Conecta con nosotros

Más 43.278 pacientes esperaban a ser operados en la comunidad en el segundo trimestre y la demora media cae hasta los 129 días

Un total 196.905 personas esperaban una consulta, mientras el registro de pruebas creció un 44% entre abril y junio

Publicado

el

La lista de espera quirúrgica se incrementó un 0,9 por ciento en el segundo trimestre de este año en relación al primero, al pasar los pacientes pendientes de entrar en quirófano de 42.887 en marzo a 43.278. Además, la demora media baja de los 152 días registrados al finalizar marzo a los 129 días a 30 de junio, lo que supone un 15,1 por ciento, según los datos difundidos por la Consejería de Sanidad.

Asimismo, el Complejo Asistencial de Salamanca es el centro con mayor lista de espera quirúrgica, al sumar 7.445 pacientes y presentar una demora media de 172 días. Le siguió León, con 7.154 pacientes y una demora de 134 días, Burgos, con 6.724 enfermos y 183 días de espera; el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, con 5.196 pacientes y una espera de 131 días y el Río Hortega, con 4.001 y 102 días.

A continuación figuran el Hospital del Bierzo con 3.472 pacientes y una demora media de 113 días; Segovia, con 2.229 enfermos y 94 días; Palencia, con 1.734 pacientes y una espera de 71 días; Soria, con 1.418 pacientes y una espera de 112 días; Zamora, con 1.358 enfermos y una demora de 49 días; Ávila, con 1.139 pacientes y una demora 40 días; el Santiago Apóstol y el Santos Reyes, en Burgos, con 577 y 436 pacientes y una espera de 58 y 56 días, respectivamente, y el Hospital Comarcal de Medina del Campo (Valladolid), con 395 pacientes y una espera media de 54 días.

Por hospitales, la demora media puede mejoró en la mayoría de los centros sanitarios de la Comunidad, con descensos en Ávila, Burgos, El Bierzo, León, Palencia, los tres hospitales de Valladolid y Zamora.

 

Prioridades

Asimismo, por prioridades, el 99,6 por ciento de los pacientes que estaban en la uno, que requiere de de cirugía antes de 30 días, fueron intervenidos en el plazo previsto. De los 5.232 procesos en prioridad dos (intervenir antes de 90 días), estuvieron dentro del rango el 61,9 porciento (3.236 pacientes); y de los 31.103 en prioridad tres (que requieren cirugía antes de 180 días dada la menor importancia clínica de estos procesos) lograron entrar en plazo el 74 por ciento (23.018 pacientes).

La Consejería remarcó que todo ello fue posible a pesar de las dificultades añadidas todos estos meses por los protocolos COVID de higiene y seguridad en los centros asistenciales.

Por procesos, los cinco primeros suman casi el 38 por ciento de las esperas, y se trata de las cataratas (6.958 pacientes en espera, con un 18,6 por ciento del total); artrosis de rodilla, con 2.418 pacientes y un 6,48 por ciento del total; hernia inguinal (2.302 y un 6,17 por ciento); artrosis de cadera (1.324 y un 3,55 por ciento); y deformaciones adquiridas de los dedos en manos y pies (1.016 pacientes y un 2,72 por ciento).

Respecto a las especialidades, a 30 de junio la que acumulaba más lista de espera era Traumatología, con 13.471 pacientes, seguida de Oftalmología, con 8.961, y por Cirugía general y digestivo, con 8.500.

 

Consultas

En el caso de las listas de espera para una consulta externa, se produjo un incremento de un 18 por ciento entre marzo y junio, pasando de 172.455 pacientes registrados a 196.905 -incluye tanto los pacientes con cita asignada como aquellos pendientes de asignación de cita-.

Además, la demora media para una primera consulta en términos globales disminuyó 52 días, desde los 113 días que había en diciembre de 2020 a los 62 días en junio de 2021. Entre marzo y junio la disminución fue de 17 días (de 79 a 62), lo que para Sanidad supone “un afianzamiento” de la reducción de la demora durante este año.

En todos los centros se produjeron descensos, que fue destacado en el Complejo Asistencial Universitario de Burgos, con una bajada de 92 días en la demora; en el Hospital Santiago Apóstol, con una rebaja de 112 días; el Hospital del Bierzo con 66 días menos; el Complejo Asistencial de Zamora con 49 días menos; o el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, con un descenso de 66 días.

“Este comportamiento, con aumento global en las esperas y una disminución tan significativa de la demora media, puede deberse a la distinta influencia que ha tenido la COVID-19 sobre cada una de las especialidades hospitalarias”, matizó Sanidad.

 

Pruebas

En cuanto a las pruebas diagnósticas, el número global de pacientes en las listas de espera respecto a diciembre de 2020 aumentó un 44 por ciento y se concentró en ecografías (55 por ciento más), resonancia magnética (23 por ciento más) y TAC (19 por ciento más). Como en el caso anterior, la demora media disminuyó con respecto al mismo periodo: TAC de 63 a 59 días; resonancia de 204 a 136; ecografías de 77 a 64; y mamografías de 36 a 25 días.

Por tanto, la lista de espera estructural en Castilla y León a 30 de junio (incluidos los pendientes de asignación de cita) contempla para el TAC 7.465; resonancia magnética 11.950; ecografía 16.890, y mamografía 1.727.

 

Ligera mejoría

Ante estas cifras, Sanidad destacó en un comunicado que se ha producido una “ligera mejoría” en los resultados en comparación con los primeros 90 días del año, tanto en las demoras medias de consultas externas como en las de pruebas diagnósticas y cirugías.

“Los datos revelan que tanto la progresiva reapertura de quirófanos como la mayor capacidad organizativa en consultas y pruebas, debido al descenso de la presión de la pandemia entre abril y junio, ha tenido su reflejo en los registros de listas de espera”, añadió.

Lo + visto

Pin It on Pinterest