Conecta con nosotros

Castilla y León tendría que recibir casi cuatro veces más dosis de las que llegan cada semana para alcanzar el 70% de vacunados COVID-19 en verano

En estos momentos, la Comunidad recibe 45.0000 sueros cada siete días de media, frente a las 147.000 que serían precisos

Publicado

el

Castilla y León tendría que recibir una media de 174.000 dosis semanales de vacuna, frente a las 45.000 actuales, es decir, cuatro veces más, para lograr el objetivo de contar con el 70 por ciento de la población vacunada a finales de junio, según explicó hoy la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien confía en un incremento “importante” en las próximas semanas para poder acelerar la campaña y lograr este reto. “Mientras sea así, tendremos que ir vacunando a los grupos fijados por la estrategia nacional”, explicó en su comparecencia habitual de los martes para analizar la situación epidemiológica por el COVID-19 en la Comunidad.

A día de hoy, la Comunidad ha administrado ya 190.448 dosis y hay 80.130 personas con ciclo completo, es decir, las dos dosis, lo que ha permitido llegar a las residencias y profesionales de primera línea, para continuar estas semanas con los profesionales sanitarios y sociosanitarios de los grupos 3 A y 3 B. Es decir, en el caso de grupo 3 A, personal de ámbito hospitalario, de atención primaria, no considerado de primera línea, en función del riesgo de exposición de la actividad laboral y la posibilidad de adoptar las medidas de protección adecuadas; y personal de odontología, higiene dental y otro personal sanitario que atiende de forma habitual a pacientes sin mascarilla y durante un tiempo superior a 15 minutos.

Mientras, el 3B está formado por personal de los servicios de salud pública implicado en la gestión y respuesta a la pandemia que no se haya vacunado en el grupo 2; personal sanitario y sociosanitario no vacunado con anterioridad, incluyendo servicios de inspección sanitaria , medicina legal y forense, consultas médicas privadas, servicios de ayuda a domicilio, centros de menores y centros de día o equivalentes así como estudiantes sanitarios y sociosanitarios que realicen prácticas clínicas. También al personal sanitario de los siguientes colectivos: fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, personal de oficinas de farmacia, protésicos dentales, logopedas y personal de psicología clínica, y trabajadores de instituciones penitenciarias.

 

El ritmo avanza

La consejera, que reconoció que la ralentización ahora de entrega de vacunas por parte de Moderna -esta semana no suministrará ninguna dosis, como en su día ocurrió con la de Pfizer-BioNTech- complica la campaña cuyo ritmo, dice, no ha caído, pese a que obliga a planificar a medida que llegan las dosis.

De ahí, precisó, las diferencias de coberturas por provincias, atendiendo a sus peculiaridades, puesto que “ninguna es igual a otra” y que también se esté realizando una vacunación en paralelo, por ejemplo, para acelerar grupos como el 3B, sin desatender a los mayores. El ritmo no a va ser igual en todas las provincias, “lo que tiene que ser es igual en función de las escalas fijadas por la estrategia nacional”, sentenció.

 

Vacunación masiva

A la espera de que lleguen vacunas para todos los grupos y la vacunación sea masiva, en principio a partir de abril, la consejera explicó que se trabaja ya en la planificación de puntos de vacunación masivos. Para ello, la Consejería de Presidencia ha remitido una carta a todos los alcaldes para que hagan sus propuestas de espacios disponibles que, entre otras características, deben tener entre 2.500 y 3.000 metros cuadrados; ser espacios cubiertos, con buena ventilación, también con climatización; facilitad de acceso; con posibilidades para fijar circuitos de entrada y salida; sin obstáculos; donde se puedan instalara lugares de espera y de registro, así como que dispongan de un lugar para atender, con profesional sanitario, posibles cuadros o situaciones inesperadas tras la vacuna.

Lo + visto

Pin It on Pinterest