Connect with us

Salamanca recibe una inversión de 67,4 millones de la Junta de CyL para convertirla en “motor económico y de empleo”

La Junta de Castilla y León aportará como mínimo el 40% del total de la inversión, que se completará con las aportaciones del Ayuntamiento, la Diputación y la Usal, durante los próximos cuatro años

Publicado

el

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, presidió este viernes la firma de un protocolo entre la administración autonómica, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento y la Usal para el impulso de un proyecto de futuro para Salamanca y su alfoz con el que, según destacó, se pretende “aprovechar todas las capacidades de la ciudad para ser un motor en la actividad económica y la creación de empleo en torno al conocimiento, la innovación y las nuevas tecnologías”. Todo, mediante una inversión total de 67,4 millones de euros, de los que la Junta aportará un mínimo del 40 por ciento, en torno a 29 millones.

“Lo que queremos es abrir puertas hacia nuevos sectores con mercados emergentes”, pues “hay mucho potencial para generar oportunidades y sacar provecho de todo el talento que hay en Salamanca”, afirmó Fernández Mañueco, quien agradeció el “ejemplo de colaboración entre instituciones” que supone la firma de este acuerdo. En concreto, el documento firmado hoy establece la voluntad de las instituciones para impulsar programas y acciones destinadas a proyectar Salamanca y su alfoz como “una capital que debe proyectar su futuro en base a la ubicación estratégica en Castilla y León y su capacidad histórica como centro mundial del conocimiento por la presencia de dos Universidades que han consolidado su proyección mundial”.

El protocolo fue suscrito por el presidente Alfonso Fernández Mañueco, el presidente de la Diputación Provincial, Javier Iglesias, por el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y por el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero. Asimismo, a las entidades firmantes se sumarán la Cámara de Comercio de Salamanca y la Fundación Air Institute, en aquellas acciones específicas en las que estén involucradas, y también en los términos que se fijaran en los convenios correspondientes.

Según afirmó el presidente durante el acto de presentación celebrado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de la capital charra, este protocolo tiene como objetivo “impulsar Salamanca como un eje de desarrollo desde el oeste de la Comunidad aprovechando su ubicación estratégica”, ya que “es un nodo logístico del Corredor Atlántico, cuenta con conexión preferente con Portugal, tiene un papel relevante dentro del eje norte-sur de la Península Ibérica, y es además la puerta de acceso desde el oeste peninsular a las infraestructuras vinculadas con el este de la Comunidad Autónoma, con el resto de España y del continente europeo y nudo de comunicaciones con Portugal”.

 

El protocolo

Según figura en el protocolo, para impulsar el primer eje de desarrollo industrial y logístico de Salamanca es necesario desarrollar áreas, precisamente, las áreas industriales y logísticas. Asimismo se considera “prioritario” dar un impulso definitivo a la construcción de la futura Plataforma Intermodal en el Puerto Seco de Salamanca, llamada a convertirse en un “enclave de referencia” para el tránsito de mercancías entre los puertos marítimos de Portugal, España y el resto de Europa.

Así, se pondrá en marcha un plan para disponer de más de 70 hectáreas de suelo industrial y logístico que supondrá la ampliación de la Plataforma Logística de Salamanca, situada al oeste de la capital. Esta extensión de más de 700.000 metros cuadrados, distribuidas en tres sectores de actuación, con la doble finalidad de poner a disposición suelo urbanizado para uso industrial y logístico, y de construir la Plataforma Intermodal en el Puerto Seco, se llevará a cabo en colaboración público privada con el impulso del Ayuntamiento de Salamanca y la Junta de Castilla y León.

De este modo, se pondrán en marcha recursos para hacer crecer los procesos de investigación, innovación y transferencia tecnológica hacia los sectores empresariales en los que la ciudad, y su área de influencia, acumulan “capacidades para generar valor y empleo de alta calidad”. Para ello se impulsará, por un lado, el sector Bio-Salud. Según destacó el presidente, Salamanca tiene una trayectoria vinculada a la investigación biosanitaria y a la creación de unidades productivas dentro del sector de la bio-salud, que se impulsará entre todas las Instituciones involucradas basándose en los proyectos ligados a los Centros de investigación de la Universidad de Salamanca y del Complejo Hospitalario Universitario.

Por otro lado se impulsará el sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación. “Salamanca es epicentro regional y nacional en la generación de proyectos y talento en el campo de las nuevas tecnologías, un ámbito de actividad muy ligado también a las universidades”, tal y como subrayó Fernández Mañueco. Por ello, se impulsará a Salamanca como “uno de los grandes centros nacionales e internacionales de especialización de actividades creativas vinculadas a la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas y distintos desarrollos del sector TIC”. Asimismo se prevé un mayor desarrollo para la creación de contenidos digitales que “han adquirido un gran peso y proyección de cara a un futuro inmediato”. Las Instituciones que colaborarán en este ámbito serán la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Salamanca y la Universidad de Salamanca.

