Connect with us

El AVE de Zamora a Galicia ultima la formación de los maquinistas antes de la autorización para la puesta en servicio

Es el paso previo para el permiso de la Agencia Española de Seguridad Ferroviaria y se extenderá durante este mes

Publicado

el

 

La puesta en servicio del tramo Zamora-Pedralba de la Pradería, cerca del límite con Galicia, entra en su recta final este mes con las últimas fases de la formación de los maquinistas que llevarán los trenes a altas velocidades por este nuevo tramo de 110 kilómetros. Una vez finalizada, solo faltará la autorización de la Agencia Española de Seguridad Ferroviaria (AESF).

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) Alta Velocidad afronta ya los últimos pasos para estrenar un nuevo tramo del AVE en Castilla y León, con la apertura en pocas semanas al tráfico del vial entre Zamora y la localidad de Pedralba de la Pradería, tras la apertura a finales de 2015 del corredor entre Olmedo (Valladolid) y la capital zamorana.

Cinco años después, el AVE está casi listo para avanzar hacia Galicia a falta de que se remate el tramo entre Pedralba (Zamora) y Orense, que se encuentran ya en una fase “muy avanzada” de construcción de la superestructura y con las pruebas ya iniciadas, puesto que Adif trabaja con el horizonte de poner en servicio estos últimos 116 kilómetros pendientes a mediados de 2021.

Este verano, el calendario fijado por Adif se está cumpliendo a pesar de la situación que vive el país por la llegada de la nueva normalidad derivada de la pandemia del COVID-19. Actualmente, se está llevando a cabo la fase de formación de los maquinistas, una tarea que se extenderá durante todo el mes de agosto. Una vez finalizada, solo faltaría la autorización por parte de la Agencia Española de Seguridad Ferroviaria (AESF), por lo que Renfe podría iniciar ya la explotación del tramo.

La entrada en servicio del AVE entre la capital zamorana y Sanabria permitirá reducir en unos 50 minutos el tiempo de viaje entre Madrid y la futura estación de Otero de Sanabria, así como entre la estación de Chamartín y las capitales gallegas, ya conectadas por el AVE desde Orense. Además, los tiempos de viaje podría mejorar con la validación del sistema ERTMS N2 entre Olmedo y la estación zamorana.

Este tramo de alta velocidad ferroviaria, inscrito en la línea del AVE Madrid-Galicia, parte de la estación de Zamora y tiene una longitud total de 110,75 kilómetros, con doble vía en ancho estándar (1.435 milímetros) en todo su recorrido. Está diseñado para velocidades máximas de hasta 350 kilómetros por hora, con electrificación 2×25 kV 50 Hz en corriente alterna, sistemas de control de tráfico ERTMS N2 y Asfa, y sistema de comunicaciones móviles GSM-R.

El trazado incluye, como elementos principales, 14 viaductos, nueve túneles, el PAET (Puesto de Adelantamiento y Estacionamiento de Trenes) de Tábara, la nueva estación de Sanabria (ubicada en la localidad de Otero de Sanabria, término municipal de Palacios de Sanabria) y un cambiador de ancho en Pedralba de la Pradería.

Entre los puntos singulares del trazado destacan los viaductos de Puebla Este (756 metros) sobre el río Tera (645 metros), así como los túneles de Puebla (1.563 metros) y Otero (1.144,46 metros), objeto de este simulacro.

La construcción de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo de Galicia 2007-2013, el Fondo de Cohesión-FEDER 2007-2013 y del Programa Plurirregional de España 2014-2020.

 

Lo + visto