Kamagra jelly, being in a semi-solid jelly form, tends to get quickly absorbed in our body Buy Kamagra Australia, unlike tablets that have a slow rate of absorption. It takes around 20 minutes for the Jelly to start working after consumption as compared to tablets that take anywhere from 30 to 60 minutes.
El ‘vulgo’ de las Úrsulas – HOY Castilla y León :: Noticias de Castilla y León
Connect with us

El ‘vulgo’ de las Úrsulas

El Convento salmantino de la Anunciación reabre sus puertas como centro expositivo tras año y medio cerrado, en el marco del proyecto ERA de la Fundación de las Edades del Hombre

Publicado

el

David Arranz / ICAL La fundación `Edades del hombre´se hace cargo del convento de las Ursulas de Salamanca y abre una exposición permanente. En la imagen el retablo y la tumba de Fonseca

 

‘Convento de La Anunciación, vulgo Santa Úrsula’. Así reza la placa que se encuentra en la puerta del convento salmantino con ese nombre, bajo el escudo de Alonso de Fonseca. Ubicado en un entorno estratégico y en pleno casco histórico de Salamanca, se halla el Convento de la Anunciación, más conocido como Las Úrsulas y rodeado de edificios históricos como la ‘Casa de las Muertes’ en que la vivió y murió Miguel de Unamuno; la del regidor Ovalle Prieto; la Capilla de la Veracruz o el Palacio de Monterrey propiedad de la Casa de Alba. Sin duda, este es quizás uno de los conjuntos religiosos más interesantes de la ciudad, proclamado desde 1931 como Monumento Histórico Nacional. En abril de 2018, este templo vio cómo sus puertas se cerraban, tras cinco siglos después de su fundación. En ese momento, sus siete monjas de la Orden de las Franciscanas Clarisas, que ya superaban los 75 años de edad, fueron trasladadas a otros monasterios de la congregación, por lo que quedó cerrado al público.

Hace unas semanas, gracias al Programa Espacios Religiosos Abandonados (ERA) de la Fundación Las Edades del Hombre, con el que se pretende dar una salida a aquellos edificios o conjuntos religiosos de la comunidad que no tengan uso propio, este monumento volvió a abrir sus puertas para mostrar las obras maestras que alberga en su interior y destacar así el valor patrimonial de Salamanca.

 

Un acuerdo

En el mes de febrero, la Fundación de las Edades del Hombre y la Federación del Sagrado Corazón de Jesús de las Hermanas pobres de Santa Clara, las Clarisas, llegaron a un acuerdo para gestionar los espacios deshabitados de la orden en la demarcación de la federación y en la capital del Tormes, este convento se vio beneficiado de tal decisión. En un principio, todos los edificios de la orden acogidos bajo el marco de este acuerdo, deben pasar por una fase de conocimiento, comprensión y valoración, que va desde parámetros religiosos, culturales, sociales a económicos, de modo que se elabora un plan de gestión adecuado.

Así sucedió con el convento de la Anunciación, en el que se llevó a cabo una importante actuación acometida en el coro bajo para dar a conocer esas obras que se encontraban en su interior.

 

 

El convento

Fue fundado a principios del siglo XVI por el arzobispo Alonso de Fonseca. Posee tres puertas en orientación sur de las que dos dan entrada a la iglesia y otra a la casa de Unamuno. El interior de los muros de este convento estuvo habitado desde la segunda mitad del siglo XV hasta hace poco, por Hermanas de la Tercera Orden de San Francisco.

Cuenta con dos claustros, de los que el llamado ‘de las Flores’, que fue reformado por Jerónimo García de Quiñones en el siglo XVIII, conserva algunas piezas del anterior. En el claustro destaca la Sala Capitular con una portada del círculo de la Catedral de Toledo y la Capilla de la Divina Pastora, con una vidriera hispano flamenca que representa la Coronación de la Virgen.

Esta es una iglesia orientada al este de una sola nave, sin capillas en los laterales, con un doble coro, uno alto y otro bajo, situado a los pies del mismo reservado para la comunidad de religiosas, mientras que la nave sería de uso de los fieles. Además, este templo aúna las funciones de iglesia monacal y de capilla funeraria, que acoge los restos del fundador y de sus familiares.

 

Obras expuestas

Precisamente, el sepulcro de Alonso de Fonseca II, patriarca de Alejandría y arzobispo de Salamanca es una de las obras más representativas que se exponen gracias a este proyecto llevado a cabo por la Fundación de las Edades del Hombre. Fue ejecutada en Granada, en mármol de Macael y encomendada a Diego de Siloé, aunque finalmente del retablo se ocupó Juan de Borgoña. Esta obra está considerada como uno de los grupos escultóricos “más bellos y ricos” del Renacimiento. Durante la Guerra de la Independencia fue desmontada y ocultada, pero en 1928 por iniciativa del duque de Alba fue reconstruida de nuevo. Además, en el muro del lado del Evangelio, se halla la tumba del mayordomo del arzobispo, Francisco Rivas.

Otras de esas obras maestras con las que cuentan este espacio se exponen en el coro bajo de la iglesia. Ahí destacan las pinturas de la mano de Juan de Borgoña para el antiguo retablo mayor y de las que aquí se conservan la Anunciación, El Nacimiento, la Adoración de los Reyes, la Circuncisión, la Ultima Cena, el Prendimiento, la Resurrección y la Ascensión. Además, cuentan con obras de otro de los artistas del siglo XVI como fue Luis de Morales. Suyas son las cuatro pinturas insertadas en una rinconera sobre el coro bajo. Las dos de arriba representan al Ecce Homo y a la Piedad, mientras que en las de parte baja destacan San Pablo Apóstol y San Juan Evangelista. En cada una de estas piezas se percibe la delicadeza que Morales imprimía en sus obras y con las que logra despertar la devoción en el espectador.

 

 

Espacio expositivo

El coro bajo del monasterio abierto a la ciudad de nuevo, dedica también un espacio para albergar exposiciones temporales, como la que se ubica en estos momentos bajo el título de ‘La Ciudad de las Torres’, del escultor contemporáneo Miquel Navarro. La producción artística de Navarro forma parte de colecciones de los museos más importantes del mundo y las obras expuestas en esta ocasión, están realizadas en acero corten y constituyen una síntesis de muchos trabajos. Se trata de una obra vivencial personal, de infancia y juegos, de paisajes, corrales y fábricas con sus torres que articulan el horizonte a través de las siluetas de las ciudades, al cielo y a la tierra. Una ciudad que durante un tiempo es acogida bajo las bóvedas góticas del convento.

Además, en esa calle que ensimismó a Unamuno y que tanto contempló desde su balcón, y que ahora vuelve a llamar la atención de ciudadanos y viandantes que descubren en su interior estas maravillas artísticas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo + visto