleo en un contexto desaceleración económica, lo que queda reflejado en que la ocupación que generó en 2019 creció cuatro veces más en esta actividad que en el conjunto de los sectores del mercado laboral.

Los datos que maneja Turespaña a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que la ocupación en el sector turístico se situó en el cuarto trimestre de 2019 en 103.569 trabajadores, 5.333 más que en el mismo periodo de 2018, con un aumento porcentual del 5,4 por ciento. La ocupación global anual de la Comunidad creció un 1,3 por ciento en ese periodo, hasta los 1.003.900 personas, con la misma fuente.

El sector turístico de Castilla y León se comportó en empleo mejor que la media de España, donde los ocupados (2,67 millones), crecieron un 3,6 por ciento; los asalariados (2,2 millones), subieron un 5,5 por ciento, mientras que los autónomos, menos de medio millón), descendieron un 4,7 por ciento.

Un análisis en profundidad del buen dato de ocupación del turismo en la Comunidad revela luces y sombras, porque el sector crea empleo asalariado y se desangra en autónomos. En concreto, el turismo de Castilla y León daba empleo por cuenta ajena a 83.251 personas al cierre de 2019, lo que supone que sumó a 8.770 trabajadores en un año, con un crecimiento relativo del 11,8 por ciento. Sin embargo, el empleo por cuenta propia que generaba en esas fechas, ascendía a 19.833 personas, que suponen una merma del colectivo en 3.922 activos, es decir, un desplome en un solo ejercicio del 16,5 por ciento.

 

Afiliación

Otros datos que proporciona Turespaña y que revelan la buena marcha de este sector, se refieren a la afiliación a la Seguridad Social en hostelería y agencia de viajes y operadores turísticos, que se situó al cierre de diciembre de 2019, en los 74.463 trabajadores en la Comunidad, 1.016 más que en las mismas fechas un año antes, con un crecimiento del 1,4 por ciento. La afiliación total de la Comunidad, subió en ese año, un 0,9 por ciento, hasta los 924.488.

La situación se repite si se analizan los asalariados y los autónomos. Los primeros sumaron 1.378 cotizantes, hasta los 53.087; mientras que los segundos perdieron 362, hasta los 21.376. Los trabajadores por cuenta propia crecieron un 2,7 por ciento, frente a una pérdida del 1,7 por ciento de los emprendedores.

El crecimiento del empleo responde si duda al aumento de los viajeros que escogieron Castilla y León, que superaron el año pasado los 8,9 millones, con un incremento porcentual del 5,5 por ciento. Los españoles, 6,88 millones, y los extranjeros, más de dos millones, crecieron en ese porcentaje.

 

Una actividad fundamental

La directora general de Turismo de la Junta de Castilla y León, María Estrella Torrecilla, destacó, en declaraciones a Ical, que el sector turístico es “fundamental para sostener el mercado laboral” en la Comunidad, y reseñó que en la actualidad aporta el diez por ciento del PIB autonómico, un “porcentaje sustancial para una autonomía de interior”.

Torrecilla indicó que no duda “ni un instante” en que el turismo “tiene un gran margen de crecimiento aún en Castilla y León” y vaticinó que su peso en el PIB se elevará “considerablemente” en los próximos años.

La director general lamentó la pérdida de autónomos en estas actividades en una autonomía con graves problemas de despoblación y de relevo generacional, y apeló a “cuidar el sector en todos los aspectos, y al empresariado de forma fundamental”. María Estrella Torrecilla comentó que “hay gente como mucha creatividad e ideas a desarrollar en Castilla y León” pero tiene “miedo” a emprender por lo que apeló a mejorar las condiciones para estas personas, reduciendo su presión fiscal y adoptando medidas de discriminación positiva par que apuesten por la Comunidad.

“Estoy confiada, hay jóvenes que quieren quedarse, y debemos ayudarles y ser atractivos para que no se vayan fuera”, dijo.

 

Proyecto piloto

En este contexto, defendió que desde la Junta serán “el mejor socio” para el sector privado “y viceversa” y comentó que todos los objetivos que se están planteando están muy relacionados con los empresarios.

Así, anunció un proyecto piloto dentro del programa de apertura de monumentos, en una provincia que se conocerá la semana que viene, en el que sacarán a concurso la puesta en marcha de un producto turístico vinculado a esa iniciativa.

Concretó que la empresa adjudicataria recibirá ayuda de la Junta para crear un producto con una oferta global para las personas que acudan a ver los monumentos, desde gastronomía turismo activo.

La ayuda se mantendrá el primer año, para que se consolide el modelo de negocio. El proyecto piloto se desarrollará este verano, durante los dos meses y medio, del 1 de julio al 15 de septiembre, que se abrirán los monumentos. Además, el año que viene el objetivo es extender la iniciativa a tres provincias, y al siguiente, a las nueve.

Por último, resaltó que Castilla y León tiene muchísimo que ofrecer a nivel nacional e internacional, pero remarcó su “empeño” en vender la oferta de la Comunidad, por Europa. “Tenemos un porcentaje mínimo de reconocimiento internacional y ese es un objetivo clave en esta legislatura, algo a lo que aportará mucho la cooperación con Portugal, con el Duero como hilo conductor”, concluyó.

Lo + visto

Pin It on Pinterest