Conecta con nosotros

Berkeley, a la espera del Consejo de Seguridad Nuclear y del Ayuntamiento de Retortillo (Salamanca) para iniciar el proyecto de la mina

La compañía prevé invertir 87 millones de euros y generar 500 empleos directos este año

Publicado

el

La compañía Berkeley Minera aseguró hoy estar “lista” para invertir los 87 millones de euros iniciales en el Proyecto minero Retortillo, que generará 500 puestos de empleo en 2020 gracias a la construcción de la mina de Retortillo (Salamanca). Para llevar a cabo dicha inversión, la empresa está únicamente a la espera de la autorización de construcción que ha de informar el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y de la licencia urbanística del Ayuntamiento de Retortillo para poner en marcha su proyecto minero.

 

Jesús Formigo / ICAL. Maquinaria para la excavación de la empresa Berkelei Minera en Retortillo

 

Desde que comenzó el proyecto en 2012, Berkeley Minera ha invertido ya más de 86 millones de euros y prevé destinar un total de casi 400 millones de euros durante la vida de inicial de la mina si recibe la autorización para iniciar las obras. En un comunicado recogido por Ical, recalcan que el proyecto se ha comprometido a promocionar el empleo local, donde ya se ha convertido en el máximo empleador, y aportará ingresos de un millón y medio de euros a los ayuntamientos en los que se encuentra el yacimiento y 23 millones de euros a la Hacienda Pública en concepto fiscal, que podrán incrementarse en función del desarrollo de la mina.

Además, argumentan que la mina de Retortillo cuenta ya con más de 120 autorizaciones e informes favorables de las administraciones local, regional, nacional y europea, incluyendo la Declaración de Impacto Ambiental, la Concesión de Explotación, las autorizaciones de la Confederación Hidrográfica del Duero, o la Autorización Previa de la Planta de Concentración como instalación radiactiva, lo que “garantiza el estricto cumplimiento de todos los requisitos técnicos y medioambientales”. Cuenta además con las certificaciones OHSAS 18.001, de seguridad y salud laboral, ISO 14.001 de gestión ambiental, y UNE 22470-80 de gestión minera sostenible, todas ellas certificadas y auditadas por AENOR.

En este sentido, el presidente de Berkeley Minera España, Francisco Bellón, asegura que no tienen “ninguna duda de que las dos restantes cumplen con todos los requisitos necesarios”. “Por eso, y dado que las autorizaciones pendientes son completamente regladas y no están sujetas a interpretaciones subjetivas, confiamos en que podamos poner en marcha el proyecto lo antes posible y que suponga un impulso tanto para la creación de empleo como de actividad económica en la región, muy afectada por los índices de paro y la despoblación”, defiende.

Sobre la legalidad del proyecto, Berkeley considera que todas las Administraciones y los tribunales que han valorado ya la validez de las autorizaciones otorgadas han corroborado la legalidad del ‘Proyecto Retortillo’, que dará empleo a más de mil personas entre puestos de trabajo directos e indirectos, y está llamado a ser uno de los proyectos económicos más relevantes para la región, sobre todo en el próximo periodo de recuperación económica que tocará vivir tras la Covid-19.

“La mina de Retortillo será un motor fundamental para la recuperación económica de la región y por eso nuestro objetivo ha sido desde el principio la generación de empleo de calidad, de manera sostenible, y priorizando a las personas que viven en el entorno de Retortillo y en la provincia de Salamanca, para lo cual, por ejemplo, hemos puesto en marcha un centro de formación en el que más de 120 personas de la comunidad local han sido ya formadas, y muchas de ellas incluso han trabajado ya para nosotros”, asegura Bellón.

Berkeley cuantifica que el proyecto aportará riqueza a la zona durante al menos 14 años, teniendo en cuenta las fases de construcción, producción y clausura, y que el 80 por ciento de la inversión recalará en la provincia de Salamanca. De hecho, desde que se inició el proyecto la compañía ha realizado adicionalmente contribuciones económicas a los municipios limítrofes que a día de hoy ya ascienden a 470.000 euros, de los que 330.000 euros han recalado en el municipio de Retortillo y la cantidad restante entre Villavieja y Villares de Yeltes. Estas aportaciones, que se han realizado en el marco del Acuerdo de Colaboración que la empresa ha firmado con los municipios, han permitido la realización de importantes mejoras en instalaciones municipales básicas, como estaciones de depuración de aguas, parques públicos, conexiones de internet de libre acceso a los vecinos, instalaciones deportivas, etc.

El sector minero emplea en este momento en España a cerca de 30.000 personas de manera directa, y si bien el carbón ha experimentado un significativo descenso en las últimas décadas, la minería metálica ha repuntado de manera significativa, no en vano, comunidades autónomas como Andalucía, Extremadura, Castilla y León o Castilla la Mancha han desarrollado planes estratégicos específicos para el desarrollo de los proyectos mineros, que se han mostrado en la última década como una de las oportunidades más importantes de inversión y desarrollo, y especialmente para las zonas en las que se encuentran, que en general padecen de los efectos de la despoblación de manera acuciante.

Lo + visto

Pin It on Pinterest