Kamagra jelly, being in a semi-solid jelly form, tends to get quickly absorbed in our body Buy Kamagra Australia, unlike tablets that have a slow rate of absorption. It takes around 20 minutes for the Jelly to start working after consumption as compared to tablets that take anywhere from 30 to 60 minutes.
Un agente medioambiental asegura que fue expulsado de Nueva Julia cuando acudió a comprobar la extensión de la explotación a terrenos de Villablino – HOY Castilla y León :: Noticias de Castilla y León
Connect with us

Un agente medioambiental asegura que fue expulsado de Nueva Julia cuando acudió a comprobar la extensión de la explotación a terrenos de Villablino

El secretario de la Junta Vecinal de Villar de Santiago asegura que CMC ocupó los terrenos tras su petición para restaurar unas cortas causadas por la actividad minera de interior

Publicado

el

Un agente medioambiental aseguró hoy en la Audiencia Provincial de León que un encargado de la explotación minera Nueva Julia-La Mora en el término municipal de Cabrillanes (León) le expulsó de la misma en marzo de 2009 cuando acudió a comprobar la extensión en varias hectáreas pertenecientes el Ayuntamiento de Villablino “sin autorización de ningún tipo”.

“Llegué a hacer las mediciones pertinentes y me empezaron a poner problemas, llegaron que no entendían a razones, con una actitud fuera de lugar y me invitaron a irme”, señaló el testigo, que había acudido a la zona a “comprobar que la explotación se había integrado donde no debía, ya que los montes de Villablino estaban vigilados”.

Así lo explicó durante su declaración en el juicio que juzga al empresario minero Victorino Alonso, en calidad de presidente, gerente, accionista mayoritario y administrador de la sociedad Minero Siderúrgica de Ponferrada y su sucesora Coto Minero Cantábrico, junto al fuera jefe de la explotación minera hasta el año 2010, Manuel Santamaría, por un delito contra el medio ambiente por la explotación minera de carbón a cielo abierto mediante la construcción de una cantera en los parajes conocidos como Nueva Julia y La Mora.

Durante su testimonio, el agente afirmó que “se fueron haciendo denuncias acumulativas una detrás de otra” por la ocupación de esos terrenos, pero la empresa “siguió ocupando con su actividad y ocupando más terrenos, hasta ocupar una veintena de hectáreas en la zona del Ayuntamiento de Villablino”.

En el turno de declaración de los testigos, también acudió a la Audiencia de León un extrabajador de las empresas MSP y posteriormente de CMC dentro de la administración de la secretaría general, quien aseguró que “en cualquier decisión tomada en las explotaciones las órdenes directas eran de un director general, que daba instrucciones director planificación, que a su vez se las daba al director facultativo de la explotación que fuera”.

El testigo se jubiló en diciembre de 2009 y, tal y como afirmó, hasta ese momento “no había habido ningún expediente sancionador a la explotación Nueva Julia”, cuya restauración aseguró haber visto que se llevaba a cabo, para lo que “se utilizaban empresas contratas, que estaban bajo órdenes del director facultativo”.

De igual forma, sobre la ocupación de terrenos del Ayuntamiento de Villablino, expuso que “el director de planificación y control dijo que, dada la superficie mínima que representaba, no hacía falta hacer ningún tipo de proyecto” para utilizarlo.

El este sentido, el secretario de la Junta Vecinal de Villar de Santiago explicó que la ocupación de los terrenos se produjo después de que se le pidiera a la empresa que subsanara y reparara unas cortas de hasta 18 metros de profundidad provocadas por la explotación de interior La Miranda, para lo que acordaron con el director general que “se subsanaría el daño existente cuando la explotación se acercase a ese lugar”, algo que “no ocurrió porque se paralizó”.

En la misma línea se manifestó otro de los testigos citados a propuesta de la defensa, quien quiso dejar claro que “la ocupación de los terrenos no fue una extralimitación”, sino que “se hizo para reparar los daños causados por la explotación subterránea de La Miranda” en una zona “donde no había planteado ningún otro proyecto de explotación porque las capas interesantes ya habían sido explotadas por interior”.

Una zona que “no afecta a ninguna zona crítica”, ya que “por ejemplo las del urogallo estaban bastante lejanas”, mientras que “con respecto al oso pardo las más cercanas estaban a cuatro kilómetros”.

Lo + visto