Conecta con nosotros

La terapia ocupacional se adapta al confinamiento

El Centro de Terapia Ocupacional ‘Orhu’ ofrece tratamiento a sus pacientes a través de videollamadas, juegos y actividades durante el periodo de cuarentena

Publicado

el

ICAL. El Centro de Terapia Ocupacional ‘Orhu’ ofrece tratamiento a sus pacientes a través de videollamadas, juegos y actividades durante el periodo de cuarentena

 

La declaración del estado de alarma debido a la crisis sanitaria por el Covid-19 ha llevado a millones de personas en España a vivir confinadas en sus casas, como medida de precaución ante el avance del virus. Una situación que ha obligado a los negocios que no son de primera necesidad a cerrar sus puertas, suspendiendo por completo sus actividades. Sin embargo, ante este especial escenario, han sido muchos los empresarios que han sabido adaptarse a las circunstancias y echando mano de las nuevas tecnologías mantener viva su actividad.

Es el caso del Centro de Terapia Ocupacional ‘Orhu’ de Burgos, que tras ser decretado el estado de alarma tuvo que cerrar sus instalaciones. Sin embargo, sus gerentes Elvira Hernando e Hilario Ortiz, conscientes de que sus pacientes no podían permanecer tanto tiempo sin tratamiento decidieron hacer uso de las nuevas tecnologías para poder seguir realizando sesiones diarias con los usuarios.

De esta forma, desde sus casas y con ayuda de sus padres, los pequeños pueden continuar realizando actividades de terapia, a través de videoconferencias, vídeos explicativos o juegos, que son después revisadas por sus terapeutas.

Según explica Ortiz, han divido este tratamiento online en tres apartados. Por un lado, a los 77 usuarios con los que cuenta el centro se les hace un seguimiento de cómo están llevando el confinamiento, para que en el caso de detectar que necesitan ayuda, desde el centro preparan una serie de actividades que les envían para ser realizadas desde casa.

“En función de las características de cada familia preparamos unas actividades u otras. Algunas te dicen de hablar por Skype, pero otros igual no pueden por falta de tiempo o porque no están acostumbrados a las nuevas tecnologías”, subraya Ortiz.

En este sentido señalan que estas sesiones no se enfocan exclusivamente en tratamientos de rehabilitación, sino también en actividades de ocio, como puede ser la realización de juegos como el Tabú o el Bingo. “Ayer hicimos un bingo musical con dos familias”, cuenta Hernando. Una actividad que permite también a los más pequeños interactuar con otros niños aun estando encerrados en sus hogares.

“De momento estamos haciendo tratamientos individuales por videoconferencia, pero vamos a empezar a hacerlos de manera grupal, en grupos reducidos, para fomentar la participación social y que estén con otros niños, para que jueguen, se vean y mantengan relación”, añade la terapeuta y encargada del centro.

Asimismo los dos terapeutas afirman que por el momento los usuarios están afrontando bien la situación, aunque sí que pueden notar que están “nerviosos”. “No sé hasta qué punto están comprendiendo lo que está pasando, porque de repente estamos en casa, llega el fin de semana y seguimos aquí, y el lunes vuelven a hacer tarea con los padres, cuando no es ese el rol al que están acostumbrados”, explica Hernando.

 

Teleayuda para los padres

En este sentido indican que para las familias está resultando muy difícil mantener el teletrabajo con las distintas actividades de los pequeños. Un ejemplo de ello es Cristina, la madre de una de las niñas que acude a ‘Orhu’ quien afirma que están muy contentos con esta nueva modalidad por parte del centro, porque les permite hacer un seguimiento de la pequeña desde casa y seguir trabajando las actividades diarias, especialmente en estos días que asegura que están siendo “difíciles para todos”.

“Nos envían por email un PDF con las actividades que tenemos que realizar y nos conectados dos días a la semana con ellos. Desde Skype nos ven hacer la terapia, nos corrigen algún ejercicio que sea más difícil, y está muy bien porque haciéndolo de esta manera los niños se motivan más”.

Asimismo subraya que la realización de estas actividades es buena también para la familia, porque les permite “distraerse y estar entretenidos”, y sobre todo “estar más involucrados” con ellos.

Lo + visto

Pin It on Pinterest