Conecta con nosotros

El Hospital de Soria logra atender a prematuros mayores de 32 semanas con inmadurez pulmonar

La jefa del Servicio de Pediatría recibe el ‘Premio al proyecto de investigación’ de Sacyl por este proyecto de investigación

Publicado

el

 

El Hospital Santa Bárbara de Soria utiliza ya una guía de procedimiento para la administración de surfactante mínimamente invasivo para el tratamiento del síndrome de dificultad respiratoria en recién nacidos prematuros, tras realizar un proyecto de investigación para establecer un protocolo de actuación. La jefa del Servicio de Pediatría y Neonatología, María Luis Serrano Madrid, recibió el ‘Premio al proyecto de investigación’ de la Gerencia de Salud de Soria por llevar a cabo este tratamiento en el Hospital de Soria donde solo tienen capacidad para tratar, en principio, a prematuros mayores de 32 semanas de edad gestacional.

María Luisa Serrano reseñó que este tratamiento en hospitales de nivel III son casi rutinarios, pero en Soria, al nacer muy pocos niños no se realizaba. “Llevamos haciéndolo casi ya seis meses. La técnica nos permite disminuir el número de traslados y sobre todo la morbilidad de este tipo de pacientes con un manejo y tratamiento muy similar al que recibirían en hospitales de nivel III, es decir, más grandes y con más medios”, dijo.

Desde la implantación de este protocolo, en septiembre de 2019, se ha tratado a dos bebés. Les ha permitido imbuirse en la cultura de la seguridad del paciente mediante la aplicación de las técnicas de ‘Manejo de situaciones de Crisis’ realizando unos protocolos y estableciendo roles definidos y barreras de seguridad en un procedimiento que se realiza tres o cuatro veces al año en el Complejo Hospitalario.

El Hospital Santa Bárbara de Soria solo tiene capacidad para asumir los cuidados de una población de recién nacidos con edad gestacional mayor a 32 semanas, entre ellos, muchos pretérminos tardíos, es decir, bebés que nacen entre la 34 y 36 semanas en los que sus cuidados iniciales favorecen una disminución de la morbimortalidad. Estos, en ocasiones, nacen con el Síndrome de Dificultad Respiratoria (SDR), que se define como un cuadro de dificultad respiratoria secundaria al déficit de surfactante .

“Es el principal motivo de ingreso de recién nacidos en Neonatología, ya que presentan una inmadurez pulmonar, mala adaptación pulmonar, procesos infecciosos o afectación de otros sistemas”, indicó. La evolución en el tratamiento de este síndrome se encamina a un esfuerzo por minimizar el daño pulmonar secundario a la ventilación mecánica. Mediante la ventilación no invasiva y la administración de surfactante se ha cambiado drásticamente la evolución de los prematuros evitando complicaciones o traslados a otros centros.

El soporte respiratorio no invasivo desde la sala de partos y la administración de surfactante mediante técnicas no invasivas se realiza de modo rutinario en unidades de Neonatología con un volumen de pacientes muy por encima del registrado en el de Soria, donde la disminución de la natalidad y la derivación de los bebés a otros hospitales más grandes que nacen con menos de 32 semanas hace infrecuente este procedimiento.

“El proyecto pretendía implementar, para mejorar la seguridad del paciente, una guía de actuación unificando los criterios de indicación de surfactante, criterios de inclusión y exclusión de la administración , técnica administración del surfatante con reparto de roles entre el personal disponible en la unidad”, reseñó.

Lo + visto

Pin It on Pinterest