Conecta con nosotros

Illa dispuesto al “diálogo” con las Comunidades pero avisa: “La restricción de derechos fundamentales requiere un marco jurídico de máximas garantías”

El ministro de Sanidad descarta nuevamente el confinamiento domiciliario y defiende que la estrategia de vacunación “funciona” y llegará al 70% de la población en verano

Publicado

el

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, defendió hoy que España va a doblegar la tercera ola de la pandemia “a través de la cogobernanza y de un estado de alarma que ha funcionado y que funciona”. En una comparecencia aseguró que “si hace falta alguna medida adicional”, como la posibilidad de “revisar” la franja horaria de movilidad, la estudiarán “en el seno del plenario de la interterritorial del Sistema Nacional de Salud”, e insistió en que el Ejecutivo no contempla, en la actual situación, ningún confinamiento domiciliario”. “Doblegamos la segunda ola sin él y así lo haremos con la tercera”, señaló.

Illa explicó que en su día el Gobierno solicitó decretar un estado de alarma de seis meses, hasta el 9 de mayo, “para tener un conjunto de medidas comunes en todos los territorios, para dotarnos de un conjunto de indicadores comunes para aplicar las mismas políticas y medidas en casos con situaciones epidemiológicas similares, y para dotarnos de un marco legal común, previsible, que ha funcionado y funciona”.

“Tras varios meses de pandemia, estoy en comunicación y diálogo permanente con las autonomías. El Gobierno de España siempre estará a favor de cualquier medida eficaz para frenar la tercera ola, ahora bien, todas las medidas se tiene que adoptar con la adecuada cobertura legal. Por eso decretamos un estado de alarma hasta el 9 de mayo, y todo lo que afecte a la restricción de derechos fundamentales, uno de los cuales es el derecho a la movilidad, se tiene que hacer siempre siempre con las máximas garantías jurídicas”, subrayó.

El ministro adelantó que ejercerán este “liderazgo compartido con las comunidades autónomas”, a las que van a “seguir escuchando, en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de España. “Si hay que articular nuevas medidas las vamos a valorar y las vamos a tramitar siempre con las máximas garantías jurídicas cuando afectan a la limitación de derechos fundamentales”, advirtió.

Según apuntó, “el decreto de alarma que tenemos vigente permite restricciones de movilidad nocturna entre las 22 y las 7 de la mañana, y corre a cargo de la autoridad delegada competente, que son los presidentes o presidentas de las comunidades autónomas. Si hay que revisar esta franja horaria vamos a hacerlo hablando con todo el mundo. El Gobierno nunca se ha negado a escuchar y valorar estas posibilidades pero vamos a hacer a tomar estas medidas que afectan a limitaciones de derechos fundamentales con las máximas garantías jurídicas”, insistió.

De esa manera se refirió al adelanto del toque de queda a las 20.00 horas en Castilla y León, que entra hoy en vigor, y a la propuesta en esa dirección al Ministerio por otras comunidades, como Andalucía o País Vasco.

 

No al confinamiento estricto

Illa, que defendió que España tiene “el conocimiento, la experiencia y sabemos cómo doblegar esta tercera curva”, que ofrece “una situación muy preocupante” en estos momentos, señaló que “las herramientas vigentes son suficientes para doblegar esta tercera ola”, y recordó que la estrategia nacional se apoya en tres pilares: indicadores comunes, que sirven para valorar la situación epidemiológica de un determinado territorio; actuaciones de respuesta, proporcionales a la situación epidemiológica; y la evaluación de estas medidas, para la cual hay que dejar transcurrir en torno a 14 días para ver el efecto.

 

Estrategia de vacunación

Illa defendió también que la estrategia de vacunación que está siguiendo España como país “funciona”, y señaló que “España es el noveno país del mundo en vacunación, y uno de los primeros de la UE”. “Casi el 70 por ciento de las dosis suministradas han sido ya administradas. El ritmo es óptimo en estos momentos, hemos cogido velocidad de crucero con unas 90.000 personas vacunadas al día las dos últimas jornadas”, afirmó. En ese sentido, señaló que “el objetivo es uno, y lo vamos a lograr, de aquí al verano: que el 70 por ciento de los ciudadanos estén inmunizados para entonces gracias a la vacuna”.

Además, se refirió al comunicado emitido ayer por la farmacéutica Pfizer, que reducirá la dosis que entregará a todos los países europeos la próxima semana. Así, apuntó que España recibirá el 56 por ciento de las dosis inicialmente previstas, por ajustes en la producción de la planta de la compañía en Bélgica, que pretende reforzar las capacidades de producción y poder suministrar más dosis en el segundo trimestre. Así aseguró que Espeña recibirá un total de 205.725 dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, en vez de las 360.000 comprometidas.

“La semana del 25 de enero recibiremos las comprometidas, y al cierre de este primer trimestre contaremos con la totalidad comprometida, y el segundo se incrementarán con las compras adicionales que ha hecho Europa y en las que España ha participado. El reparto sigue siendo equitativo, hemos hecho ajustes para garantizar que quienes recibieron la primera dosis la primera semana, y esta les corresponde la segunda, puedan recibirla”, garantizó.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest