Conecta con nosotros

El segoviano Luis Moro presenta ‘Resistencia animal’ en el Museo de la Ciudad de México hasta el 8 de marzo

El artista plástico aborda cómo la vida silvestre resisten en los entornos urbanos de la capital azteca

Publicado

el


ICAL El artista segoviano, Luis Moro expone en Ciudad de México. Imágenes cedidas por Luis Moro

 

El artista segoviano Luis Moro presenta la exposición ‘Resistencia animal’ en el Museo de la Ciudad de México, hasta el 8 de marzo, donde aborda “el mundo imperceptible de los pequeños seres que viven en la ciudad” y otros más grandes que se asientan en la periferia, cuyo hábitat también se encuentra en peligro ambiental. Las 19 piezas reflexionan sobre cómo la fauna ha podido resistir en entornos urbanos, ocupando la Sala Juárez 1.

El filósofo Rodrigo González definió la muestra de Moro como una jungla urbana donde “aún habitan algunas especies”, así como que “las instalaciones, obras pictóricas y sonoras e interactivas del artista muestran al animal como símbolo de resistencia, de vida”. En su opinión, en estos cuadros hay un doble mensaje, de “dibujo soberbio, inquietante y esperanzador”

Por su parte, el crítico de arte y comisario José Manuel Springer resumió que lo que le interesa a Luis Moro, para abordar la vida silvestre de México, no es la naturaleza en sí, sino las maneras en que los animales, desde los vertebrados hasta los insectos, se adaptan al entorno urbano, como consecuencia de la invasión del medio ambiente provocada por el desmedido crecimiento de las urbes.

“Con ojo afinado para descubrir los detalles, el artista dibuja, pinta y anima virtualmente la existencia de criaturas encontradas en el recorrido por los pacíficos remansos en las avenidas de Austin, Texas, donde él comenzó a desarrollar este proyecto”, argumentó, registrando los sonidos de las aves entre el ruido del tráfico en los espacios urbanos.

Además, la exposición del segoviano Luis Moro es una oportunidad para aprender a observar, localizar y proteger a la fauna urbana, despertando la curiosidad por el nuestro entorno natural y urbano, que “nos hace animales humanos con necesidades y deseos de sobrevivir, respetando la coexistencia de los demás seres vivos”, subrayó Springer.

 

 

Gran instalación

El comisario de la muestra de Moro explicó que la Sala Juárez 1 del museo “se viste de una gran instalación de ocho por cuatro metros con obras de arte dentro, “donde cada una cuenta una historia, porque el Valle de México es eso, un gran valle que tiene muchas historias urbanas y silvestres”. El sentido de su propuesta, añadió, es que los visitantes puedan estar inmersos “en un espacio que da la sensación de invasión al mundo animal, un poco como lo que ha pasado en la Ciudad de México por cómo se han ocupado todos los espacios”.

Según la crónica del periodista Cristóbal Torres, para la revista Cambio, la muestra ofrece piezas de diversa índole que abarcan casi un lustro de trabajo del artista; las obras más longevas datan de 2015, como ‘Escalando’ y ‘Paso a Nivel’, mientras que otras son más recientes, como ‘Jungla Urbana’ y ‘Zoo-ilógico’, que se presentan por primera vez en el contexto de una instalación.

Torres escribió que la génesis del proyecto fue una visita del artista segoviano a Parque Hundido, donde vio un árbol, del que le interesó “cómo todo resistía en un entorno que le había sido impuesto”.

 

 

Realidad Aumentada

De las 19 piezas que conforman ‘Resistencia Animal’, cinco cuentan con realidad aumentada, como ‘One way’ (2017) y ‘Chapultepec’ (2017-2018), que con ayuda de una tablet se puede ver una animación. Moro, como ya hizo en su exposición en el Torreón de Lozoya de Segovia, reclama el interés y la atención de las jóvenes generaciones que parece que no salen de estos dispositivos”.

En declaraciones del propio Luis Moro, recogidas en la revista ‘Cambio’, señaló que su deseo es que la gente experimente las piezas por sí mismas, “que la tecnología no reemplace a la obra, sino que sea un complemento de ella”.

Sobre el uso predominante de blancos y negros en toda la instalación, Luis Moro declaró que “si miras la Ciudad de México, es una ciudad que ha quedado así (en blanco y negro), se van borrando los colores, pero siempre hay un tono que brota”. Para Luis Moro, su trabajo siempre ha estado vinculado con la ecología y con esta muestra busca “concienciar a las personas para cambiar su modo de vida y cuidar el planeta.

De artista segoviano remarcaron, desde la Secretaría de Cultura, que fue, nombrado Embajador de la Paz y la Cultura por el Frente Nacional para la Paz en México, con premios nacionales de pintura, grabado y escultura en certámenes de Artes Plásticas de España y México, así como exhibiciones de su trabajo en Europa, Asia y América.

 

Museo de la Ciudad de México

El Museo de la Ciudad de México está ubicado en el antiguo Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya, y es uno de los ejemplos más notables de la arquitectura barroca del siglo XVIII, de los arquitectos Francisco Guerrero y Torres. Abrió sus puertas el 31 de octubre de 1964 y ofrece exhibiciones temporales, con la obra de “artistas plásticos que expresan, a través de sus colores y técnicas, las múltiples formas de mirar y sentir la Ciudad de México”.

También se puede visitar el Museo de sitio y estudio Clausell, donde de forma permanente hay recreaciones de algunas habitaciones de los condes de Calimaya como la capilla, la sacristía y la sala de música y el estudio de Joaquín Clausell, y la biblioteca Jaime Torres Bodet.

Lo + visto

Pin It on Pinterest