Connect with us

El chef mirandés de Erre de Roca asegura que la Estrella Michelin le ayudará a “seguir avanzando y mejorando cada día”

El chef logró en tres ocasiones el título de mejor cocinero de Castilla y León y Erre de Roca es su proyecto “más personal” que puso en marcha en julio de 2022

Publicado

el

El mirandés Alberto Molinero y chef del restaurante Erre de Roca, situado en Miranda de Ebro (Burgos) se alzó ayer con su primera Estrella Michelin, uno de los reconocimiento más importantes e la crítica. Un reconocimiento que el propio Molinero asegura que “viene a cumplir un sueño que muchos cocineros han tenido alguna vez”, pero que sin embargo “ahora no buscaba ni trabajaba en ello”. “A nivel gastronómico es el premio más grande al que aspira un chef, así que con este reconocimiento seguiremos avanzando y mejorando cada día, con más ilusión si cabe”, afirmó Molinero en un comunicado recogido.

En julio de 2022, Molinero puso en marcha su proyecto más personal, Erre de Roca, un restaurante que 16 meses después de su apertura logra su primera Estrella Michelin. En su palmarés, el chef cuenta también con el título de mejor cocinero de Castilla y León hasta en tres ocasiones, fue nominado a cocinero revelación en Madrid Fusión y tiene un amplio bagaje al frente tanto de fogones ajenos como de los proyectos que él mismo ha montado, como los de su grupo La Roca, que aglutina otros siete locales en total entre Miranda de Ebro, Madrid, Condado de Treviño (Burgos) y una próxima sucursal que está a punto de ver la luz en Vitoria.

En Miranda de Ebro cuenta con La Roca Miranda, considerado como “uno de los mejores gastrobares de España”, Mercado by La Roca, Viva by La Roca y su Obrador y catering La Roca. En Madrid se sitúa La Roca Pozuelo y La Roca Boadilla; en el Condado de Treviño está Oula Eventos, y la nueva apertura de miranda tendrá el mismo nombre que su primera gastrobar.

Los inspectores de la Guía Michelin aseguran de Erre de Roca que es de esos lugares “donde se disfruta a espuertas y… ¡a los que no se les puede poner un pero!”. Añaden que el chef Alberto Molinero “busca realizar una cocina no exenta de sensaciones donde la técnica se pone al servicio del sabor sin dejar de lado el apartado estético, mimando los detalles, pues ofrece platos de gusto actual sumamente cuidados” y además lo hace con pocos pero escogidos productos buscando armonías inesperadas que constatan que ‘menos es más’. Muestra de ello es uno de los platos que “fascinó” a la guía, el Cochinillo segoviano, “pues lo sirven de manera muy fina añadiendo unos mini lomitos de anguila de Miranda de Ebro que, sorprendentemente, combinan a la perfección”.

Molinero asegura también que este reconocimiento se lo debe al “equipazo que tiene en toda La Roca”, desde los restaurantes hasta el obrador. “La gente que tengo al frente de cada negocio es la que me permite dedicar tiempo y estar cada día en Erre de Roca. Gracias a ellos, todo lo demás funciona. Sin ellos, no lo hubiera conseguido”, añade.

Tal y como señalan desde Erre de Roca, en su carta destacan platos como la Bomba de rabo al vino tinto y patata, Mollejas de lechazo con sepietas y coliflor, una Trucha arcoíris y leche de almendras, Zanahoria, cigala y curry, Ravioli de pularda con trufa de otoño y rebozuelos o postres como La oveja es la leche, Manzana verde, miel, piña e hinojo o sus Higos, chocolate y ron, según la temporada. Una cava de vinos con presencia de los mejores riojas y la apuesta por nuevos y pujantes viticultores nacionales conforman una oferta irresistible. “Una cocina de sublime refinamiento, de materia prima referencial y con muy buena relación calidad-precio”, afirman desde el restaurante.

Erre de Roca abre en horario de comidas de 13.30 a 15.45 horas, los miércoles, jueves y domingos; viernes y sábados lo hacen desde las 13 hasta las 15.45 horas a mediodía, y por las noches de 21 a 23 horas. Cierra lunes y martes todo el día. Se puede comer desde 62 euros. El Menú ERRE de Roca tiene diez pases y el Menú de Temporada, se estructura en 15 platos, incluyendo dos postres y petit fours. A ambos se les puede añadir maridaje y se sirven a mesa completa. Tiene capacidad para 25 personas, unas cuatro más en la barra.

Lo + visto

Hoy cyl