Connect with us

El Gordo’ se deja caer por Salamanca con tres décimos entre la capital, Guijuelo y Peñaranda de Bracamonte

La administración Bellido, en la calle Filiberto Villalobos, El Jamón de Oro, en Guijuelo, y El Ángel de la Suerte, en Peñaranda de Bracamonte, distribuyeron un boleto cada una del 8808, agraciado con el primer premio

Publicado

el

‘El Gordo’ del Sorteo Extraordinario de Navidad se dejó caer este viernes por Salamanca con tres décimos agraciados, que fueron vendidos en la capital, en Guijuelo y en Peñaranda de Bracamonte. De esta manera, el 8808 dejó un total de 1,2 millones de euros en la provincia charra, a razón de 400.000 euros por boleto.

La alegría, de hecho, desbordó en la administración Bellido, ubicada en la avenida Filiberto Villalobos, donde su propietario, Fernando Bellido, dio un premio de Navidad por primera vez desde que se instaló en 1982. “Ya son unos cuantos años, ya era hora de que tocara”, comentó en declaraciones recogidas por Ical a la puerta de la administración.

 

 

No tiene duda en reconocer que puede ser el día “más grande” en la historia de su modesta oficina de lotería, que dispensa además otra serie de productos que no guardan relación con el azar. Algunos premios en el Sorteo del Niño, y otros menores, pero en Navidad, nunca. Desconoce, eso sí, la identidad del premiado ni cree que lo vaya a saber.

La mañana, por cierto, transcurrió “muy tranquila” en la administración hasta que cerca de las 13.15 estalló el primer premio. “El Gordo no salía, no salía y, luego, al ver que había sido un número un poco, así, raro, pues siempre tenemos más esperanza, porque esos números los quiere poca gente. Cuanto más tiempo pasaba, más esperanzas había”, explicó a loe medios, reconociendo, por último, sentir “mucha felicidad y mucha alegría”. “Está uno en una nube”, concluyó.

 

 

Otro décimo de ‘El Gordo’ fue vendido en la administración El Jamón de Oro de Guijuelo, que este viernes ya dio parte de un quinto premio. Su propietario, Manuel Torres, vivió el día con “mucha felicidad y mucha ilusión”. “Yo siempre que vendo un décimo digo que es el presunto gordo. Ha sido una mañana muy especial, de mucha alegría, que tardaremos mucho en olvidar”, añadió.

Además, el 8808 también hizo a la fortuna regresar a un lugar donde ya había estado en el día de hoy. Fue el caso de la administración de Peñaranda de Bracamonte el Ángel de la Suerte, que vendió un décimo de El Gordo, después de haber repartido 3,8 millones de euros gracias a un cuarto premio.

Lo + visto

Hoy cyl