Connect with us

Un vecino de Ávila denunció la estafa

Desarticulada una banda criminal que conseguía préstamos fraudulentos para la compra-venta de coches de alta gama

La operación se inició cuando un ciudadano abulense denunció en abril que le estaban llegando diversos cargos a su cuenta bancaria

Publicado

el

La Guardia Civil detuvo a siete personas como presuntas autoras de delitos de estafa, usurpación del estado civil, falsificación documental y de organización criminal. Los presuntos autores usurpaban las identidades de las víctimas mediante la sustracción de documentos nacionales de Identidad, conseguían de forma fraudulenta sus certificados digitales para descargarse las declaraciones de la Renta y vida laboral, y con esa documentación solicitaban préstamos bancarios online. Con ese dinero compraban vehículos de alta gama en España, los vendían a una empresa francesa y ésta a ciudadanos del país galos.

La organización criminal estaba compuesta por cinco hombres y dos mujeres de origen guineano, rumano, español y francés, y su desarticulación permitió la intervención de siete vehículos de alta gama valorados en unos 250.000 euros y que las diferentes entidades bancarias dejaran sin efecto unos 15 préstamos personales fraudulentos de más de 300.000 euros, dejando libre de pagos a todas las víctimas.

Un ciudadano abulense denunció en abril que le estaban llegando diversos cargos a su cuenta bancaria, entre ellos, un préstamo personal de unos 20.000 euros, cuando no lo había solicitado, lo que llevó a los agentes a iniciar la Operación MBarsax.

La investigación permitió comprobar que se había producido una usurpación de la identidad de la víctima, sustrayéndole su DNI y descargado su certificado digital y con ello la declaración de la renta junto con su vida laboral. Con esa documentación y “sin poder afianzar la identidad”, autores desconocidos consiguieron préstamos personales online para la compra de vehículos de alta gama y venderlos a una empresa francesa, y ésta a su vez a ciudadanos franceses.

La investigación permitió descubrir el paradero de uno de los presuntos autores, cuyo origen es guineano pero con residencia en Navalcarnero (Madrid). La Guardia Civil de Ávila, con el apoyo operativo de la Policía Local de esa localidad madrileña, consiguió ubicar a este individuo. Asimismo, con controles “discretos”, se descubrió a dos posibles autores más relacionados con los hechos investigados.

Tras realizar el seguimiento de las actividades de esos tres individuos, la Guardia Civil detuvo en plena acción delictiva en la localidad de Salamanca, cuando se encontraban solicitando créditos fraudulentos en diferentes centros comerciales con identidades falsas, interviniéndoles diverso material electrónico e informático junto con documentos nacionales de Identidad de terceras personas que utilizaban para llevar a cabo las actividades delictivas.

Continuando con las gestiones e investigaciones, los Mossos d’Esquadra de Barcelona, a requerimiento de los investigadores procedieron a la detención de una mujer de nacionalidad española que pusieron a disposición de la Guardia Civil de Ávila. Se trataba de la misma persona que se personaba en los diferentes concesionarios haciéndose pasar por las victimas, para la gestión de compra y retirada del vehículo, que posteriormente entregaba a la organización.

Además, se logró intervenir en diferentes localidades de Francia, con la colaboración de la Policía Nacional Francesa un total de siete vehículos de alta gama, y fueron detenidas tres personas más. Uno de ellos era el gerente de la empresa de vehículos de compra-venta. Quedaron a disposición de las autoridades judiciales francesas y españolas.

Esta operación policial estuvo liderada por el Equipo de Delincuencia Informática y Tecnológica (EDITE) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ávila, la (UTPJ) Unidad Técnica de Policía Judicial, Policía Local de Navalcarnero (Madrid), Mossos D’ Esquadra de Barcelona y Policía Nacional Francesa.

Lo + visto