Connect with us

Renault Palencia quedará con un turno por la escasez de piezas y la dirección trasladará 440 trabajadores a las plantas de Valladolid

La reordenación de la plantilla, recogida en el convenio colectivo, durará mientras continúe la falta de componentes

Publicado

el

La factoría de Renault en Palencia quedará con un solo turno, de momento, por la escasez de piezas, por lo que la dirección anunció hoy a los sindicatos en el Comité Intercentros que tendrá que utilizar las medidas de movilidad pactadas en el convenio colectivo, con el objetivo de reordenar la plantilla. De esta manera, desplazará el medio turno excedente a las factorías de Valladolid, que rondará los 440 trabajadores -principalmente, de Montaje-, con el objetivo de aplicar menos ERTE.

Un comunicado de la sección sindical UGT FICA Renault España, recogido por la Agencia Ical, señaló que la Opción de traslado Voluntario (OTV) se aplicará a partir del 15 de noviembre y que de no llegar al número de voluntarios suficientes (aproximadamente 440 trabajadores), abrirá mediante la Comisión de Movilidad de Palencia el traslado forzoso aplicando el reglamento recogido en el convenio. Y es que la compañía explicó a los sindicatos que continúa la escasez de componentes y “no existen visos de recuperarse a corto plazo”.

La Unión General de Trabajadores, como uno de los firmantes del convenio que adjudica tres modelos a la factoría de Palencia, se mostró esperanzada que esta decisión sea “muy acotada” en el tiempo, ya que la plantilla tendrá que trabajar “en breve”, a pleno rendimiento, en los lanzamientos de los nuevos modelos. “Estaremos vigilantes en el cumplimiento de las medidas de movilidad que vienen recogidas en el convenio, destinadas a evitar en estos casos males mayores, respetando estrictamente los criterios a la hora de su aplicación, primero la voluntariedad, que se deje venir a todo el que lo solicite y si no se llegaran a cubrir las necesidades, cómo se tiene que producir la elección de los desplazados forzosos y la duración de estos”, añadió la nota de prensa.

Además, el sindicato solicitó que se respeten todas las conciliaciones ya concedidas, y los acoplamientos del Servicio Médico de Palencia, así como los mayores de 57 años y todas las excepciones que recoge el reglamento de movilidad.

Por su parte, Comisiones Obreras (CCOO) exigió que los inamovibles no sean las personas sino los puestos, abriendo la opción al resto de categorías, como las de oficial de segunda y oficial de primera que puedan optar a venir a trabajar a las plantas de Valladolid. Además, reclamó a la empresa que, dado que las personas que vienen ocuparán los puestos de aquellos eventuales que van finalizando sus contratos, lo razonable es que tengan preferencia en su contratación a futuro. Por último, solicitó que, de manera extraordinaria, la merma económica de la supresión del turno se compense con el abono de la turnicidad, se respeten las conciliaciones familiares y los acoplamientos del servicio médico.

CCOO mostró su preocupación por la falta de componentes, que afecta tanto a los trabajadores eventuales como a las empresas auxiliares ya que pagan las consecuencias de la crisis. “Exigimos soluciones que deben venir de la Dirección de la empresa y de la clase política. Ambos tienen la responsabilidad de proteger la industria, y en particular la del automóvil, sector estratégico en España, ante una situación que en principio iba a durar unos meses y ya llevamos cerca de un año”, señalaron los dirigentes sindicales.

La Confederación General del Trabajo (CGT) aprovechó la reunión para preguntar por la actividad de las factorías de Renault en el resto del mundo, el impacto que puede suponer en un futuro cercano el incremento del precio de materias primas, la situación en la que quedarán Chapa y Embutición de Palencia, que trabajan con una mayor diversidad de turnos. La Dirección de la empresa respondió que las paradas están siendo generalizadas en todo el grupo y no puede precisar el tiempo durante el cual se prolongará esta medida. “Los trabajadores no somos los culpables de esta crisis por que las cúpulas de las empresas del sector del automóvil son quienes nos han llevado a esta situación debido a su falta de previsión (tal vez de manera consciente)”, concluyó.

Por último, Trabajadores Unidos apuntó que la incertidumbre creada y la falta de soluciones hace que trabajar en Renault sea una situación que afecta a todos los niveles y especialmente económicos a los “de siempre”. No en vano, precisó que la empresa siempre tiene beneficios y no ven la “merma” de sus bolsillos ni sus condiciones de trabajo como sufren los trabajadores.

Lo + visto