Conecta con nosotros

Soria ¡Ya!: “Motivos no nos falta para presentarnos a las elecciones pero nos falta ideología”

El colectivo ciudadano vuelve a la lucha prevé reunirse con el Gobierno Navarra y con los ministros de Fomento y Reto Demográfico para pedir “justicia”

Publicado

el

 

El Gobierno foral de Navarra recibirá en los próximos meses una carta de Soria ¡Ya!; sus portavoces piden un interlocutor válido para abordar su apoyo e impulsar la A-15 hasta Tudela (Navarra). También recibirán sendas misivas la ministra de Reto Demográfico y Transición Ecológica, el de Fomento, el presidente de la Junta y todo aquel que pueda hacer algo por una Soria, “que está en la UCI”.

El movimiento ciudadano lucha desde 2001 por conseguir que Soria cuente con infraestructuras del siglo XXI y se cree empleo, que ayude a que la provincia no desaparezca del mapa de España. A pesar de que llevan casi 20 años luchando por estos objetivos, los más veteranos del movimiento, aquellos que la formaron, creen, que en parte, han fracasado pues todavía 25 años después de que ya estuvieran dibujadas las autovías sorianas no se ha conseguido, ni de lejos, su finalización.

Luis Giménez, un miembro histórico de este colectivo, reconoce que se ha producido un cierto fracaso como movimiento, pues a excepción del Túnel de Piqueras y la A-15 hasta Madrid, el resto de infraestructura están por construir después de dos décadas movilizándose en la calle.

Entiende que es inaudito y desalentador que todavía se hable de la A-15 entre Soria y Tudela del Ebro y de la A-11 entre Soria y Valladolid o de arreglar el tren a Madrid, tres proyectos que llevan encima de la mesa de Fomento tres décadas, y que por lo tanto, en muchos casos hay que actualizar.

El movimiento ciudadano ha ido incorporando a nuevos portavoces en sus filas en los últimos años. Actualmente la media de edad de sus integrantes ronda los 45 años.

Gregorio Sanz, otro histórico del movimiento, recalca que la gente nueva, al igual que la anterior, no muestra preferencia política alguna, y aclara que el colectivo nunca ha sido “partidista”.

“Afortunadamente tenemos un grupo de padres de familia que trabajan por Soria y gente que reside fuera de la provincia por motivos laborales que colaboran activamente. Además, son gente muy preparada que han sabido coger el testigo”, defiende.

El colectivo ha recibido numerosas críticas por su apoyo expreso a la decisión de Teruel Existe de presentarse a las Elecciones Generales y por barajar, incluso, la posibilidad de hacer lo mismo.

En este aspecto, defienden que su movimiento hermano no ha hecho nada que no dijera antes de las Elecciones que iba a hacer, es decir, que ya avisó de que permitiría la conformación de un Gobierno para dar estabilidad a España.

“Nosotros tampoco somos Teruel Existe. Tenemos muchas cosas en común porque luchamos por los mismos fines pero cada movimiento tiene su identidad y busca el progreso de su provincia”, indica.

Soria ¡Ya! ha aparcado la idea de presentarse a las Elecciones y se centra en el activismo para reclamar lo que es necesario. Luis Giménez recalca que motivos para presentarse a las Elecciones “no les faltan”, pero sí adolecen de una infraestructura en cuanto a un líder y a una ideología se refiere.

En este aspecto, matiza que, cuando se abordó la posible participación en los comicios, se dieron cuenta de que carecían de una persona que “quisiera dar el paso adelante y ser blanco de las críticas e iras del PP y del PSOE” y también, y no menos importante, que el colectivo había diversidad de opiniones respecto a temas tan sensibles como la eutanasia, el aborto, la reforma laboral o la educación pública y concertada, y que el movimiento ciudadano, su trabajo y su honestidad podría irse al traste cuando diputado tuviera que votar según su conciencia o de manera asamblearia.

“No tenemos una ideología, cada uno piensa de una manera y solo nos mueve Soria, aunque algunos les cueste creerlo”, indica Monse Cuesta, otra de las históricas portavoces.

