Conecta con nosotros

12.000 piezas solidarias

La Asociación Dosis de Sonrisas recauda fondos a través de una exposición de playmobil para realizar fiestas y actividades en los hospitales infantiles

Publicado

el

Brágimo / ICAL Exposición solidaria contra el Cáncer Infantil en Palencia

 

Hacer más amena la estancia hospitalaria y afrontar con optimismo las enfermedades infantiles, en especial el cáncer, se convierten en los pilares fundamentales de la Asociación Dosis de Sonrisas. De la mano de una exposición itinerante, con cerca de 12.000 piezas de playmobil, persiguen recaudar dinero para llevar cabo talleres, actividades o fiestas temáticas en diversos complejos asistenciales.

Cuatro euros, a modo de entrada solidaria, marca el donativo necesario para poder acceder a la muestra y colaborar con la iniciativa, ubicada en el Hotel Castilla Vieja de la capital palentina, hasta el domingo 9 de febrero, al mismo tiempo que se observan ocho mundos del juguete, aunque dos de ellos se encuentran fusionados para crear un área más grande y llamativa.

Por tierra, mar y aire. Así se enmarcan las diferentes piezas, con barcos, helicópteros y vehículos localizados en las diversas secciones temáticas. El presidente de la Asociación contra el cáncer infantil Dosis de Sonrisas, Jesús Jiménez, asegura a la Agencia Ical que la sección sobre el hospital, simulando el centro de Valdecilla en Santander, destaca sobre el resto, al explicar la “actividad de la asociación dentro de sus programas artísticos y de ocio implementados en los complejos asistenciales”. De ahí la razón por la que, “al observar este mundo de playmobil, se puede apreciar un payaso, un mago y un parque infantil a modo de definición del trabajo de Dosis de Sonrisas”, apunta.

Por otro lado, la temática del zoológico es otra de las partes más llamativas, al estar conformado por más de 2.000 piezas, así como las maquetas de emergencias, además de la granja. Para los más clásicos, la muestra no cesa aquí, y es que los míticos barcos de piratas o el fuerte de vaqueros también tienen su hueco. A mayores, Jimenez señala la parte fusionada entre el circo y la feria, que se desarrolla a través de 4.500 piezas con todo lujo de detalles.

Jiménez subraya que debido a su pasión por este tipo de juguete, y tras asistir a una exposición de los mismos, “decidieron montar una muestra de manera solidaria, donde juntaron todas las piezas que guardaban”. “Debido al gran éxito en un primer momento, pusieron en marcha una pequeña gira por Castilla y León con el objetivo de sacar fondos para la investigación y las acciones benéficas”, puntualiza.

Aunque el movimiento nace en Santander, el promotor traslada que “eligieron la Comunidad para llevar a cabo su labor benéfica debido a que tienen raíces y amistades vinculadas con la región”. De esta forma, ya han visitado Ávila en octubre, y detallan que tras Palencia, llegarán a León, Valladolid y Burgos.

 

Fiestas solidarias

El próximo 15 de febrero está marcado en rojo en el calendario, dado que la muestra recalará en León, coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer Infantil. Por ello, el presidente de la asociación aclara que todo lo recaudado en esa jornada se destinará a la realización de una fiesta en el hospital de la ciudad. Además, el excedente del montante económico “se donará, como en todos los casos, a labores de investigación”.

Respecto a Palencia, afirma que “están en negociaciones con la Gerencia del Río Carrión para llevar a cabo una pequeña fiesta, como se realizó hace años, además de las actividades celebradas en el Colegio de Educación Especial Carrechiquilla”. Y es que, aunque sea una Asociación contra el Cáncer Infantil, “siempre buscan ayudar a todos los pequeños que lo necesitan”, recalca.

Para ello, en el momento que organizan una acción en algún centro, desde el colectivo se ponen en contacto con Gerencia para “solicitar la autorización pertinente y recopilar información sobre el número de niños, las edades y su situación, con el fin de adecuar las actividades, ya sean prácticas de magia, talleres o películas”.

Entre todas las acciones celebradas, el responsable de Dosis de Sonrisas destacó la fiesta de navidad que organizaron en el hospital santanderino de Valdecilla. Allí, todo tipo de niños hospitalizados, siempre y cuando tuvieran permiso para poder congregarse con más personas por sus condiciones médicas, disfrutaron de la programación festiva, además de la visita de Papa Noel. No obstante, señala que “los doctores hicieron llegar los regalos a los pequeños que se encontraban aislados”, con el objetivo de “alegrar su estancia”, apostilla.

 

Dosis de Sonrisas

La asociación nació en Santander hace años tras que la hermana del presidente actual desarrollase leucemia linfoblástica aguda, por lo que, su padre y su tío, al ser payasos profesionales, comenzaron a visitar las habitaciones de los pequeños enfermos.

Debido a requerimientos burocráticos y la necesidad de registrar el movimiento como asociación, Jesús Jimenez tomó las riendas de forma oficial, sin abandonar el camino originario, con el fin de “intentar alegrar la estancia de los niños y construir un lugar donde pudieran pasarlo bien y recibir la medicina con más optimismo, aunque estuvieran ingresados en un hospital.” De esta manera, desde la asociación se crean programas de ocio para que los menores puedan “enfrentar la enfermedad de una forma más abierta”.

Aunque su origen se remonta a Cantabria, desde Dosis de Sonrisas han recorrido diferentes zonas de la Comunidad, como es el caso del Hospital Río Carrión de la capital palentina o el Complejo Asistencial de Ávila, además del centro de la ciudad de León, visita que tendrá lugar el próximo 15 de febrero. En este sentido, Jimenez reconoce que “la asociación está formada por pocas personas, dado que son un colectivo austero, que no busca beneficios económicos ni mediáticos, sino que su labor se centra en ayudar a los niños”.

Lo + visto

Pin It on Pinterest