Kamagra jelly, being in a semi-solid jelly form, tends to get quickly absorbed in our body Buy Kamagra Australia, unlike tablets that have a slow rate of absorption. It takes around 20 minutes for the Jelly to start working after consumption as compared to tablets that take anywhere from 30 to 60 minutes.
Grímur Hákonarson profundiza en los riesgos de los nacionalismos a través de una parábola basada en una historia real con ‘The County’ – HOY Castilla y León :: Noticias de Castilla y León
Connect with us

64 Seminci

Grímur Hákonarson profundiza en los riesgos de los nacionalismos a través de una parábola basada en una historia real con ‘The County’

El cineasta islandés, ganador de la Espiga de Oro hace cuatro años por ‘Rams’, ambienta su historia en una pequeña comunidad rural controlada por una cooperativa

Publicado

el

Miriam Chacón / ICAL El cineasta islandés Grímur Hákonarson junto a la actriz Arndís Hrönn presentan la película de la Sección Oficial ‘The County’

 

Grímur Hákonarson abrió hoy la jornada de la 64 Semana Internacional de Cine de Valladolid con ‘The County’, una historia rural, como también lo era ‘Rams (el valle de los carneros)’, con la que se hizo hace cuatro ediciones con la Espiga de Oro, el principal galardón del certamen. Como explicó el propio cineasta en Valladolid, tiene estrechas “conexiones” con el mundo rural, ya que sus padres proceden de ese entorno, y mientras su segundo largometraje se centraba en las relaciones de familia que se establecen en ese entorno, en este caso ha decidido centrarse en las relaciones que se registran en la sociedad y dentro de una comunidad también del ámbito rural.

La protagonista de ‘The County’ es Inga (interpretada por Arndís Hrönn Egilsdóttir, también presente en Valladolid hoy), una mujer fuerte, que vive en el norte de Islandia junto a su marido, intentando sacar a flote una granja ahogada por las deudas que contrajeron cuando decidieron mecanizar los sistemas de producción. La relación entre ambos se apaga; los hijos están lejos (en la capital) mientras ellos ni se hablan ni se sonríen, y negros nubarrones económicos se ciernen sobre su futuro.

Al estilo de la protagonista de ‘La mujer de la montaña’, premio doce meses atrás a la mejor actriz en Seminci, Inga se verá obligada a luchar ella sola contra el sistema establecido, y saldrá a la luz la mujer fuerte y decidida que se escondía tras años y años de sometimiento. Su empeño será desmontar el rígido sistema establecido en su comunidad, dominada por una cooperativa regida por un hombre con mano de hierro, que no duda en extorsionar a los cooperativistas con tal de mantener sus beneficios.

La película, según explicó el director, está basada en historias reales que sucedieron en su país natal. “Islandia es un país de granjeros, así fue hasta mediados del pasado siglo, e históricamente cuenta con una fuerte tradición cooperativista. Muchas cooperativas se fundaron en el siglo XIX y durante las siguientes décadas se convirtieron en auténticos gigantes, pero en los años 90 la mayoría quebraron y solo sobrevivieron algunas en el norte del país”, relató.

Según contó, esa parte del país es conocida popularmente como “la Sicilia islandesa”, algo que da buena cuenta de cómo funcionan allí las cosas. El propio cineasta comentó que su intención inicial había sido rodar un documental, peor cuando comenzó el proceso de investigación se vio obligado a descartarlo ya que nadie quería hablar delante de la cámara, por miedo a posibles represalias. Fue así como creó su personaje principal, que se basa en “una mujer real de la zona”.

En su encuentro con los medios, la actriz Arndís Hrönn Egilsdóttir explicó que al proceder de un entorno urbano, tuvo sus dudas sobre si sería capaz de meterse en la piel de la protagonista. “Tuve que encontrar a la granjera que habita dentro de mí, y no fue sencillo, porque aunque en Islandia existe la tradición de enviar a los niños a una granja los veranos, es algo que nunca experimenté y de hecho los animales nunca me han gustado demasiado”, explicó. Por ello, decidió instalarse durante una semana con una de las granjeras más famosas de Islandia, en una zona aislada y remota del país. “Con ella, a través del trabajo físico conecté con el personaje, y pude recorrer los caminos de tristeza y de sufrimiento del personaje, que son los catalizadores que despiertan en ella la valentía y la fuerza hasta convertirla en una revolucionaria”.

Hákonarson, por su parte, explicó que no tiene “nada personal contra las cooperativas” y que el ‘enemigo’ en su película bien podría haber sido una empresa privada u otro tipo de institución a la que llegara la corrupción. “Estas cooperativas fueron fundadas por granjeros pero con el paso de los años muchas han acabado en manos de muy pocas personas que las controlan, supuestamente mejor formadas, cuya realidad está muy lejos de la de los propios granjeros. Es ahí cuando surge el riesgo de la corrupción”, señaló.

Su película, “en realidad no deja de ser un reflejo de lo que está pasando en el mundo a una mayor escala. Lo mismo que sucede en esta pequeña comunidad autocrática es lo que está sucediendo en todo el mundo. El líder de la cooperativa se sirve del miedo para censurar los grandes cambios que está habiendo en Reikiavik, provocado por la llegada de extranjeros. Se sirve de una ideología patriótica o nacionalista para controlar a la gente, y eso es algo que está pasando en lugares muy diferentes de toda Europa en estos momentos”.

Lo + visto