 

Arrollarán

A pesar de que no se han presentado a las elecciones, Luis Giménez avisa de que sí un día lo hacen “arrollarán”, ya que los sorianos están “hartos de que sus políticos tanto del PP como del PSOE, sean inútiles, incapaces y egoístas y solo defiendan su interés propio y el de su partido”.

“¿Alguien se imagina al diputado del PSOE, Javier Antón, o al del PP, Tomás Cabezón, votar lo contrario a lo dictado por su partido, a sabiendas de que perjudicará a Soria?. Jamás se jugarán el chollo que tienen montado y estas dos personas no representan, por lo tanto, al pueblo soriano”.

El colectivo ciudadano, más allá de las críticas a la clase política, les exige que pongan de forma inmediata las medidas necesarias para crear empleo en Soria. En este sentido, reclaman la finalización inmediata del polígono de Valcorba, cuya propiedad al 51 por ciento es del Estado, y que la Junta de Castilla y León apueste por crear empleo de calidad en Soria y destine la inversión del Plan Económico y Demográfico para este fin y no para “gasto ordinario” como hasta la fecha.

Para Luis Giménez otra de las trabas de la Plataforma es que a la lucha de la despoblación se han sumado muchas provincias que no tienen “ni de lejos” los problemas demográficos que padecen Soria o Teruel. Es más asegura que la provincia no tiene nada que ver ni con Cantabria ni con Zamora ni con Burgos, ni en número de habitantes ni en su situación de desarrollo económico. “A la España vaciada se ha apuntado demasiada gente. Más quisiera Soria estar tan mal como Cantabria o como Zamora, que tiene 15 habitantes por kilómetro cuadrados. La zona norte de Burgos también puede tener problemas, pero Soria y Burgos son el día y la noche”, aclara.

En este aspecto, Goyo Sanz apostilla que el número de habitantes de la capital y provincia es exiguo, y que el hecho de que el pueblo más grande de Soria tenga poco más de 5.000 habitantes es “ridículo” para el resto de España.

Es por ello, que exigen al Gobierno que la vacuna contra la despoblación la pongan en Soria, una provincia que en opinión de Monse Cuesta, “está a punto de desaparecer, porque la mayoría de sus habitantes tienen un pie en el cielo, otro porcentaje emigra y nacen cuatro”.

Asimismo, los tres manifiestas su descontento con la política que la Autonomía ha hecho respecto a Soria, y entienden que los de León, Zamora o Segovia no quieran formar parte de una autonomía que se fundó de forma “artificial y a la que metieron provincias sin sentido de pertenencia”. “Castilla fundó España y no había más sentimiento que ese. Ni Segovia ni Ávila querían pertenecer, en su día, a Castilla y León”, recordó Luis Giménez.

En este aspecto, considera que a Soria el hecho de pertenecer a Castilla y León le ha perjudicado “enormemente”, y acusa a Valladolid de “haberle chupado la sangre”.

Tampoco tienen mucha confianza en que Pedro Sánchez vaya a cumplir con sus promesas ni en Soria ni con Teruel Existe, que hasta el momento “ha hecho una buena jugada porque se presentó y ha apoyado a un Gobierno que necesitaba de su voto, pero que tendrá que esperar a ver si cumple lo pactado”. “Yo, personalmente, dudo de que Pedro Sánchez vaya a cumplir con todos y cada uno de los acuerdos que ha alcanzado con nuestra plataforma hermana. La política es así”, recalca.

A pesar de las dificultades que el colectivo afronta, sobre todo, porque los partidos políticos de uno y otro signo les acusan de ser o de “derechas o de izquierdas y desacreditarlos de forma constante”, prometen que esta legislatura sí Soria no tiene lo que en justicia le tocaba hace más de tres décadas se hará oír.

Hay relevo “y del bueno” y pese a quién pese los pocos sorianos resistirán la desidia de lo políticos del PP y del PSOE, que nunca vieron con buenos ojos que, en 2001, un movimiento alzará la voz para reivindicar sus derechos.

Lo + visto

Pin It on Pinterest