Connect with us

Ondara invertirá 6 millones en su invernadero de Garray (Soria) para reorientar su producción al cannabis

La compañía limpia las instalaciones, que antes albergaban rosas, para poder comenzar a producir marihuana, tras la autorización de la Agencia Española de Medicamentos

Publicado

el

Ondara Directorship, ubicada en Garray (Soria) prevé invertir seis millones de euros para el cambio del cultivo de las rosas al cannabis con uso terapéutico. El grupo inversor estadounidense, adquirió el pasado año, en concurso de acreedores, el mayor invernadero de rosas de Europa. Debido a su nula rentabilidad cambia el modelo de negocio para la exportación a Alemania del cannabis, y transformación para su uso terapéutico.

La compañía destacó que tras haber realizado una limpieza intensiva, la empresa continua con las adaptaciones pertinentes en el invernadero y en el resto de las instalaciones, con la finalidad de dedicarse al cultivo eficiente de flor de cannabis medicinal de la más alta calidad.

La limpieza comenzó hace varias semanas con la colaboración de toda la plantilla y ya se ha iniciado la instalación de equipos para mejorar la seguridad de todo el recinto, entre otras tareas. Estos avances permitirán a Ondara comenzar, en cuanto la Agencia Europea de Medicamentos le conceda el permiso, con los lotes de validación necesarios para obtener la licencia definitiva. Esta licencia permitiría a la empresa empezar a cultivar esta planta con fines medicinales en 3,5 hectáreas de su invernadero, lo que supone un 25 de su superficie.

En junio de 2020, Full Moon Investments (FMI), la empresa matriz de Ondara, inició la compra de la planta de producción, y adquirió el compromiso de invertir en este activo, sus trabajadores y en el entorno social y económico. FMI mantuvo esa promesa, y aportó a la operación el capital y los recursos necesarios para mantener el empleo y afrontar su seguridad futura, según destacó.

“Ondara pretende ampliar su compromiso con la sociedad de Soria y de Castilla y León con este nuevo y ambicioso proyecto, que supone una inversión inicial de 6 millones de euros y la reorientación a este cultivo a los trabajadores vinculados a la empresa”, destacó.

En el momento de su reincorporación, ya que prevé aplicar un ERTE para 192 empleados y un ERE para 33, la plantilla tendrá la oportunidad de cualificarse y formarse en las competencias necesarias para optar a un desarrollo profesional, ya que los puestos de trabajo en la producción de cannabis de Ondara exigirán el desarrollo de competencias técnicas, lo que a su vez implica un mayor nivel de cualificación.

Además, según avanzó, se incorporarán nuevos profesionales, lo que supondrá una notable importación de talento a la provincia.

 

Lo + visto