Connect with us

Declarado BIC, con categoría de Zona Arqueológica, el Castro y Cisternas Romanas del Teso de la Mora (Zamora)

El expediente fue abierto en el año 1983

Publicado

el

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó hoy la declaración del Castro y Cisternas Romanas del Teso de la Mora, en los términos municipales de Molacillos, Torres del Carrizal y Benegiles, en Zamora, como Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica. Con esta declaración, que afecta a una superficie de 118 hectárea, se resuelve el expediente incoado en el año 1983.

La zona arqueológica del Teso de la Mora se encuentra situada al norte de la localidad de Molacillos, en su mayor parte en su término municipal, si bien una pequeña parte del mismo se encuentra en los términos municipales de Benegiles y Torres del Carrizal..

El lugar fue frecuentado desde la época calcolítica a la Edad del Bronce, entre los años 2000 y 800 a. C., constituyéndose en un poblado de ocupación permanente durante la Primera Edad del Hierro, datada del siglo VIII y V a. C., y albergando, a partir de la centuria siguiente, una ocupación vaccea.

Según se destaca desde la Consjería de Cultura, a la época romana altoimperial corresponderían las estructuras hidráulicas romanas identificadas en el Teso de la Mora, que se ha llegado a identificar con el Vico Aquario, un nombre latino que hace referencia a un núcleo rural pequeño y con poca población, que nada tendría que ver con el del poblado anterior ya abandonado y que hace referencia al agua.

Estas cisternas son dos depósitos de agua soterrados, de planta rectangular de 10,6 metros de largo por 3,70 y una altura de 5,76 metros, cubiertos con bóveda de cañón.

Las cisternas del Teso de la Mora de Molacillos son las únicas halladas, hasta ahora, fuera de contextos urbanos romanos, de ahí su importancia. Aunque su uso fue efímero, está relacionado con la presencia y movimientos del ejército romano en la zona, ya que una obra de esa envergadura en el noroeste de Hispania y en esos momentos solo podía responder al control militar de la zona. Las razones para hacerlo precisamente en este punto pueden deberse a que el río Salado, que transcurre a sus pies y nace en la Laguna de las Salinas, no es apto para el consumo precisamente por su salubridad, generando una alternativa necesaria.

Lo + visto

Hoy cyl