Conecta con nosotros

Zanguango Teatro y la burgalesa Elisa Sanz, finalistas en la gala de los XXIII Premios Max

La compañía, de raíces salmantinas y burgalesas, competirá por el galardón al mejor espectáculo de calle por ‘Al otro lado’ y Elisa Sanz optará a su octavo galardón por ‘Play’

Publicado

el

El comité organizador de los Premios Max de las Artes Escénicas anunció hoy los finalistas de las 19 categorías a concurso de la XXIII edición de los galardones, cuya ceremonia de entrega se celebrará, si la evolución de la pandemia lo permite, el 7 de septiembre en el Teatro Cervantes de Málaga. Tras la anterior edición, que tuvo lugar en el Teatro Calderón de Valladolid, en esta ocasión los representantes de Castilla y León serán la compañía Zanguango Teatro, fundada en Salamanca en 1993 y radicada durante cerca de una década en Treviño (Burgos), y la escenógrafa y diseñadora de vestuario burgalesa Elisa Sanz.

 

Miriam Chacón / ICAL . Elisa Sanz, figurinista y escenógrafa burgalesa

 

Estos galardones están organizados por la Fundación SGAE, con el propósito de reconocer el talento de los profesionales del teatro y la danza de España, además de promocionar los espectáculos de la temporada. De los 386 espectáculos inscritos en esta edición, 159 resultaron candidatos, de los cuales 35 espectáculos han llegado a la última fase, congregando un total de 60 finalistas.

Elisa Sanz competirá por el galardón por su trabajo en ‘Play’, para la compañía madrileña Aracaladanza, con la que lleva colaborando cerca de dos décadas. Ella se ocupa en el montaje del diseño de la escenografía y del vestuario, y es por esta última faceta por la que competirá en esta ocasión por el Max, un galardón al que ha sido nominada en once ocasiones, alzándose con siete estatuillas hasta el momento.

“Los premios no son buenos para ti exclusivamente a nivel de prestigio, que también lo son, sino que además suponen un apoyo a la compañía y al trabajo realizado por todos sus miembros. En el caso de Aracaladanza, por ejemplo, los dos Max que ganamos con ‘Pequeños paraísos’ en 2008 lanzaron a la compañía. Las nominaciones siempre son una alegría porque suponen un reconocimiento al trabajo del equipo, y más en las catastróficas circunstancias en que estamos en estos momentos”, señala la creadora en declaraciones a Ical.

Estrenado a finales de diciembre de 2018 en los Teatros del Canal, ‘Play’ propone al espectador la aventura del juego ,y con ella, la libertad de la imaginación, el placer de inventar, el asombro, la risa y la complicidad. El montaje nació como un lienzo en blanco, con la mirada abierta, sin inspiraciones concretas, en torno a la investigación del propio proceso del juego que siempre ha formado parte del universo poético soñado por Aracaladanza.

“Después de los tres espectáculos anteriores, que conformaban una suerte de trilogía inspirada por pintores, en ‘Play’ decidimos sacar la inspiración de nosotros mismos y jugar con nuestros procesos artísticos, y eso fue un gran reto, porque suponía era partir de absolutamente de la nada, de la importancia del juego en los procesos de Aracaladanza, y meter todo eso dentro de un espectáculo, creando nuestra propia estética y dramaturgia visual a partir del juego”, relata Sanz, que recuerda todo el “trabajo y cariño” que volcaron en el montaje para que resultara atractivo al público de todas las edades.

Sin perder la sonrisa del rostro, Elisa Sanz recalca que en los momentos actuales, con las salas de teatro aún cerradas al público, es preciso conservar la convicción de que “la cultura es necesaria”. “Esto va a ser muy grave en todos los ámbitos, ojala tuviera la solución”, desliza con cierta amargura, antes de subrayar que Aracaladanza es una de las poquísimas compañías de danza españolas para niños que tiene a todos sus trabajadores dados de alta en la Seguridad Social de forma permanente. “Estos meses había muchísimos bolos cerrados con ‘Play’ y nadie sabe qué va a pasar a medio plazo. No se sabe aún cómo se podrá reabrir, pero si fuera en las condiciones de limitación de aforo que se están comentando serían los teatros públicos y los ayuntamientos los que deberían apoyarnos, permitiendo que las compañías pasen de la taquilla a caché fijo”, sugiere. Este año, Elisa Sanz competirá por el Premio Max al mejor diseño de vestuario con Pier Paolo Álvaro por ‘Je suis narcissiste’ y con Elisa Ramos por su trabajo en ‘Acróbata y Arlequín’.

 

ICAL . Espectáculo ‘Al otro lado’, de Zanguango Teatro, finalista en la gala de los XXIII Premios Max

 

Un canto a las calles

Por su parte, Miguel Ángel Pérez, de Zanguango Teatro, recalca que han recibido la nominación para ‘Al otro lado’ “con mucha alegría”. “nos ha puesto contentos y eso siempre está bien”. El montaje se estrenó el 16 de mayo del pasado año en el Umore Azoka de Leioa, pocos días antes de recalar en el Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid (TAC), donde el montaje le valió el premio a la mejor interpretación para Txubio Fernández de Jáuregui.

Radicada en Álava hace un lustro, la compañía ha mantenido históricamente desde sus inicios una estrecha relación con el TAC, donde se han alzado con varios premios, como el galardón al espectáculo más original e innovador por ‘Flux’ en 2016. “Siempre estamos encantados de actuar en Valladolid. Las funciones del año pasado con ‘Al otro lado’ fueron preciosas, memorables. El público de Valladolid, el público del TAC, siempre es espectacular. Es una pena que este año no se haya podido celebrar”, lamenta.

‘Al otro lado’ está protagonizada por Miguel Garcés y el propio Txubio, y el montaje invita a “hacer espectacular la vida cotidiana, con el simple hecho de colocar en la vía pública un telón, abrirlo y mirar lo que hay detrás con los ojos bien abiertos, que no es sino la vida en las calles, que siempre es espectacular. Sol hay que saber mirar y eso es lo que intentamos hacer nosotros”, explica Pérez.

Esa reflexión en torno a la realidad y la ficción se desdibuja en una situación como la que atraviesa actualmente todo el mundo, momentos de “irrealidad” donde “nunca sabemos dónde empieza una cosa y acaba la otra”. Desde la compañía valorar el momento como “un desastre total”, y reconocen no saber si “alguna vez será posible retornar a la ‘antigua normalidad’”.

“Esto ha sido un palo muy grande para todos los trabajadores del teatro en general, y de calle en particular. Los protocolos que se plantean para hacer espectáculos en la calle son tan raros, tan distópicos, casi ortopédicos… Es todo tan increíble que realmente te planteas si realmente merece la pena y si se puede trabajar en esas condiciones. Espero que este verano se pueda encontrar la manera de volver a trabajar sin que los protocolos que se están barajando acaben matando el espectáculo y la propia vida en la calle”, reflexiona. ‘Al otro lado’ competirá por el Premio Max al mejor espectáculo de calle con ‘Kale Gorrian (Desahucio)’, de Cía Barsanti, y con ‘Slapstick’, de Cía Mar Gómez.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest