Connect with us

Los funcionarios de Castilla y León salen a la calle para exigir al Gobierno mejores salarios y condiciones laborales

La organización exige al Ejecutivo de Pedro Sánchez que se siente a negociar las condiciones de estos empleados, 160.000 en la Comunidad

Publicado

el

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) -con el apoyo de Jusapol- concentró hoy a los empleados públicos ante las subdelegaciones del Gobierno en Castilla y León para exigir la “dignificación” de su labor y la “calidad de los servicios que reciben los ciudadanos”. En este sentido, sus representantes exigieron la negociación de la subida salarial y la recuperación del poder adquisitivo perdido; más oferta de empleo público en todos los sectores y administraciones; y mejores condiciones laborales, a través, por ejemplo, del teletrabajo.

El presidente de CSIF Castilla y León, Benjamín Castro, se manifestó en Valladolid, donde avisó de que “nadie dude” de que volverán a salir a las calles con nuevas movilizaciones, para “defender los derechos del conjunto de empleados, si el Gobierno persiste en mantener a sus trabajadores en condiciones de empobrecimiento, y no adopta medidas inmediatas que dignifiquen su labor”.

CSIF entiende que los empleados públicos han dado “sobradas muestras de compromiso y sacrificio en los últimos años”, como en pandemia, cuando lo dieron “todo”. Por eso, salieron hoy a la calle, para que “se escuche a los empleados públicos, maltratados por las administraciones”.

En este sentido, la organización denuncia que estos trabajadores han perdido un 15 por ciento del poder adquisitivo, desde que, en 2010, por primera vez, se les bajó el sueldo. “Llevamos más de once años aportando al pacto de rentas con nuestras nóminas devaluadas, hoy más aún con una inflación brutal en los precios de la energía, el combustible o la cesta de la compra”.

Además, “los bajos sueldos están provocando que miles de puestos queden vacantes en las administraciones públicas, en la sanidad en la educación, como ha reconocido el propio Gobierno”, recalca CSIF.

Por eso, considera que el Gobierno ahora tiene que “estar a la altura y negociar ya” la mejora de las condiciones laborales de los empleados públicos, que en Castilla y León suman más de 160.000: “Lo mínimo que tiene que hacer es sentarse a escuchar las demandas de sus trabadores”,

CSIF alerta del incremento de la temporalidad, que ahora está en más del 32 por ciento (primer trimestre de 2022) en el conjunto de las administraciones en España. “El Gobierno debe ser punta de lanza del empleo de calidad, y tiene que poner en marcha -cuanto antes- las medidas que permitan reducir la temporalidad al ocho por ciento, que es lo que ha marcado la Unión Europea”.

Este sindicato independiente reclama más oferta de empleo público, y la supresión de las tasas de reposición, ante la pérdida de miles de puestos y la tremenda avenida de jubilaciones que se espera para los próximos años. Pide una “justa” equiparación salarial entre diferentes comunidades y administraciones; respeto para los derechos de los trabajadores de clases pasivas.

Lo + visto

Hoy cyl