Connect with us

La muestra itinerante ‘La voz de las manos blancas’ recala en Zamora para difundir el movimiento cívico contra el terrorismo

Castilla y León es la comunidad autónoma que registró mayor número de víctimas mortales provocadas por ETA, concretamente, 146

Publicado

el

La Sala de Exposiciones del Teatro Ramos Carrión, en la capital zamorana, acoge hasta el próximo día 30 de septiembre la muestra itinerante ‘La voz de las manos blancas’, organizada por la Fundación ‘Miguel Ángel Blanco’ y Fundos, y la colaboración de la Diputación de Zamora, para “difundir” el movimiento cívico de la lucha contra el terrorismo.

La exposición hace un recorrido a través de fotografías y textos explicativos de la historia del terrorismo de ETA y de los movimientos ciudadanos que surgieron contra ella hasta culminar en el movimiento ‘Manos Blancas’, surgido tras el asesinato del profesor Francisco Tomas y Valiente en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid.

“Es una prioridad hacer llegar al ciudadano español la historia de las víctimas del terrorismo. Llevamos desde el año 2004 catalogando fotografías del horror padecido durante 60 años, principalmente por ETA pero no solo por ETA”, afirmó la gerente de la Fundación ‘Miguel Ángel Blanco’, Cristina Cuesta. “Llevamos muchísimos años ramificando las propuestas culturales y educativas para integrarlas en el devenir de la cotidianidad del ciudadano español como, salvando todas las distancias y todas las diferencias, por supuesto, los alemanes han sabido hacer respecto a leas víctimas del nazismo”, indicó.

Así, apuntó que “no hay municipio pequeñito en Alemania que no tenga una prioridad, que no tenga un compromiso en sus actividades educativas y culturales por recordar lo que nunca podemos olvidar” y apostilló: “Hay una función educativa básica de transmitir a los más jóvenes que la democracia se defiende día a día, que se instala en unos valores fundamentales que nos hacen sociedad libre, que hubo muchísimas personas, no solamente en el País Vasco, sino en toda España, que defendieron con gran sacrificio la democracia de todos que nuestros jóvenes disfrutan hoy”.

 

María Lorenzo / ICAL . Presentación de la exposición ‘La voz de las manos blancas’ , en memoria de las víctimas del terrorismo. El acto contará con la presencia del presidente de la Diputación, Francisco Requejo; el director general de Fundos, José María Viejo, y la gerente de la Fundación ‘Miguel Angel Blanco’, Cristina Cuesta.

 

Cristina Cuesta, quien apuntó que Castilla y León es la comunidad autónoma con más víctimas mortales de ETA, concretamente, 146, aludió al “carácter preventivo” de la exposición y recordó que, en el País Vasco, “son casi mensuales la agresiones a militantes del Partido Popular pero hay otra serie de delitos de odio con base racista y por otras cuestiones”.

 

Prevención

“Esto es prevención porque lo que se refleja en esta exposición es el comportamiento ejemplar de una sociedad y, especialmente, de las víctimas del terrorismo aquí representadas y, las fotografías ante el acoso, la intimidación, el miedo que existió durante muchísimo tiempo. Las víctimas, gran colectivo, no solamente no respondieron violentamente sino que además transmitieron una convicción de que la cadena de ese odio debía ser parada”, subrayó.

Igualmente, hizo hincapié en el “compromiso de muchos jóvenes”, que organizaron el movimiento ‘Manos blancas’ porque vieron que su profesor, Francisco Tomás y Valiente, “había sido salvajemente asesinado en su despacho universitario”, en febrero de 1996. “Este compromiso por la no violencia, por la defensa de unos valores, por la necesidad de cambiar las cosas que no nos gustan pero siempre respetando al otro y respetando las normas de convivencia, es un mensaje muy poderoso para todos los ciudadanos y, especialmente, para los jóvenes. Miguel Ángel Blanco es un símbolo de libertad”, aseguró.

“La Diputación de Zamora no puede sino seguir dignificando a todos aquellos a los que le tocó sufrir la barbarie de ETA y defendiendo los valores democráticos. Existen generaciones de jóvenes que, afortunadamente, no han tenido que sufrir ni ser testigos de forma directa de los hechos tan espantosos como los que, durante décadas, tuvimos que convivir los demócratas de este país”, explicó el presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, durante la presentación de la muestra, a la que asistieron también representantes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la Judicatura.

 

 

“Pero nosotros tenemos la obligación moral de recordarles lo que sucedió y convertirnos en garantes contra cualquier acto de blanqueo del sanguinario terrorismo de ETA. Invitamos a visitarla, a emocionarse con las fotografías y a reconocer y a ensalzar nuevamente la reacción ciudadana pacífica frente a la barbarie de los terroristas”, añadió.

El presidente de la Fundación Fundos, José María Viejo, incidió en que el próximo año se cumple el vigésimo quinto aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. “En aquel momento, yo era un joven periodista que acababa de terminar la carrera. Estaba en Madrid y recuerdo haber asistido a la multitudinaria e histórica manifestación. Creo que todos éramos conscientes en aquel momento de que algo cambiaba”, relató.

“El terrorismo ha marcado de manera trágica la historia reciente de España de los años sesenta del pasado siglo. Su recuerdo aún nos conmueve y estremece pero, sin embargo, es preciso mantener vivo ese recuerdo como lección generacional y como homenaje a las víctimas del terrorismo. De hecho, este acto pretende convertirse en un homenaje a cada una de ellas”, agregó.

La muestra podrá verse hasta el 30 de septiembre, de 12.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas, en la Sala de Exposiciones del Teatro Ramos Carrión.

Lo + visto