Connect with us

Un estudio identifica los municipios de Ávila con más riesgo de inundación e incendios no forestales

Fruto del convenio con la Diputación de Ávila, el grupo de investigación Tidop de la Escuela Politécnica de Ávila ha desarrollado una herramienta informática que, a través de la geolocalización, permite realizar un estudio preventivo frente a estos

Publicado

el

Blascosancho, Candeleda, Cardeñosa, Espinosa de los Caballeros y El Fresno. Esos son los municipios de la provincia de Ávila con más riesgo de inundación, según los mapas de riesgo elaborados dentro del proyecto que, fruto de un convenio con la Diputación de Ávila, desarrolla el grupo de investigación Tidop de la Escuela Politécnica de la USAL en Ávila para el estudio de la prevención de incendios e inundaciones en esta provincia. Un convenio que se desarrollará entre los años 2020 y 2023 y que cuenta con una aportación de la Institución provincial de 100.000 euros, de los cuales 30.000 euros corresponden al presente ejercicio.

“Este acuerdo supone avanzar en una materia que es clave para el bienestar de la ciudadanía”, destacó el diputado provincial de Cultura y Patrimonio, Eduardo Duque, durante la presentación de los avances realizados en el último año dentro de este proyecto que desarrolla el grupo de investigación Tidop, que nació en 2005 “para impulsar la investigación y el desarrollo en el campo geoespacial y abarcando múltiples disciplinas de ingeniería y arquitectura”.

Diego González Aguilera, director del grupo Tidop, explicó que fruto de este convenio de colaboración con la Diputación de Ávila se ha desarrollado una herramienta informática, libre y gratuita y llamada sistema de información geográfico, que a través de diferentes capas de información permite hacer un estudio preventivo tanto de incendios como de inundaciones.

Tal y como señaló el catedrático el programa permite delimitar la zona urbana que está lindando con área forestal, algo que resulta de bastante utilidad para establecer un perímetro que permita a la Diputación conocer cómo es la vegetación en esas zonas y que las cuadrillas de limpieza forestal sean mucho más eficientes en las labores de campo. A través de esta herramienta, dijo, “vamos a conocer de primera mano y priorizando por peligrosidad qué municipios tienen que acometer estas acciones de forma más eficiente»”

Además, la aplicación ofrece datos “de tremenda utilidad” como la geolocalización de los hidrantes, y tipo de conexión de los mismos, que hay en la provincia de Ávila. “Esto va a permitir que cuando los bomberos se desplacen a un incendio conozcan de primera mano dónde están ubicados exactamente estos hidrantes, que en muchas ocasiones están tapados con arena, vegetación o no se sabe dónde están. Disponer de esta información es fundamental”, aseguró González Aguilera.

El programa ha referenciado también datos relativos a la presencia polígonos industriales y estaciones de servicio, “puntos cruciales porque pueden ser un foco potencial de incendios”, además de por lo importante que su ubicación resulta de cara al repostaje de los vehículos de los equipos que trabajan en las labores de extinción.

También se ha establecido una tipificación de los incendios y en especial de los no forestales, donde las competencias corresponden a la Diputación Provincial, que concluye que los fuegos no forestales son el doble que los que afecta a matorral o masa arbolada. Así, en lo que respecta a mapas de riesgo de incendios no forestales, que es donde actúa Diputación, el estudio concluye que son los municipios más poblados, como Ávila ciudad, Arévalo o Candeleda, las zonas con mayor peligrosidad.

En lo que respecta a inundaciones, explicó González Aguilera que el estudio se centra “en la interfaz urbano-hidráulica, que es la zona de río que pasa por el municipio”. En este sentido, el estudio está geolocalizando obras de drenaje, puentes y otras infraestructuras que en caso de una inundación ejercen el efecto de tapón en el caso de que no estén limpiadas adecuadamente. Estos mapas de riesgo, afirmó el director del grupo Tidop, resultan de mucha utilidad “para saber qué podría pasar en los municipios atravesados por ríos en el caso de sufrir una inundación”.

“Este tipo de herramienta va a permitir analizar y simular situaciones que hagan que las labores de campo de la Diputación sean mucho más eficientes”, apuntó González Aguilera antes de apuntar que “el hecho de mandar a cuadrillas de limpieza a puntos previamente determinados por la herramienta va a hacer que el resultado final sea en materia preventiva Mucho mejor para los municipios de la provincia”.

De cara al próximo año, la herramienta también incorporará imágenes satelitales, que vienen del espacio y dan información cada cinco días y que en este ámbito, adelantó el responsable de este grupo de investigación, “permiten calcular cuestiones como índice de vegetación, vigor vegetativo o modelos de combustible, muy importante para conocer la virulencia del fuego e incluso la dirección del mismo”. Además, y también a través de imagen satelital, se quiere avanzar en una herramienta que permitirá auditar qué se ha quemado tras un incendio.

Por su parte, el vicerrector de la USAL, José Miguel Mateos, destacó la “importancia de la colaboración entre instituciones” y en este caso en el ámbito de la tecnología

Lo + visto