Conecta con nosotros

El operativo de incendios contará con 4.500 profesionales en una campaña que dependerá del tiempo

En los cinco primeros meses del año se registraron 299 incendios, un 66% menos que la media de los últimos años, de los que el 65% fueron conatos

Publicado

el

El operativo contra los incendios forestales para este verano en la Comunidad contará con un operativo compuesto por 4.500 profesionales forestales, en una campaña que dependerá del comportamiento del tiempo, según explicó hoy el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

 

El Consejero de Fomento Juan Carlos Suárez-Quiñones en la presentación del operativo de incendios

Suárez-Quiñonez, presentó el dispositivo en León, puso de relieve que todo está preparado para el arranque de la campaña estival, que inicialmente se prolongará desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre, meses en los que el operativo se encuentra “en su nivel máximo”, aunque Suárez-Quiñones quiso dejar claro que el dispositivo “es anual”, a pesar de tener “su máxima dotación y personal durante los meses de verano”.

Además, señaló que desde el día de hoy toda la Comunidad Autónoma se encuentra en peligro medio, lo que supone que “está disponible casi la totalidad de los medios dispuestos par ala temporada alta”.

El dispositivo de este año se compone de un total de 4.500 profesionales forestales, al que se han incorporado 12 nuevos agentes medioambientales y cuatro ingenieros para reforzar las comarcas y provincias más necesitadas. Además, para cumplir con los acuerdos alcanzado con el diálogo social, se ha mejorado la cobertura de meses de autobombas en las provincias de León y Zamora, donde todas las autobombas están ya nueve meses operativas y se ha llevado a cabo un incremento de 51 meses de trabajo entre Salamanca y Ávila. El refuerzo del operativo se ha completado con la contratación de 20 técnicos de apoyo para todos los centros de mando y dos equipo técnico especialista en operaciones aéreas como apoyo al Puesto de Mando Avanzado.

En cuanto a los medios materiales destacan 218 puestos y cámaras de vigilancia, tres más que el año pasado, con la renovación de una torre en Ávila y otras dos nuevas en Burgos, así como con 186 autobombas, 125 pick-up, 202 cuadrillas, de las que 127 son terrestres y 75 helitransportadas, 32 retenes de maquinaria y bulldozer cortafuegos y 31 medios aéreos ubicados en Castilla y León, de los que 21 son helicópteros de la Junta, a los que se suman cinco helicópteros y cinco aviones del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Por su parte, Suárez-Quiñones afirmó que se mantendrán las 20 cámaras de vigilancia forestal de El Bierzo, que permitirán controlar el 80 por ciento de la superficie de riesgo.

Con respecto a los medios tecnológicos, este año se instalarán cámaras en helipuertos para efectuar el control operacional de las aeronaves, se han adquirido equipos de radio y cuatro repetidores móviles más para dar mejor cobertura de comunicaciones en los incendios y se dotará de ‘smartphone’ con línea de datos y apps de ayuda a todos los agentes medioambientales y celadores.

Es en el área tecnológica donde se producirá una de las principales novedades de la campaña, ya que el próximo uno de julio se pondrá en marcha de manera gratuita la app Incendios, que informará sobre el uso del fuego en el monte, recomendaciones y prohibiciones e incorporará avisos de alertas o alarmas.

 

Coordinación

El consejero de Fomento y Medio Ambiente puso de relieve que el operativo contra incendios forestales del Gobierno autonómico cuenta con “plena coordinación con otras administraciones”, de manera que mantiene relaciones con el Gobierno central, los medios aéreos del Miterd, la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias. Además, también se mantiene vigente el Convenio de Defensa de los Campos de tiro del Ministerio de Defensa, que tal y como aseguró, permite incorporar al operativo cuatro cuadrillas de tierra que se distribuyen, una en Burgos, dos en León y una en Valladolid, más una máquina buldócer en León.

De igual forma, la Junta cuenta con un Protocolo de Actuación Conjunta en situaciones de emergencia firmado con la Comunidad de Madrid y se encuentra ultimando la tramitación de un nuevo protocolo con Castilla-La Mancha. A ello se suman los convenios que se mantienen activos con ayuntamientos, mancomunidades, diputaciones, las comunidades limítrofes y Portugal, que ha permitido que en 44 ocasiones durante 2019 medios de la Junta intervinieran en otras comunidades o el país vecino.

 

Descenso de incendios

El consejero de Fomento y Medio Ambiente cifró en 299 el número de incendios registrados hasta el 31 mayo de 2019, lo que supone “un descenso del 66 por ciento respecto a la media de los últimos años”. De ellos, un 65 por ciento fueron solo conatos.

Por su parte, la superficie forestal afectada fue de 945 hectáreas, “un 88 por ciento menos que el promedio del último decenio, situado en 4.728 hectáreas”, mientras que la superficie arbolada fue de 104 hectáreas, “un 83 por ciento menos que la media de 622 de los últimos años”.

Juan Carlos Suárez-Quiñones explicó que estos datos se deben a que “noviembre y diciembre fueron unos meses muy lluviosos, mientras que enero y febrero bastante secos y cálidos, lo que hizo que el riesgo se disparara, pero la humedad persistente mejoró las cifras”, de igual forma que sucedió con los meses siguientes y mayo, con “pocas precipitaciones y temperaturas muy altas en las que aún se ha conservado la humedad”.

Sin embargo, debido a la tónica de incremento de las temperaturas del mes de junio, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente decidió el pasado día 19 declarar el peligro medio en Ávila, Salamanca, Zamora y León, aunque en el día de hoy lo ha ampliado a toda la Comunidad Autónoma.

 

Prevención

Suárez-Quiñones insistió este lunes en recomendar a la población la necesidad de “extremar las precauciones para esta campaña” y de “mantener libre de combustible el entorno de los pueblos, los polígonos industriales, las urbanizaciones y las viviendas aisladas para evitar que se produzcan incendios que les puedan afectar”.

De igual forma, recordó que gracias a la colaboración con las Diputaciones a través del Plan de Empleo Forestal, 330 personas repartidas en 62 cuadrillas de trabajo y dotadas de maquinaria y utensilios, con una inversión de más de cinco millos de euros, de los cuales la Junta aporta 3,3, trabajan en mejorar la seguridad de mejorar la seguridad de nuestros pueblos y núcleos urbanos al actuar en la limpieza de las zonas periurbanas.

Asimismo, insistió en que “durante la época de peligro alto está prohibido hacer hogueras fuera de los lugares autorizados, es necesario prestar especial atención a las labores de apicultura en días de viento y hay que extremar la precaución en la utilización de herramientas que generan chispas en el medio natural o agrícola”.

Finalmente, el consejero insistió en la importancia de la colaboración ciudadana para poder identificar a los autores y partícipes de los incendios forestales, ya que detalló que el 94 por ciento de los fuegos que se producen “tienen detrás a la mano del hombre”, de los que “algo más del 51 por ciento son intencionados”.

Lo + visto

Pin It on Pinterest