Conecta con nosotros

La Plataforma de Sanidad Pública de León pide que se intervengan las residencias y sean atendidas por profesionales de la sanidad pública

Convoca una manifestación para el miércoles contra “los recortes perpetrados por las políticas privatizadoras de la Junta”

Publicado

el

La Plataforma de Sanidad Pública de León pidió hoy a la Junta de Castilla y León que “intervenga las residencias de tercera edad desde el punto de vista sanitario” para que “queden adscritas a las zonas de salud” y así poder “ser atendidas por personal de la sanidad pública”, ya que “los ancianos y personas dependientes tienen derecho a acceder a la sanidad pública”.

 

 

Así lo señaló hoy el portavoz de la Plataforma, Alberto del Pozo, quien recordó que la Plataforma ha convocado una manifestación para el próximo miércoles, 1 de julio, con la que exponer su “crítica al sistema sanitario” por los “recortes perpetrados por las políticas privatizadoras de la Junta de Castilla y León”.

La cita, “con un recorrido corto para evitar la masificación y garantizar las medidas de seguridad”, partirá a las 20 horas de la plaza de San Marcos, para avanzar por Gran Vía de San Marcos, la plaza de Santo Domingo y la avenida Ordoño II, hasta llegar a la plaza de Guzmán, donde se leerá un manifiesto en el templete.

El portavoz de la Plataforma explicó que con esta manifestación, se pretende pedir “mejoras en recursos humanos y materiales”, así como en “sanidad rural y las residencias de tercera edad”, para las que pedirán que “sean intervenidas desde el punto de vista sanitario y queden adscritas a las zonas de salud para ser atendidas por personal de la sanidad pública”.

“Criticábamos ya antes que el traje de la sanidad pública quedaba estrecho, pero ha llegado el COVID y ha descosido las costuras”, expuso Del Pozo, quien matizó que “aunque el sistema sanitario no llegó a colapsar, sí que estuvo al borde, lo que ha provocado la fatiga y sobre esfuerzo de los profesionales”.

Un sistema sanitario que, “aunque no haya un rebrote”, tiene por delante “un verano bastante complicado”, ya que cuenta con “demora en las intervenciones, consultas y pruebas” que “ahora tiene que asumir con un personal especialmente fatigado y cansado” ante una población que “querrá ser atendida de forma inmediata”.

En definitiva, un verano “difícil para profesionales y población” ante el que Alberto del Pozo dudó “hasta dónde la Junta tiene capacidad o voluntad para solventarlo”, ya que “hay profesionales que no van a poder sustituir porque hay algunas especialidades que no existen en las bolsas de empleo”.

Por su parte, la coordinadora del Área de Salud de Izquierda Unida en Castilla y León, Carmen Franganillo, criticó que la Consejería de Sanidad de la Junta, “vende humo y políticas asistenciales, poniendo la tirita en la herida en vez de prevenir”, mientras que “el COVID ha puesto de relieve la importancia de la sanidad rural y la atención primaria”.

Una sanidad rural que “en el caso de que llegue el verano sin atención sanitaria”, para Franganillo causará “la saturación del Hospital de León y el incremento de las listas de espera debido a las vacaciones de los profesionales”.

Lo + visto

Pin It on Pinterest