Conecta con nosotros

Investigadores del CIC de Salamanca validan en ratones una nueva diana farmacológica contra el cáncer sin efectos colaterales negativos

A través de ensayos con nuevos modelos de ratón modificados genéticamente

Publicado

el

El grupo de investigadores del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca dirigido por el doctor Xosé R. Bustelo validó, en ensayos con nuevos modelos de ratón modificados genéticamente, una nueva diana farmacológica para frenar el crecimiento de determinados tipos de tumores sin efectos colaterales negativos.

 

 

El ensayo nació con la intención de determinar el valor terapéutico de la proteína Vav2, implicada en distintos tumores como los de cabeza y cuello, mama y adrenocorticales, a través del desarrollo, a nivel preclínico, de modelos de animales que mimetizaran lo más exactamente posible los efectos positivos y nocivos asociados con la administración del fármaco contra las dianas tumorales de interés, informó el CIC de Salamanca.

De esta manera, el grupo de investigación liderado por Xosé R. Bustelo utilizó técnicas de manipulación genética para generar ratones que, en vez de la forma completamente activa de la proteína Vav2, expresasen versiones de Vav2 con niveles más bajos de actividad biológica y que, por tanto, mimetizaban de forma mucho más fidedigna los efectos positivos y negativos provocados por la aplicación de fármacos que bloqueasen la actividad biológica de Vav2.

El análisis de esos ratones fármaco-miméticos permitió al grupo de investigación del CIC de Salamanca estudiar si la inactivación de la actividad biológica de Vav2 era suficiente para parar el crecimiento de los tumores, determinar los niveles de inhibición de Vav2 mínimos para conseguir dicho efecto, y predecir los efectos secundarios causados por dicha inhibición en los órganos sanos, además de averiguar si existen ventanas terapéuticas en las que es posible obtener efectos antitumorales positivos sin generar efectos colaterales negativos.

Los resultados obtenidos en el trabajo dirigido por el doctor Xosé R. Bustelo demuestran así que es posible obtener efectos antitumorales bastante eficaces con la nueva diana farmacológica “incluso cuando la actividad biológica de Vav2 no se inhibía al cien por cien”, puesto que “solo con inhibir aproximadamente un 70 por ciento de la actividad de Vav2 es suficiente para parar el crecimiento tumoral”, explican desde el CIC.

Además, el trabajo también demostró que, dependiendo del nivel de inactivación de la actividad biológica de Vav2, es posible detener el crecimiento del cáncer sin que se observe ningún efecto negativo en el sistema cardiovascular, los riñones o los ojos de los ratones. Datos que indican que Vav2 “sí puede ser una diana terapéutica de interés para determinados tipos de tumores” a través del desarrollo efectivo de fármacos.

La financiación de este trabajo del CIC de Salamanca fue posible gracias a proyectos financiados por la Worldwide Cancer Research del Reino Unido, el Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España, el Instituto de Salud Carlos III, la Junta de Castilla y León y la Asociación Española Contra el Cáncer, que financia el salario de uno de los autores del trabajo, el doctor Javier Robles Valero.

Lo + visto

Pin It on Pinterest