Kamagra jelly, being in a semi-solid jelly form, tends to get quickly absorbed in our body Buy Kamagra Australia, unlike tablets that have a slow rate of absorption. It takes around 20 minutes for the Jelly to start working after consumption as compared to tablets that take anywhere from 30 to 60 minutes.
El yacimiento del Cerro de los Almadenes de Otero de Herreros (Segovia) da pasos para su musealización – HOY Castilla y León :: Noticias de Castilla y León
Connect with us

El yacimiento del Cerro de los Almadenes de Otero de Herreros (Segovia) da pasos para su musealización

Desde junio es Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica, dando la máxima protección a la zona

Publicado

el

El yacimiento arqueológico del Cerro de los Almadenes en Otero de Herreros (Segovia) cuenta con un presupuesto de 17.424 euros de la Junta de Castilla y León para financiar la redacción de un proyecto técnico para la conservación, restauración y adecuación museográfica de las estructuras del yacimiento, como documentación previa que sirva de hoja de ruta de cara a una musealización de la zona arqueológica.

El delegado territorial de la Junta en Segovia, José Mazarías, visitó hoy el yacimiento, que cierra mañana su decimotercera campaña de excavaciones, acompañado por el alcalde del municipio, Meinardo Sanz, la jefa del Servicio Territorial de Cultura y Turismo, Ruth Llorente, y por los codirectores del proyecto de investigación Pilar San Clemente, Juan Álvarez y Carlos Morat, así como por el presidente de la Asociación El Cerro de la Dama, Fernando de Pablos.

El pasado mes de junio, el Cerro de los Almadenes fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Zona Arqueológica, dando la máxima protección a la zona. El hallazgo más reciente de esta campaña es una cabeza de una escultura que será trasladada al Museo de Segovia como otros materiales de esta zona. La cabeza podría corresponder a una estatua de mujer sedente, que se encontró en 2019. En 2020, se localizó también una cabeza de piedra.

El yacimiento es conocido en la bibliografía arqueológica, desde su identificación por el investigador francés C. Domergue en 1979, como un lugar vinculado al trabajo de la minería y metalurgia del cobre durante los primeros tiempos del Imperio Romano. Desde el año 2009 se suceden las investigaciones por parte de un equipo de la Sociedad Española de Historia de la Arqueología.

El Cerro de los Almadenes es singular por los elementos excepcionales de tipo minero-metalúrgico de distintas épocas que contiene, entre los que destacan los correspondientes a la secuencia cronocultural de épocas Altoimperial romana y Tardoantigua, a la que pertenecen varias zonas de explotación y extracción de mineral, con bocaminas y galerías mineras relacionadas con la explotación del recurso en esas épocas.

Junto a la zona industrial, y en la parte dominante del cerro, se localiza la zona de habitación, administrativa y de control del complejo minero-metalúrgico. En 2019, la Junta de Castilla y León financió en esta zona una prospección geofísica con georradar 3D que consiguió identificar la planta de un gran edificio en el que se ha centrado la actividad arqueológica desde entonces, estudiándose los restos de importantes construcciones con fábricas de piedra y aparentes muros de carácter defensivo fechados en el Alto Imperio, con fechas en torno al cambio de Era.

Campañas de excavaciones con hallazgos de un importante conjunto de materiales arqueológicos de filiación itálica: cerámica, estatuas de tipo ‘oficial’, una pieza ornamental (labrum) sin duda de importación, junto con algunas monedas romanas vinculadas con el mundo militar de la época correspondiente a las guerras cántabras (Augusto-Tiberio).

Los trabajos realizados en las excavaciones de 2021 pusieron al descubierto parcialmente estructuras arquitectónicas en la misma zona donde habían aparecido las esculturas, sugiriendo la posible existencia de un espacio con características de ‘santuario’. La campaña de este año está orientada a proseguir la excavación de estas estructuras, con el fin de buscar nuevos datos para la comprensión del contexto en el que se integra la construcción y estudiar las posibilidades de determinar su funcionalidad y su cronología precisas.

Los descubrimientos ponen de manifiesto la magnitud del asentamiento, desde el punto de vista de la importancia que el enclave minero tenía para Roma en los primeros momentos del Imperio, bajo los mandatos de Octavio y de Tiberio. Se sabe por los estudios realizados que el momento más álgido de la explotación minera en este lugar se produjo entre los siglos I a.C. y I d.C. y se sabe que contaba con cinco baterías de hornos, tanto de fundición como de tostación.

El beneficio de esta mina continuó durante toda la etapa romana y parece que pudo experimentar un nuevo momento de auge en la Tardoantigüedad, periodo al que pertenecen las baterías de hornos de fundición que constituyen un unicum en la Península Ibérica. Con distinta intensidad, la explotación minera continuó en la zona hasta el siglo XX y, aunque se trata de un yacimiento romano, existen pruebas objetivas de su explotación desde la Prehistoria reciente, a partir del Calcolítico.

Lo + visto