Connect with us

Este año participarán 140 niños

La Junta refuerza sus vínculos con asociaciones saharauis para financiar parte del programa ‘Vacaciones en paz’

La Gerencia de Servicios Sociales aportará 35.000 euros para gastos de logística y se compromete a continuar con los programas de escolarización y tratamiento médico

Publicado

el

Un total de 140 niños de entre 7 y 12 años participarán durante los meses de julio y agosto en el programa ‘Vacaciones en Paz’, estableciéndose con familias de acogida residentes en Castilla y León y al que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades dará soporte económico con una aportación de 35.000 euros.

Dicha financiación viene recogida en el convenio de colaboración suscrito hoy con la Unión de Asociaciones de Ayuda al Pueblo Saharaui de Castilla y León, una ayuda que se mantiene desde el año 2012 a excepción de los años de la pandemia.

La Junta financiará gastos de transporte de los menores, seguros del personal contratado y voluntario, alquileres de inmuebles y vehículos, comunicaciones o material de oficina, que se suman al apoyo técnico en materia de orientación y asesoramiento que se presta en el marco de los programas ‘Madrassa’ para la escolarización de niños mayores de 12 años o el dirigido al tratamiento médico de menores, actuaciones también recogidas en el convenio.

El programa ‘Vacaciones en paz’ consiste en que menores saharauis residentes en campamentos de refugiados en pleno desierto convivan durante los dos meses centrales del verano con familias castellanas y leonesas, las cuales son responsables del alojamiento, la manutención y parte de la educación de los niños.

“Se pone de manifiesto el compromiso de la Junta de Castilla y León con estas personas, el compromiso por seguir manteniendo estos programas, que han sido seña de identidad de la Consejería de Familia y que van a seguir siéndolo, avanzando en mejorar las condiciones y la colaboración con las asociaciones”, apuntó la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco.
Asimismo, se trata de dar “estabilidad” a las asociaciones, tanto desde el punto de vista económico como de desarrollo de los programas.

“Hay que tener en cuenta que la autorización para que vengan es un tema nacional. Todavía no se ha aprobado el Decreto que autoriza que puedan venir esos menores. La intención era que vinieran el 1 de julio pero no se sabe todavía. Queremos garantizar que, en el momento que estén en disposición de venir, estén las familias, la financiación y todo preparado”, explicó.

Según destacó la Junta, un objetivo fundamental de esta iniciativa es la mejora de la salud de los niños, puesto que acceden a una mejor alimentación y a la posibilidad de reconocimientos y seguimientos médicos, ya que se pone a su disposición la red asistencial sanitaria de la Comunidad.

Por su parte, la Unión de Asociaciones de Ayuda al Pueblo Saharaui es la encargada de recibir a los menores en el aeropuerto vallisoletano de Villanubla y llevarlos con cada una de las familias, a las que habrán seleccionado y formado previamente en la cultura y costumbres del pueblo asentado parcialmente en Argelia. Además, prestarán apoyo y asesoramiento mientras dure la estancia, coordinarán las actividades lúcido-educativas para fomentar una mejor convivencia e informarán de la llegada y retorno de los menores a la Gerencia de Servicios Sociales.

 

Escolarización y salud

Aunque ‘Vacaciones en Paz’ se trate del programa más voluminoso de los que se llevan a cabo en relación con el pueblo saharaui, la Junta colabora en el desarrollo de otras iniciativas de vital importancia para los menores de esa región africana. Una de ellas es el programa ‘Madrassa’, destinado a la escolarización de niños de más de 12 años. Durante el curso 2022-2023 se encuentran realizando sus estudios once menores, ocho procedentes del Sáhara y tres, de Senegal.

Además, se implementa el programa por razones sanitarias, destinado a aquellos menores que precisen de intervenciones o tratamientos que no puedan acometerse en sus países de origen. Este año se ha intervenido a un niño procedente de Camerún tras la solicitud de la Fundación del Hospital Mayo Rey de Burgos.

Lo + visto

Hoy cyl