Connect with us

Castilla y León generará casi 220.000 oportunidades de empleo para estudiantes de FP hasta 2035

Los servicios ofrecerán cerca de 12.500 plazas cada año, y la industria, 3.300, mientras la construcción sacará unas 850, y la agricultura, 130

Publicado

el

Los alumnos que cursen FP en Castilla y León tendrán un promedio de oportunidades de empleo entre 2023 y 2035, de 16.767 puestos anuales, lo que supone una oferta total hasta ese año de 217.971 puestos de trabajo. La mayor parte de esos empleos se concentrarán en el sector servicios, 12.481 de media cada años (162.253 en el periodo de 13 años), seguidos por la industria, 3.313 (43.069 en total); la construcción, 843 (10.959); y la agricultura, 130 (1.690).

Son datos que emanan del informe anual de la FP de CaixaBank Dualiza, elaborado con Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad, presentado este jueves en Barcelona, donde se afirma que la economía española generará más de 14 millones de oportunidades de empleo desde 2023 a 2035, cifra que se obtiene tomando como base las estimaciones actualizadas del Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional reevaluadas para corregir los efectos de la pandemia. De esos 14 millones, 3,8 millones de oportunidades de empleo hasta 2035 pueden vincularse directamente a la FP, lo que supone el 27,1 por ciento del total.

El estudio recogido por Ical, concreta que el número de alumnos matriculados en Castilla y león en FP en el curso 2021-2022, ascendió a 42.834, frente a los 40.313 de 2017-2018. Las mujeres que se matricularon en estos estudios fueron 18.015, y los extranjeros, 3.498.

La mayor parte de los matriculados en FP optó por un grado superior, 20.955, frente a los 17.631 que escogieron uno medio, y los 4.248 a la básica. En el caso de las mujeres, 9.023 fueron a un grado superior, 7.686 a uno medio, y1.306 a la básica. Por lo que se refiere a los extranjeros, 1.467 estudiaron un grado superior, 1.305 uno medio, y 726 la básica.

Los grados con mayor porcentaje de matriculados, por familia profesional, fueron sanidad, 14,5 por ciento; administración y gestión, 13,1 por ciento; informática y comunicaciones, 11,6 por ciento; electricidad y electrónica, 9,3 por ciento; transporte y mantenimiento de vehículos, 8,6 por ciento; servicios socioculturales y a la comunidad, 7,1 por ciento; y comercio y marketing, 5,8 por ciento.

El 46,3 por ciento de los alumnos titula en dos años en grado superior; porcentaje que se sitúa en el 37,4 por ciento para el medio; y en el 34 por ciento para la básica. El estudio concreta además, que sólo el 1,7 por ciento de los estudiantes de FP estuvieron matriculados en FP Dual en el curso 2021-2022 en grado superior; un 0,9 en medio, y un 0,4 por ciento en la básica.

La base media de cotización a la Seguridad Social de los titulados de FP (cohorte 2017-2018), que trabajan al año de titularse se sitúa en los 18.058 euros para el grado superior; 17.210 para el medio; y 16.576 para el básico. El gasto anual promedio en FP por trabajador en Castilla y León, se situó en los 51,4 euros, por debajo d ellos 68,3 euros de la media nacional.

El análisis de la situación en la Comunidad también constata que la tasa de ocupación de los titulados de FP de 20 a 34 años, en 2022, fue 13,6 puntos superior a la de los jóvenes del mismo rango de edad con formación inferior. Esa diferencia alcanza 16,7 puntos en el caso de las mujeres, y 11,8 en el de los hombres.

El abandono educativo temprano en la Comunidad se situó en 2022, en el 9,9 por ciento, frente al 13,9 por ciento de la media nacional. Las mujeres tuvieron un abandono del 7,8 por ciento y los hombres, del 12 por ciento en la Comunidad. El porcentaje de jóvenes ‘nini’ se situó en la Comunidad en 2022, en el 11,5 por ciento, por debajo del 12,7 por ciento de la media.

El análisis remarca que la ocupación de personas extranjeras en comunidades autónomas como las Islas Baleares (23,5 por ciento), Canarias (18,2 por ciento), Cataluña (16,2 por ciento) o Madrid (15,6 por ciento) superan la media española (12,8 por ciento), mientras que las comunidades principalmente del norte de España y Extremadura (cuatro por ciento) cuentan con un porcentaje menor de población extranjera ocupada. Es el caso de Galicia (5,6 por ciento), País Vasco (6,6 por ciento), Cantabria (7,8 por ciento) y Castilla y León (8,2 por ciento). “Concretamente, estas comunidades autónomas del norte de España coinciden con aquellas en las que la población ocupada está más envejecida”, agrega. En Castilla y León, el 14,5 por ciento de los foráneos cuenta con estudios de FP; por encima de la media para el conjunto nacional del 13,6 por ciento.

 

Jubilación y natalidad

En este sentido, al igual que en análisis pasados la jubilación será el mayor motor de generación de oportunidades de empleo, ya que el 82,2 por ciento del total de oportunidades vendrán condicionadas por personas que se retiran del mercado laboral.

Según el informe, tanto esas oportunidades de remplazo como las oportunidades de nueva creación (expansión) tendrán que adaptarse a los grandes vectores que impactarán en la economía: la digitalización, la sostenibilidad y la demografía. Respecto a este último punto, el índice de envejecimiento muestra que en 2033 por cada 100 personas menores de 16 años habrá 190 personas mayores de 65.

Asimismo, las proyecciones de natalidad experimentarán un ligero repunte la próxima década, pero sin alcanzar los valores mínimos necesarios para garantizar la sostenibilidad poblacional. De modo paralelo, el peso de la población extranjera seguirá aumentando hasta casi el 24 por ciento en 2033.

El reto, por tanto, se situará en facilitar la participación activa de las personas extranjeras en la vida económica y social del país, debido a que este es uno de los colectivos que sufre mayor riesgo de exclusión social al contar con menor nivel educativo y mayor tasa de abandono escolar, lo que a su vez provoca que se vean más abocados al desempleo.

El estudio también sitúa a la Formación Profesional como herramienta indispensable para esa integración. Actualmente ya es la enseñanza postobligatoria que cuenta con mayor peso de alumnado extranjero (8,3 por ciento) frente al 6,7 por ciento del Bachillerato y el seis por ciento de la Universidad. Al menos un tercio de todos los estudiantes extranjeros de FP optan por familias profesionales STEM, de ciencia y tecnología, aquellas que más personal demandan y donde más opciones de empleo y desarrollo profesional pueden encontrarse.

Por último, a nivel nacional, de los 20 sectores catalogados por la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE), todos contarán con más proporción de técnicos de FP que los que tienen actualmente a excepción del sector de la construcción- del 24,6 por ciento que ocupan a día de hoy los técnicos de FP pasarán al 23,1 por ciento-, Energía eléctrica, gas y vapor- del 26,6 al 20,3 por ciento- y de industrias extractivas- del 17,1 al 15,6 por ciento-.

En el lado opuesto se situarán sectores como industria manufacturera donde la presencia de técnicos de FP crecerá hasta representar el 40,8 por ciento de todos los profesionales que se desempeñarán en ese sector, una cifra similar que también alcanzarán en actividades sanitarias y en otros servicios.

Lo + visto

Hoy cyl