El protocolo impulsará una red de infraestructuras que facilite la implantación de proyectos promovidos por emprendedores en los sectores bio-sanitario, agroalimentario, y de la Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas (IoT). En esta red se integrará la incubadora para el sector biosanitario impulsada por la Cámara de Comercio de Salamanca y la Fundación Incyde, el Ayuntamiento, la Junta y la Usal, así como incubadora para el sector agroalimentario impulsada por la Diputación, el Ayuntamiento y la Usal. También habrá lugar para Centro para tecnologías IoT e inteligencia Artificial, impulsado por el Ayuntamiento y Air Institute, coordinadora del IoT European Digital Innovation Hub.

Asimismo se prevé el desarrollo de infraestructuras para el apoyo al emprendimiento en el entorno y área de influencia de Salamanca, con el objetivo de lograr un mejor aprovechamiento de la labor de impulso a la investigación e innovación en el ámbito de las nuevas tecnologías y otros sectores de actividad.

 

Acuerdo histórico

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, calificó el protocolo de “acuerdo histórico” que “marcará un antes y un después en el desarrollo futuro”. El mandatario de la Salina expresó su satisfacción por la manifestación de un respaldo “sin precedentes” por parte de las administraciones públicas al “talento de los salmantinos” y a las posibilidades de su provincia. Iglesias evidenció su agradecimiento al presidente Mañueco y mostró su apoyo al alcalde Carbayo, quien tendrá “mayor responsabilidad en que todo vaya bien”, según matizó.

Además, según el presidente de la Diputación, el futuro de los municipios de la provincia puede depender también de este acuerdo. “Para afrontar retos como la despoblación y el desarrollo del sector primario, se hace necesario poner en valor el campo, y la mejor forma de hacerlo es poner a su servicio la innovación y el conocimiento. Salamanca es la ciudad del conocimiento y la provincia no puede ser ajena. Nosotros encendemos la mecha pero lo hacemos con el convencimiento de que el talento de los salmantinos será protagonista y artífice de la transformación que puede experimentar la provincia gracias a este protocolo”, manifestó.

Por otro lado, el jefe de la Salina destacó que Salamanca cuenta con “el privilegio y la oportunidad” que represente la colaboración interinstitucional. “Ya quisieran en otros lugares de nuestro país que las administraciones del entrono pudieran ir de la mano para sacar adelante proyectos como este. Es una diferencia que tenemos que aprovechar. En Salamanca hay estabilidad, seguridad y administraciones responsables que estamos remando en la misma dirección”, certificó.

 

Salamanca como potencia

Por su parte, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, señaló que esta firma “no es una entelequia”, porque se sustenta en un “fuerte apoyo económico y en un proyecto que ya está en marcha, con las máquinas urbanizando el sector de Peña Alta” y destacó que lo que se pretende es situar a la ciudad y a su zona de influencia como una “potencia” de la industria del conocimiento ligada a las ciencias de la salud, a las tecnologías, a la economía verde y circular y al transporte logístico.

En este sentido, Carbayo comprometió el apoyo de las instituciones a los jóvenes emprendedores, “ambiciosos y con ganas de comerse el mundo”, quien gracias a este acuerdo “tendrán muchas más oportunidades”. Además, con el objetivo de que “ninguna empresa se le escape a Salamanca”, prometió suelo industrial en condiciones favorables para facilitar su establecimiento en la ciudad. “Los empresarios tienen confianza en Salamanca porque es segura y hemos generado estabilidad política, institucional y social. Hemos sido capaces de convertirnos en exportadores ‘pata negra’ de la lengua que nos une y seremos capaces de internacionalizar nuestro nombre de la mano de las empresas”, añadió.

Según el regidor charro, el modelo instaurado en la capital del Tormes ya es “de éxito”, pero “necesita más patas”. “Queremos se la capital del emprendimiento, de las patentes, de las ideas que cambian vidas”, confirmó. Para ello, reconoció que la financiación es vital y aludió al respaldo económico del protocolo. “Es una garantía que todas las administraciones estamos dispuestas a involucrarnos en las coas que importan. En Salamanca no debemos conformarnos, debemos jugar en las grandes ligas. Estamos en disposición de estar entre los mejores y ganarnos el futuro nosotros mismos”, concluyó.

 

Suma de fuerzas

El encargado de abrir el acto celebrado este viernes en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León y que contó con la presencia de las fuerzas vivas de la ciudad de Salamanca así como numerosas autoridades, fue el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, quien expresó en primer lugar su agradecimiento por “un día feliz para Salamanca y su entorno”, gracias a “muchos meses de trabajo conjunto en proyectos compartidos que suman la fuerza y las capacidades de la provincia”.

Rivero recordó que 2020 fue un año “durísimo” e invitó a “no perder esa memoria”, pero recomendó que 2021 y el 2022 sea “un tiempo de recuperación y de no escatimar esfuerzos conjuntos en la creación de las bases para el desarrollo económico y social, y de oportunidades para los jóvenes”. La Usal, según queda plasmado en el protocolo y destacó el rector, participará en áreas “muy representativas del conocimiento”, como la agroalimentación, la sostenibilidad medioambiental, la bioteconología en colaboración con las empresas, la inteligencia artificial y las ciencias de la salud.

Lo + visto