Conecta con nosotros

Batalla naval en las ventanas de Palencia

Dos jóvenes palentinos juegan a los barcos desde un edificio a otro para pasar el tiempo del confinamiento social de una forma divertida

Publicado

el

ICAL . Dos jóvenes palentinos juegan a los barcos desde un edificio a otro para pasar el tiempo del confinamiento de una forma divertida. En la imagen, Alejandro García

 

Tocados, pero no hundidos. Un mensaje que cala en la sociedad en esta batalla conjunta contra un enemigo llamado coronavirus. Y es que el confinamiento social se ha convertido en la mejor arma para evitar que el Covid-19 siga saliendo victorioso de un sinfín de enfrentamientos. Para no dar alas a su propagación, los palentinos Alejandro García y Juan Infante cumplen sin excepciones las restricciones de movimiento, y se ayudande un juego con solera, la mítica batalla naval.

García explica a Ical que lo vieron por internet y decidieron llevarlo a cabo en Palencia. “No va a durar mucho, pero sirve de sobra para hacer unas risas y pasar el tiempo de forma divertida”, apunta. El transcurso de la partida, que tiene como escenario las ventanas de la plaza Europa del barrio San Juanillo, es compartida sistemáticamente con todos sus seguidores a través de un vídeo en directo por la red social Instagram.

Detalla que para llevar a cabo el típico juego de los barcos han realizado un tablero único para ello, del cual cada vecino posee dos hojas diferentes para apuntar los aciertos e impactos propios y rivales. La partida se compone de un total de 11 barcos de diferente tamaño, es decir, de ocupación de varias casillas. Tras el enfrentamiento naval, el joven palentino subraya que el momento álgido llega al hacer sonar por un altavoz la canción We Are the Champios, en señal de victoria, puntualiza.

Aunque la idea nace entre dos vecinos y amigos, Alejandro García asegura que la actividad puede ser exportada a otras personas del vecindario y la plaza, con el objetivo de que se una más gente, siempre que “sea una iniciativa aceptada y no moleste al resto”.

 

 

Maneras de entretenerse

Alejando García intenta llevar una vida “normal dentro de la anormalidad”, como practicar ejercicio físico de manera casera, al “subir y bajar las escaleras o usar la fregona a modo barra de pesas, a la que se la añaden bolsas de la compra”, comenta. Aun así, deja claro que “internet ha ayudado mucho”, pero también pasa el tiempo leyendo todos aquellos libros que se dejaron de lado por la falta de tiempo.

Además, el joven palentino apunta que “es muy gamer y por suerte sus amigos también”. Es decir, un fan de los videojuegos, por lo que, debido a la situación actual, “aprovecha todas las ofertas que ofrecen plataformas de descargas como Steam y así poder probar juegos nuevos”. No lo hace solo, ya que se une a las partidas con amigos y compañeros, con los que se comunican mediante Discord, una página de comunicación parecida a Skype, pero sólo de un solo canal de voz. “Sin el vídeo hace que la velocidad del ordenador sea mejor y el rendimiento del juego sea más alto”, añade.

El día es muy largo y es necesario llevar a cabo múltiples actividades para mantener la mente ocupada y olvidarse, de alguna manera, de la prohibición de salir a la calle sin motivo justificado. Por ello, a mayores del ejercicio, la lectura o los videojuegos, aprovecha el tiempo para estudiar el curso C1 de inglés, de la mano de clases por vía telemática. No obstante, películas, series y maratones de las grandes sagas han comenzado a ser fieles compañeros de salón.
Las tecnologías son una de las herramientas imprescindibles en el estado de alarma, tal es así que García destaca que ha enseñado a su abuela a hacer videollamadas de WhatsApp para poder verse las caras, y también han celebrado el cumpleaños de su tía por esa vía. “Maneras de comunicarse y realizar planes juntos y en familia”, asevera.

Lo + visto

Pin It on Pinterest