Connect with us

Los 300 ganaderos afectados por el incendio de Cepeda (Ávila) recibirán 840.000 euros para el forraje y agua de los animales

La Junta ya ha destinado más de un millón para cubrir las necesidades de las más de 33.000 cabezas

Publicado

el

Los 300 ganaderos afectados por el incendio forestal de los municipios de Cepeda La Mora y Navalacruz, en la provincia de Ávila, recibirán 840.000 euros para el forraje y agua destinados a los más de 33.000 animales. Una cantidad a la que habrá que sumar los 179.932 euros destinados hace unos días, por lo que el total supera el millón de euros.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural comunicó hoy al Consejo de Gobierno la ampliación de las actuaciones de emergencia del abastecimiento alimentario de las explotaciones ganaderas afectadas por el fuego de agosto. Hasta el momento, se han instalado en la zona 88 abrevaderos con una capacidad de 101.300 litros que han permitido distribuir 1.425.000 litros de agua al ganado. También se han llevado 1.283 toneladas de paja y 1.368 toneladas de forraje para poder alimentar a los animales.

Un comunicado de la Junta, recogido por la Agencia Ical, señala que el coste de las necesidades a satisfacer fue inicialmente estimado en un importe de 180.000 euros, cantidad que ya estaba prevista en la orden de declaración que pudiera ser incrementada en función de las necesidades reales del abastecimiento en las explotaciones de las localidades de El Barraco, Burgohondo, La Hija de Dios, Mengamuñoz, Mironcillo, Narros del Puerto, Navalacruz, Navalmoral, Navarredondilla, Riofrío, San Juan de la Nava, San Juan del Molinillo, Solosancho y Sotalbo. Los datos definitivos del alcance del incendio arrojaron una superficie arrasada superior a las 22.037 hectáreas, de las cuales 12.785 son de pastizal, que representa el 58 por ciento de la superficie quemada total.

En un primer momento, se evaluaron unas necesidades urgentes para que los animales no sufrieran escasez de alimento y agua haciéndose unas estimaciones para atajar esa primera necesidad, pero las consecuencias del incendio se mantienen y los animales no van a poder acceder a los pastos en mucho tiempo y no van a poder beber de los cauces de agua porque bajan contaminados.

Las necesidades de paja se estiman en un incremento de unas 2.208 toneladas, hasta alcanzar un total de 3.415 toneladas, debido a que los animales van a permanecer en otros lugares diferentes a sus pastos habituales, repartidos entre pacas grandes y pequeñas por la dificultad de algunos ganaderos para manejar pacas grandes.

El incremento estimado de forraje es de 3.696 toneladas, hasta alcanzar un total de 3.940 toneladas, porque se han visto muy afectadas unas 13.000 cabezas de ganado, sin posibilidad de alimentarse a diente en la otoñada.

Además, los animales no tienen acceso a las fuentes de agua al no estar en su ubicación de pastos habitual y, en caso de poder acceder, se desconoce cuándo podrán estas fuentes proporcionar agua de una calidad adecuada a los animales. Se estima que se tendrá que seguir suministrando agua durante 508 horas más hasta alcanzar las 1.100 horas de suministro, lo que suponen unos 63 días más.

Las necesidades en abrevaderos han sido satisfechas hasta el momento, pero los actuales pueden sufrir deterioros o que se precise la instalación de algunos nuevos, por lo que se ha estimado la necesidad de cinco unidades nuevas.

Lo + visto