Conecta con nosotros

UGT y CCOO critican la “inaudita complacencia” del Gobierno con los “bloqueos torticeros” de la patronal en relación a la congelación del SMI

Los sindicatos reclaman que la salida de la crisis generada por la pandemia no solo como la anterior, con pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y un mercado laboral precarizado

Publicado

el

La Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) en Castilla y León se movilizaron hoy ante la Delegación y las subdelegaciones del Gobierno para criticar la “inaudita complacencia” del Ejecutivo central con los “bloqueos torticeros” de la patronal que impiden avances en ámbitos “esenciales” e “imprescindibles” para la igualdad social y la distribución de la riqueza. Entre ellos, está la congelación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que, a juicio de los sindicatos, afectan a unos 120.000 castellanos y leoneses, con sueldos y empleos muy precarizados.

El secretario autonómico de CCOO, Vicente Andrés, subrayó que aceptar el “veto” de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en relación al SMI que ha aceptado el Gobierno bipartito del PSOE y Unidas Podemos es entregar a la patronal unas “armas” que no son equitativas ni positivas para la sociedad. “La excusa del Ejecutivo al decir que si no hay acuerdo entre todas las partes no habrá una subida del salario mínimo impide que haya un mercado de trabajo estable y salarios dignos”, significó. En ese sentido, apostó por sentarse, “de igual a igual” con los empresarios para negociar las condiciones de trabajar.

Su homólogo en UGT, Faustino Temprano, exigió que PSOE y Unidas Podemos cumplan con lo que plantearon en la campaña electoral y que luego firmaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el acuerdo de Gobierno como la subida del SMI, las derogaciones de las reformas laborales y el mantenimiento del sistema público de pensiones. “Queremos que el Ejecutivo de marcha atrás con la congelación del SMI para que suba hasta los mil euros mensuales en 2021, además de tener como objetivo de cumplir con la Carta Social Europea para que, a finales de la legislatura, el salario mínimo sea el 60 por ciento de los sueldos firmados en convenios colectivos”, precisó.

Temprano apuntó, según declaraciones recogidas por la Agencia Ical, que este incremento del SMI también beneficiará a otros trabajadores con un salario base, tal y como recogen algunos convenios colectivos.

En cuanto a las pensiones, los sindicatos apostaron por la revalorización automática de las prestaciones y continuar con un sistema pública, donde prime regularizar más los gastos que los ingresos. El manifiesto conjunto de UGT y CCOO alerta que se abandonan, “de forma intolerable”, compromisos políticos para “abonar” teorías que solo persiguen dar pasos en la destrucción del sistema de pensiones del país.

Por último, la movilización, que congregó a unas 300 personas frente a la Delegación del Gobierno en Valladolid, con el lema ‘¡Ahora, Sí Toca!’, sirvió para reclamar la derogación de las últimas reformas laborales, sobre todo la del Partido Popular de 2012, que han supuesto un mercado de trabajo más precario, además de “cercenar” la negociación colectiva y los derechos de la clase trabajadora, mientras los empresarios se enriquecían.

Temprano y Andrés aseguraron que si el Gobierno no atiende sus reivindicaciones habrá más movilizaciones. Y es que advirtieron que los sindicatos no aceptarán que se repita lo que ocurrió con la anterior crisis económica. “Se dibuja el nuevo modelo de salida de la crisis generada por la pandemia, ya que se prevé que en el segundo trimestre del año empiece el crecimiento de forma importante. No queremos que los trabajadores vuelvan a perder poder adquisitivo y con un mercado laboral precario. Hay que repartir esa riqueza y cambiar el modelo de relaciones laborales para dar a los sindicatos la fuerza de la negociación colectiva, para tener convenios que tengan eficacia general”, sentenció el líder de Comisiones Obreras.

Lo + visto

Pin It on Pinterest