Conecta con nosotros

Interceptado un vehículo en La Ribera (Burgos) por conducción temeraria y detenido uno de sus ocupantes por agredir a un agente

El conductor casi cuadriplicó la tasa de alcohol permitida

Publicado

el

Efectivos de la Guardia Civil interceptaron el pasado fin de semana a un vehículo que, según comunicaron varias llamadas telefónicas, circulaba de manera negligente por el casco urbano de una localidad de La Ribera (Burgos). Su conductor, A.G. de 31 años , fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas superando las tasas establecidas. Además, uno de los ocupantes, J.L. de 42 años, fue detenido como presunto autor de un delito de atentado contra un agente de la autoridad por agresión.

Según informó la Benemérita a través de un comunicado, los hechos ocurrieron a las 22.30 horas del pasado fin de semana, cuando una patrulla fue comisionada a una localidad de La Ribera, en la que minutos antes varias llamadas telefónicas de ciudadanos comunicaban la conducción antirreglamentaria y negligente de un vehículo por el casco urbano del municipio, para a continuación huir del lugar.

Con la descripción y características del vehículo infractor, los guardias civiles le buscaron y localizaron en la carretera BU-130, donde fueron identificados sus ocupantes. El conductor presentaba indicios evidentes de haber ingerido alcohol y de encontrarse bajo su influencia, por lo que solicitaron el apoyo de un Equipo de Atestados e Informes del Subsector de Tráfico para que realizaran las pruebas y test pertinentes.

La prueba de alcoholemia mediante el aire espirado arrojó resultados positivos 1,06 y 0,98 miligramos por litro, lo que supone casi cuadruplicar la tasa máxima permitida de 0’25 miligramos por libro, establecida para este grupo de conductores, por lo que fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

Adicionalmente se ha confeccionado un boletín de denuncia por infracción al Reglamento General de Circulación por conducción temeraria, por lo que según fuentes policiales, podría enfrentarse a una “seria sanción administrativa”.

Durante la intervención uno de los ocupantes agredió a uno de los agentes por lo que fue reducido y detenido como presunto autor de un delito de atentado a agente de la autoridad. Por otra parte, otro de los ocupantes, indocumentado en el momento de los hechos y en situación irregular en territorio español, fue denunciado a la Ley de Extranjería y se enfrenta a la apertura de un posible expediente de expulsión por estancia irregular. Las diligencias instruidas fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Aranda de Duero.

Lo + visto

Pin It on Pinterest