Connect with us

El AVE estrena el 21 de diciembre el último tramo entre Zamora y Galicia

La llegada de los trenes Avril de Talgo reducirán en 20 minutos la duración del trayecto entre Galicia, Castilla y León y Madrid

Publicado

el

El 21 de diciembre es el día elegido para la entrada en servicio del nuevo tramo de alta velocidad entre Pedralba de la Pradería (Zamora) y Orense, tras la inauguración oficial prevista para una jornada antes, lo que supondrá un aumento de las conexiones y una rebaja del tiempo de viaje en las comunicaciones ferroviarias entre Madrid, Castilla y León y Galicia, que oscila entre los 54 minutos y una hora y 28 minutos. No obstante, se recortará aún más con la llegada, todavía sin fecha, de los trenes de la serie 106 de Talgo, conocidos como ‘Avril’, que lograrán una reducción adicional de 20 minutos.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, confirmó hoy en Orense que mañana se ponen a la venta los billetes con la nueva oferta prevista de Renfe para la línea Madrid-Galicia, cuya construcción y apertura al tráfico comercial finaliza el 21 de diciembre. En una segunda fase, se contempla el inicio de la circulación de los ‘Avril’, los trenes “más modernos” de la compañía, que pueden alcanzar velocidades comerciales máximas de 330 kilómetros, y de ancho variable, por lo que llegarán a todas las capitales gallegas.

Raquel Sánchez subrayó la complejidad técnica de la línea entre Pedralba y Orense, porque indicó que incluye en sus más de 119 kilómetros una treintena de túneles y viaductos, por lo que señaló que los viajeros podrán también disfrutar de los “singulares” paisajes gallegos. Se trata de último tramo pendiente entre Castilla y León y Galicia, porque en octubre de 2020 se abrió al tráfico el tramo entre Zamora y Pedralba, lo que supuso un ahorro de 50 minutos en los tiempos de viaje. Todo ello, añadió, se une a la entrada en servicio del ramal Olmedo (Valladolid)-Zamora, así como el nuevo túnel de Guadarrama, de la línea Madrid-Segovia-Valladolid hace 13 años.

“Estamos ante un momento histórico”, afirmó la ministra, que protagonizó este lunes el viaje en un tren de pruebas por el nuevo tramo de alta velocidad Pedralba de la Pradería-Orense, perteneciente a la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Galicia. En su visita, estuvo acompañada por los presidentes de Castilla y León y Galicia, Alfonso Fernández Mañueco y Alberto Núñez-Feijóo; la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera; por la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez; y por el presidente de Renfe, Isaías Táboas, entre otras autoridades.

“Me siento muy afortunada de estar hoy aquí”, afirmó Raquel Sánchez, al coincidir con los presidentes de Castilla y León y Galicia en que la próxima gran línea en culminarse será la de Madrid-Galicia. En conjunto, ha supuesto una inversión superior a los 9.040 millones de euros.

El tramo Pedralba de la Pradería-Ourense, de 119,3 kilómetros de longitud, se puede dividir en dos segmentos diferenciados: los 103,9 kilómetros de nueva construcción entre Pedralba y Taboadela (Orense), incluyendo el ramal de conexión con la red convencional, y la adaptación del trazado existente entre Taboadela y la estación de Orense (15,4 kilómetros).

Alrededor de un 80 por ciento del tramo Pedralba-Taboadela se ha construido en dos plataformas paralelas independientes debido a la accidentada orografía, que hace que en su trazado predominen túneles y viaductos de grandes dimensiones. Estas actuaciones contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el número nueve, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.

 

Nuevos servicios

La ministra de Transportes detalló en su intervención en la estación de Orense los nuevos servicios ferroviarios, que reducirán los tiempos de viaje entre 54 minutos y una hora y 28 minutos, en el tronco de la línea entre Orense y Madrid. En su opinión, Orense se convertirá en el “centro clave” de la distribución de la alta velocidad gallega, puesto que estará enlazada con Madrid en dos horas y 15 minutos. Desde este punto también se mejoran los tiempos con el resto de poblaciones, ya que en el caso de Vigo y Pontevedra se recortan en 54 minutos, con Santiago de Compostela una hora y cuatro minutos; con La Coruña, una hora y tres minutos, y con Lugo, 57 minutos.

Además, la nueva oferta de conexiones irá acompañada de un aumento del número de servicios, que a su juicio de la ministra permitirá a todos los gallegos tener un mayor conectividad con el centro peninsular. Los servicios diarios por sentido entre Orense, Santiago y Coruña pasan de seis a diez; Vigo duplicará su oferta y pasarán de cuatro a ocho; los de Pontevedra, aumentan de cinco a siete, y Lugo, gana uno nuevo por sentido, pasando de tres a cuatro.

 

Otras inversiones

Por otra parte, la ministra se refirió a las inversiones previstas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, que recordó incorporan partidas para la línea convencional entre Monforte de Lemos y León, de forma que recalcó es la “primera vez” que se interviene en este tramo. Remarcó que se podrá optar a la línea comunitaria de financiación gracias a la inclusión en el reglamento europeo de Conectar Europa del eje Coruña-Vigo-Orense-León, entre otros.

De esta forma, Raquel Sánchez señaló que se procederá también a la renovación de la línea ferroviaria entre Orense, Lugo y Ferrol, así como en la conexión con León. De esta forma, garantizó el impulso al Corredor Atlántico, que junto al Mediterráneo, ayudarán a mejorar las comunicaciones del país. Por último, concluyó que Galicia se enfrenta a una “revolución ferroviaria” ya que está a la “puerta de un hito histórico” en su aproximación al centro peninsular. “Este gobierno cumple y cumple con Galicia. La espera roza su fin”, sentenció.

Lo + visto