Connect with us

La Marcha contra el Cáncer vuelve para ‘teñir’ de verde las calles de Valladolid

Las inscripciones se pueden realizar a partir del 25 de octubre y los 25.000 primeros recibirán una camiseta

Publicado

el

La Marcha contra el Cáncer regresa a las calles de Valladolid el 7 de noviembre, después de que la cita el año pasado fuera virtual por la pandemia del COVID, con el objetivo de “teñir” de verde la ciudad y recaudar fondos para la investigación contra una mutación en linfomas, que lleva a cabo un equipo del Centro Nacional Contra el Cáncer de Salamanca. La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Valladolid organiza la décima edición de la marcha que se ha convertido en todo un referente nacional por la gran participación de andarines y corredores. No en vano, en 2019 hubo 59.000 inscritos, que supuso el récord de este tipo de marchas en el conjunto de España.

Al igual que en otras ocasiones, el dinero recaudado por la venta de dorsales (cinco euros) se destinará a la investigación oncológica. En concreto, se renovará la financiación del proyecto del doctor Javier Robles ‘VAV1, ¿Amigo o enemigo del cáncer?’. El equipo de investigación que dirige ha publicado esta semana un nuevo avance en investigación en el que han identificado numerosas alteraciones genéticas que juegan un papel clave en diferentes tipos de cáncer, principalmente en linfomas.

En este nuevo resultado, los investigadores han descubierto 51 alteraciones genéticas (mutaciones) en VAV1 relacionadas con el cáncer. Una gran parte de estas mutaciones (51 por ciento) está implicada en una activación descontrolada del gen VAV1, que tiene como consecuencia una proliferación celular desmesurada y el desarrollo de diferentes tumores, principalmente un tipo de linfomas llamados linfomas periféricos de células T. Otro de los avances importantes de este estudio es conocer que no todas las mutaciones identificadas afectan de la misma forma al funcionamiento de dicho gen, siendo algunas más agresivas que otras.

La salida estará situada en las pistas deportivas del paseo del Campo Grande y el recorrido de unos cinco kilómetros se podrá realizar corriendo o andando. La llegada será al final del carril bus de la acera de Recoletos. Los participantes se deberán situar a partir de la línea de salida hacia la plaza de Zorrilla y en el paseo del Príncipe del Campo Grande. Respetando en todo momento, y de obligado cumplimiento, las medidas que las autoridades y la entidad establezcan para garantizar la seguridad frente al COVID-19 por lo que será obligatorio el uso de mascarilla y mantener la distancia interpersonal.

En primera línea se situarán los participantes que vayan a realizar la prueba corriendo. Por detrás, estarán las personas que realizan la marcha andando. Por motivos de seguridad, no se permitirá participar en la marcha con patines, patinete o bicicletas. Esta prueba tiene un carácter lúdico-deportivo y no competitivo y está abierta a todas aquellas personas que quieran colaborar con la Asociación Española Contra el Cáncer.

Las inscripciones se pueden realizar a partir del 25 de octubre en El Corte Inglés de la calle Constitución y en el el del Paseo de Zorilla; Hipercor y en la sede de la AECC (calle Claudio Moyano, 28). Los dorsales se entregarán en el momento de la inscripción. A los 25.000 primeros inscritos se les hará entrega de una camiseta. Al resto se les entregará otro detalle.

El presidente de la AECC en Valladolid, Artemio Domínguez, aseguró hoy que Valladolid vuelve “a la carga” ya que llegarán personas de todos los barrios de la capital y de los pueblos de la provincia, gracias a la colaboración de la Diputación. “Queremos que la marea verde inunde, de nuevo, las calles por que es una jornada de orgullo para Valladolid”, apuntó. Además, recordó el axioma: ‘A más investigación, más vida y menos cáncer’.

Preguntado por la cifra de participantes en esta edición, subrayó que es “incalculable” ya que es imposible saber lo que sucederá. “Cuando hace unos meses encargamos las 25.000 camisetas, la incidencia del COVID era más alta y desconocíamos cómo íbamos a estar el 7 de noviembre. Ahora, la situación está muy bien”, añadió.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, significó que la Marcha contra el Cáncer se ha convertido en un “referente” en la ciudad en la que los vallisoletanos siempre se han volcado y de la que se sienten “especialmente orgullosos”. Hasta el punto, precisó, que se había convertiro en el “exponente” más visible del espíritu solidario que caracteriza a los vecinos de la capital y de la provincia.

Puente valoró el fin de la iniciativa para apoyar la investigación oncológica. No en vano, recordó que el cáncer sigue “ahí” y, cada año, casi 280.000 personas son diagnosticadas con esta enfermedad en España. “Por lo tanto, la lucha contra el cáncer no debe cejar”, manifestó.

Un año más, Iberdrola es el patrocinador principal de la Marcha contra el Cáncer, aunque también colaborarán en el evento el Ayuntamiento de Valladolid, la Fundación Municipal de Deportes, la Diputación Provincial, El Corte Inglés y El Norte de Castilla.

Precisamente, el delegado de Iberdrola en Castilla y León, Celiano García, mostró su satisfacción por ser, por sexto año, el colaborador principal de la marcha. Un compromiso que se enmarca en el acuerdo que mantienen ambas entidades para trabajar, tanto en la investigación para mejorar el diagnóstico y tratamiento contra el cáncer como por loa sensibilización social orientada a la lucha contra la enfermedad.

García subrayó que la compañía energética y la AECC firmaron en 2015 un acuerdo de colaboración orientado a la investigación contra el cáncer, hasta el punto que Iberdrola se ha convertido en el principal colaborador privado de la entidad.

Además, la empresa puso en marcha la iniciativa ‘Juntos por el cáncer’, un proyecto por el que Iberdrola ofrece a sus clientes la posibilidad de colaborar con la asociación, destinando una donación mensual (entre 25 céntimos y un euro) a través de su factura de luz o gas. Por su parte, la compañías se compromete a duplicar esa cantidad. En la actualidad, tal y como señaló, unos 6.500 clientes de Iberdrola en Castilla y León están adheridos a esta campaña. “Es una aportación recurrente que se produce durante muchos meses y años”, concluyó.

Lo + visto