Connect with us

León actualiza la regulación de un millar de terrazas para tener una ciudad “más ordenada, moderna, limpia y accesible”

La nueva ordenanza busca atender la mayor demanda de espacio público por el aumento del turismo

Publicado

el

La concejala de Comercio, Consumo y Fiestas del Ayuntamiento de León, Camino Orejas, presentó hoy el borrador de la nueva ordenanza de terrazas y elementos auxiliares de hostelería y restauración. El documento, que regulará el millar de instalaciones de este tipo existentes en el municipio, busca según la edil conseguir una ciudad “más ordenada, moderna, limpia y accesible para todos”.

El documento, que se dio a conocer hoy a los grupos municipales a la espera de “mejoras, aportaciones y sugerencias” se basa, dijo, no solo en criterios técnicos. “Hemos intentado buscar por todas partes el consenso”, señaló después de comentar que se pretende atender la mayor demanda de espacio público, con motivo del aumento del turismo en la ciudad.

 

Campillo / ICAL . La concejala de Comercio, Consumo y Fiestas del Ayuntamiento de León, Camino Orejas, informa sobre asuntos de actualidad municipal

 

La instalación de calefactores, la adecuada limpieza de las zonas autorizadas, la colocación de un plano visible que detalle el espacio y el número de veladores permitidos, el límite de ocupación o la utilización de una gama de colores en el mobiliario son algunos de los muchos aspectos que recoge el texto, que también establece la obligatoriedad de prestar el servicio de terraza, con el propósito de “mejorar las prestaciones”.

También se simplifican los trámites para los hosteleros y se les permitirá reducirlas durante el invierno. La concejala señaló que las tasas se verán actualizadas, dado que las que están vigentes datan de 2011, cuando se acordó una rebaja del 50 por ciento como medida para hacer frente a la crisis económica.

Las terrazas, para ser autorizadas, deberán permitir un itinerario peatonal accesible de 1,80 metros y, si se garantiza la seguridad y la accesibilidad -además de otros requisitos específicos para ese caso- podrán estar instaladas en la calzada. El régimen sancionador incorpora nuevas infracciones, como las establecidas por incumplimiento del horario permitido o falta de limpieza en el recinto y las multas pueden alcanzar los 3000 euros y también se contempla el cierre por periodos e incluso la extinción de la autorización para casos reincidentes.

La Inspección Municipal y la Policía Local velarán por el cumplimiento de una ordenanza que podría aprobarse a finales de mes y en cuya elaboración se han implicado numerosos servicios municipales, según lo destacó la concejala.

Lo + visto

Hoy cyl