Conecta con nosotros

Denunciado el dueño de un bar de Rioseco de Soria por saltarse dos las normas del COVID de manera reiterada

El domingo fueron pilladas seis personas celebrando una fiesta en la terraza a las 21 horas y ayer, cuatro a la misma hora en el interior

Publicado

el

La Guardia Civil denunció al dueño del mismo bar de Rioseco de Soria por celebrar el domingo a las 21 horas una fiesta con seis personas en la terraza a las 21 horas y ayer por la presencia de otras cuatro personas a la misma hora en el interior del establecimiento.

Según informaron fuentes del Instituto Armado, agentes de la Guardia Civil de Soria pusieron 26 propuestas de sanción para las personas que el domingo y ayer lunes cometieron en un bar de Rioseco de Soria diversas infracciones contra las medidas frente al COVID-19. El dueño del establecimiento fue denunciado, además, por desobediencia y alteración del orden público.

Los hechos se produjeron a las 20.55 horas del pasado domingo cuando una patrulla de la Guardia Civil observó en una terraza de un bar de la localidad de Rioseco de Soria a seis personas bailando y con la música muy alta. Además, ninguno de ellos portaba la preceptiva mascarilla.

Fueron requeridos para que se identificasen por incumplir las normas en cuanto al horario y al número de personas reunidas que marca la autoridad sanitaria para reducir los contagios por coronavirus. Cuatro de estas seis personas se identificaron pero otras dos se negaron a hacerlo. Una de ellas acabó dando una filiación pero posteriormente se comprobó que no coincidía con la real.

Por otra parte, el titular del establecimiento se mostró en todo momento reacio a identificarse e incluso llegó a empujar a los componentes de la patrulla de la Guardia Civil.

Por esta actuación, se formularon 22 propuesta de sanción en total. De estas, seis fueron por reunión de más de cuatro personas, seis por no llevar mascarilla, seis por saltarse el toque de queda, tres por desobediencia y una por alteración del orden público.

Con todo, la Guardia Civil tuvo que volver a actuar ayer lunes, cuando la patrulla de servicio observó en el interior del mismo establecimiento a dos clientes, además del dueño y su esposa. Eran cerca de las 21 horas. En esta ocasión se formularon cuatro propuestas de sanción: dos a los clientes por saltarse el toque de queda, una por mantener el interior del establecimiento abierto al público y la cuarta, al dueño, porque se negó de nuevo a identificarse.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest