Conecta con nosotros

Crowdfunding solidario en tiempos de coronavirus

El alcalde de Quintanilla de Riofresno e Hispania Nostra lanzan una campaña de crowdfunding para ayudar a la residencia de ancianos San Jerónimo de Navarra

Publicado

el

ICAL . Trabajadores de la residencia de ancianos San Jerónimo de Estella (Navarra)

 

El alcalde de Quintanilla de Riofresno (Burgos), Roberto Castro, tras el enorme éxito que obtuvo la campaña de crowdfunding que lanzó junto a Hispania Nostra para recaudar dinero y restaurar el Retablo Mayor de la iglesia de San Roman, ha decidido embarcarse en un nueva aventura, aunque en esta ocasión para ayudar a la Residencia de ancianos ‘San Jerónimo’, ubicada en Estella (Navarra).

A través de esta nueva campaña de crowdfunding que finalizará el domingo 12 de abril, su objetivo es lograr recaudar 6.000 euros con los que poder ayudar a este centro, así como a sus residentes y trabajadores, quienes desde la declaración del estado de alarma decidieron quedarse a pasar el confinamiento junto a los anciano, para evitar cualquier riesgo de contagio.

Castro asegura que esta idea surgió mientras permanecían en sus domicilios, sin poder salir pero aún así queriendo aportar su granito de arena a la causa. “Queríamos ayudar en algo, y como se nos dio bien la otra vez lo del micromecenazgo, lo intentamos por ahí”, explica Castro. Fue entonces cuando se pusieron en contacto con la asociación Hispania Nostra, con los que mantenían una muy buena relación tras la campaña llevada a cabo hace un año para restaurar el retablo de la iglesia de Quintanilla de Riofreno. “En principio nos dijeron que sí, que no había ningún problema y que ellos también colaborarían, por lo que decidimos buscar algo en común”.

Fue en ese momento cuando llegó a sus oídos la noticia de que 15 trabajadores de una residencia de mayores de Estella (Navarra) habían decidido dejar sus casas para pasar el confinamiento junto a los ancianos residentes, para así reducir el riesgo de contagio de los 71 ancianos que allí viven y que además son grupo de riesgo.

“Conocimos por la prensa la situación de esta residencia, nos pusimos en contacto con ellos y tuvimos una muy buena sensación, y al final decidimos poner en marcha el proyecto. Nuestros mayores forman parte de nuestra memoria colectiva y hay que intentar echarles una mano en la medida de lo posible”, asegura la coordinadora general de Hispania Nostra, Bárbara Cordero.

La campaña que permanecerá abierta hasta el domingo ha conseguido recaudar hasta ahora 2.585 euros, a través de 42 aportantes. El objetivo mínimo es lograr 6.000 euros antes de que finalice, aunque tanto Roberto Castro como Hispania Nostra aseguran que aunque no se logre obtener esa cantidad, todo el dinero recaudado irá destinado al centro, y que les servirá principalmente para comprar material sanitario de trabajo y alimentos para las 86 personas que allí viven. Aquellas personas que estén interesadas pueden donar a través de este enlace https://crowdfunding.hispanianostra.org/patrimonio-humano-nuestros-mayores/1644

 

Confinamiento lejos de casa

Por su parte, el director de la residencia San Jerónimo, David Cabrero, cuenta que viendo la problemática que estaban teniendo las residencias de ancianos, donde estaba habiendo bastantes bajas debido al virus, decidieron “barajar” la opción de permanecer durante el estado de alarma en la residencia, cuidando de los ancianos residentes. “Se nos ocurrió que era la manera más segura para intentar protegerles y que aquí no entrara ni saliera nadie”.

De esta forma su confinamiento en San Jerónimo comenzó el pasado 23 de marzo, durante la segunda semana del estado de alarma. “Hemos echado colchones al suelo para dormir nosotros y así organizarnos un poco en los sitios que menos se estaban utilizando, y en el día a día intentamos mantener la rutina y la normalidad que tenía antes el centro”, indica.

Asimismo asegura que tanto los trabajadores como los mayores se encuentran bien allí dentro, donde continúan con su rutina habitual, realizando juegos y grabando vídeos para los familiares ajenos al peligro de contagio.

Por otro lado, en relación a la ayuda que les están ofreciendo con este crowdfunding, Cabrero afirma que para ellos es “una pasada”. “En estos momentos no te paras a pensar tanto en la situación económica, sino en intentar solucionar el problema y garantizar una atención digna que se merecen las personas a las que atendemos. Vas tirando de los recursos que tienes y ves que las cosas se van acabando”, explica.

Por esa razón, desde el centro valoran muy positivamente esta acción, y afirman que no tienen palabras para describir el gesto que están teniendo las personas que están donando dinero de manera voluntaria para ayudarles en esta situación.

Lo + visto

Pin It on Pinterest