Connect with us

Llega la borrasca Arwen con frío ártico y nevadas de hasta 35 centímetros en la Cordillera Cantábrica

Son posibles este fin de semana las nevadas en capitales como Ávila, León, Palencia, Segovia y Soria

Publicado

el

Las nevadas de los últimos días en la mitad norte peninsular se intensifican este último fin de semana de noviembre por un frente frío asociado a la borrasca Arwen, pues podrían acumularse unos 35 centímetros de nieve en la Cordillera Cantábrica, en tanto que una masa ártica recrudecerá el ambiente invernal hasta el punto de que más de media España se congelará en la madrugada de este domingo.

“La situación meteorológica durante el fin de semana va a ser adversa en el tercio norte peninsular por la llegada de una masa de aire ártica, muy fría en origen y que en su viaje hasta nuestro país se inestabiliza al sobrevolar las aguas relativamente cálidas del océano Atlántico, dando lugar a chubascos intensos y persistentes en forma de nieve no sólo en zonas de montaña, sino en cotas bajas”, apuntó Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

No en vano, es posible que este fin de semana aparezca la nieve en capitales como Ávila, Cuenca, Huesca, León, Palencia, Segovia, Soria y Teruel.

Según Del Campo, “esa masa de aire frío es impulsada por los vientos del noroeste que se generan entre las altas presiones atlánticas y una profunda borrasca de nombre Arwen que circula sobre Europa occidental”. Esos vientos acrecentarán la sensación de frío porque, además, las temperaturas irán a la baja.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, señala que 29 provincias repartidas por 12 comunidades autónomas y la ciudad de Melilla tienen avisos este sábado por nieve, lluvia, viento o mala mar. El temporal de invierno adelantado mantendrá avisos este domingo en 28 provincias distribuidas por 13 comunidades y Melilla por esos mismos fenómenos meteorológicos adversos.

Tanto el sábado como el domingo hay avisos de nivel naranja -riesgo importante para actividades al aire libre- en varias provincias del tercio norte por nevadas copiosas que podrían dejar al menos 25 centímetros de espesor de nieve sobre el suelo.

 

Cotas bajas

Durante el fin de semana habrá precipitaciones intensas y persistentes en el norte de Galicia, Asturias, País Vasco, norte de Castilla y León, norte y centro de navarra y entorno de los Pirineos aragoneses, que ocasionalmente podrán ir acompañadas de tormenta y en zonas costeras del cantábrico podrían acumularse más de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas.

Además, la cota de nieve bajará hasta unos 500 metros en buena parte del tercio norte. El riesgo de nevadas es importante en el Pirineo occidental, donde podrían acumularse 20 centímetros de nieve y en el entorno de la Cordillera Cantábrica, con acumulados que podrían superar los 35 centímetros.

Además, también habrá precipitaciones en Galicia, la Meseta Norte, el Sistema Central, el Sistema Ibérico y el resto del área pirenaica, con cotas de unos 500 a 600 metros. “Es probable que nieve en zonas llanas de la meseta, sobre todo de las provincias de Soria, Segovia y Ávila, y también en la provincia de Palencia y, puntualmente, en otras”, recalcó Del Campo.

Las precipitaciones podrían extenderse débilmente a otras áreas de la península, especialmente de la Meseta Sur.

Las temperaturas bajarán este fin de semana, con heladas nocturnas en amplias zonas del interior, que en zonas de montaña serán intensas, especialmente en Pirineos. Por el día, muchas zonas de la mitad norte a duras penas alcanzarán los 5ºC. “Hablamos de un tiempo de puro invierno, con unos valores de temperatura que quedarán en torno a cinco grados por debajo de los normales para la época del año, sobre todo en la mitad norte”, apostilló Del Campo.

Esa sensación de frío aumentará por el viento del noroeste, que soplará con rachas fuertes en amplias zonas y provocará un temporal marítimo importante sobre todo este sábado, con olas de seis metros en el Cantábrico y de tres metros en el norte del Mediterráneo.

 

Próxima semana

La cota de nieve comenzará a subir a últimas horas del domingo y ese ascenso continuará el lunes con la llegada de aire más templado, lo que provocará un incremento de las temperaturas.

Así, la cota de nieve estará entre 1.000 y 1.200 metros en muchas zonas durante la tarde del lunes, con o que buena parte de las precipitaciones que caigan lo harán en forma de lluvia. “Esto contribuirá al deshielo de la nieve acumulada en días previos y, a su vez, puede hacer que se incrementen mucho los caudales de los ríos en las zonas afectadas”, indicó Del Campo.

A partir del martes de la próxima semana es posible que vuelva la estabilidad atmosférica, aunque ese mismo día un nuevo frente podría dejar lluvias en el norte y el oeste de la península. “Después, probablemente predomine el tiempo anticiclónico, que en estas fechas se traduce sobre todo en noches frías. De hecho, habrá heladas en amplias zonas del norte y centro peninsular, y también bancos de niebla y de nubes bajas, que serán abundantes en el interior y que podrían ser localmente persistentes en los valles de los grandes ríos, sobre todo de la mitad norte”, concluyó Del Campo.

Lo + visto