Connect with us

Medio Ambiente coloca 85 nuevas cajas nido para rapaces depredadoras que controlen el topillo en la Reserva Natural de Villafáfila

En la última década, aunque se han producido nuevas plagas a nivel autonómico, las densidades de estos roedores en las lagunas han sido sensiblemente menores que las localizadas fuera de ésta

Publicado

el

El Servicio Territorial de Medio Ambiente colocó 85 nuevas cajas nido a lo largo de este año, hasta un total de 370, instalados en la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila (Zamora) para aumentar y asegurar la presencia y proliferación de depredadores rapaces de la plaga del topillo campesino, especie que sufre una explosión demográfica cada cuatro o cinco años y que afecta negativamente a la agricultura.

En la última década, aunque se han producido nuevas plagas de topillos a nivel autonómico, las densidades de estos roedores en la Reserva han sido sensiblemente menores que las localizadas fuera de ésta, lo que demuestra “el éxito de estas actuaciones y la efectividad que han tenido las aves rapaces en esta lucha”.

La Junta destacó que “ninguna medida por sí sola es capaz de eliminar el problema, sino que sólo con una estrategia integrada se puede conseguir una minimización del riesgo precisando así de una unión de diversas líneas de actuación como asegurar y fomentar el respeto a los depredadores naturales del topillo campesino y eliminar cualquier práctica que pueda afectarlos”. Entre ellas, instalar cajas nido y posaderos en las proximidades de parcelas de cultivo, colocación de posaderos temporales y respetar y promover la presencia de cualquier otro elemento paisajístico que pudiera proporcionar a los depredadores guarida, lugar de cría o apoyo, entre otros.

La estrategia integra las necesidades productivas y del entorno ambiental y las características y condicionantes de las zonas rurales, con unas medidas preventivas de gestión que minimicen los riesgos derivados de la presencia de topillo campesino en nuestro territorio por lo que se establece un modelo de lucha de carácter preventivo, permanente y atemporal basado en el manejo continuo del territorio, considerando e involucrando a toda la red de agentes implicados y sus ámbitos competenciales.

El topillo campesino es un pequeño roedor que originalmente solo se localizaba en España en las grandes cadenas montañosas. Sin embargo, a principios de los 80 la especie comenzó a asentarse en las tierras más bajas de la submeseta norte a partir de los valles fluviales, colonizando prácticamente toda la meseta norte en apenas un par de décadas; desde entonces los topillos se han convertido en una importante plaga agrícola que se produce periódicamente.

La primera instalación de un centenar de cajas nido se realizó en San Martín de Valderaduey, dentro de la Reserva Natural de Villafáfila, en el año 2009. Los buenos resultados obtenidos, dado que se llegaron a ocupar casi un 50 por ciento de las cajas y que produjo una notable reducción en la población de topillos, motivó el que desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente se haya seguido con esta línea de trabajo, extendiendo esta actividad piloto a los 11 términos municipales de la Reserva en colaboración con los ayuntamientos.

 

Lo + visto