Conecta con nosotros

Junta y diputaciones provinciales invertirán 140 millones de euros para mejorar la depuración de las aguas residuales de 300 municipios de la Comunidad

Mañueco destaca que es “un paso firme con el objetivo de conseguir cero aguas sin depurar en la Comunidad”

Publicado

el

Brágimo / ICAL . El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, firma un protocolo de colaboración con las diputaciones provinciales para el establecimiento de sistemas de depuración de aguas residuales urbanas en municipios de entre 500 y 2000 habitantes

 

La Junta de Castilla y León y las nueve diputaciones provinciales firmaron hoy en Becerril de Campos (Palencia) un Protocolo General de Actuación para el establecimiento de sistemas de depuración de aguas residuales urbanas en municipios de entre 500 y 2000 habitantes equivalentes, cuyo proyecto beneficiará a 300 localidades de la Comunidad, de la mano de 140 millones de euros de inversión.

El 40 por ciento del montante económico del programa medioambiental será aportado por la Junta, al igual que las diputaciones provinciales, que se harán cargo de otro 40 por ciento, mientras que los pequeños ayuntamientos responderán con el 20 por ciento restante, según detalló el máximo representante del Gobierno autonómico, Alfonso Fernández Mañueco.

La actuación no quedará ahí, dado que la Junta ayudará a las instituciones provinciales con una financiación de su aportación a diez años, acción que se extenderá hasta los 25 años en el caso de los ayuntamientos, con el objetivo de mitigar el esfuerzo presupuestario a las administraciones locales, aclaró.

Mañueco aseguró que se produce la firma de un protocolo en “un ámbito prioritario, como es afrontar el reto verde y la sostenibilidad, a través de la depuración de las aguas residuales, especialmente en el mundo rural”. “Un paso firme con el objetivo de conseguir cero aguas sin depurar en la Comunidad”.

De esta forma, se hacen patentes “los compromisos de modernización con el mundo rural, algo que es absolutamente vital, y poder así mejorar la condiciones de vida de las personas que viven en los pueblos”. Recalcó que estas actuaciones son “una apuesta por el uso eficiente de los recursos hídricos”, con la que se “garantizarán unas condiciones de salubridad y el mantenimiento de la calidad de los cauces para evitar su degradación por vertidos”.

Aun así, señaló que esta actuación se pone en marcha una vez finalice el bloque de actuaciones en núcleos urbanos de más de 2.000 habitantes equivalentes, y que seguirá, a lo largo de la próxima legislatura, también de la mano de las diputaciones, con la depuración de los municipios de menos de 500 habitantes equivalentes.

 

Apuesta por el medio rural

El presidente de la Junta puso de manifiesto la colaboración entre las diputaciones provinciales y la Junta, al “aunar esfuerzos en defensa de lo nuestro, de los nuestros y del medio rural de Castilla y León”. Siempre de la mano de los ayuntamientos, que se escenifica como “un ejemplo claro de diálogo y colaboración institucional”.

Por un lado, asegurando la prestación de unos servicios básicos, que “son claves para potenciar el desarrollo poblacional, pero también para el fomento industrial”. Además, puntualizó que estas inversiones favorecen “el mantenimiento de las actividades productivas y permiten que se asientan nuevos proyectos en el medio rural”.

Mañueco afirmó que todo ello “se traduce en oportunidades de vida, de empleo y de futuro para la población”, con el objetivo de “impulsar la España de interior”. Además, recordó que es un paso al frente en el compromiso con el mundo rural y el desarrollo, a la vez que trasladó que es un ejemplo de cómo administraciones de distintos signos políticos alcanzan acuerdos en beneficio de las personas de Castilla y León.

Lo + visto

Pin It on Pinterest