Connect with us

Un trabajo para la detección precoz del alzheimer con inteligencia artificial gana la primera edición de los premios TalenTIC de la UVa

Convocados por la empresa Inetum y la Universidad de Valladolid para premiar las ideas más innovadoras del alumnado de la UVa

Publicado

el

Un trabajo para la detección precoz del alzheimer con inteligencia artificial se convirtió en el ganador de la primera edición de los Premios TalenTIC, una iniciativa de la Universidad de Valladolid (UVa), junto a la empresa Inetum, con la que se pretende reconocer los trabajos fin de grado y de máster que presenten ideas innovadoras relacionadas con las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones.

En esta primera edición, el trabajo de Ismael Lammini Rodríguez se alzó con el primer premio, dotado con 1.200 euros, y consiste en una herramienta tecnológica, que desarrolló previamente en el marco de otro trabajo de fin de estudios, para ayudar a la detección precoz de la enfermedad de Alzheimer basado en un producto denominado CPRO (Cerebro Profundo), que analiza la actividad cerebral de un individuo utilizando la Inteligencia Artificial (IA) para identificar patrones de esta enfermedad.

Este trabajo aborda el estudio del mercado, la comercialización de la herramienta y el plan económico y financiero del producto CPRO. En él se discuten varias estrategias de marketing y se proporcionan objetivos claros y basados en su lanzamiento. Asimismo, se proporciona una revisión exhaustiva de la enfermedad, sus cursos, síntomas, diagnósticos y tratamientos actuales.

El jurado valoró de este trabajo su “avance significativo en el campo de la salud” y la utilización de técnicas avanzadas para la detección precoz de esta enfermedad “de manera no invasiva y económica”. Además, destacó su “enfoque innovador y los prometedores resultados preliminares que demuestran un potencial considerable para revolucionar el diagnóstico de esta enfermedad”. Pero, sobre todo, ha resaltado “su contribución excepcional en el campo de la salud”.

Por su parte, el trabajo fin de grado de Inés Calvo Rodríguez consiguió el segundo premio, dotado con 600 euros, y está centrado en el estudio comparativo de software de segmentación y post-procesado de imágenes médicas para la impresión 3D en docencia médica. En él se proporciona una visión general detallada de los beneficios y aplicaciones de la impresión 3D en distintos sectores, incluyendo medicina, industria, arquitectura y educación.

En su trabajo se mencionan varias aplicaciones y ventajas de la impresión 3D en la medicina, como la creación de modelos anatómicos, la fabricación de órtesis y prótesis personalizadas, y el desarrollo de guías quirúrgicas y medicamentos personalizados, con las ventajas y aplicaciones, así como sus posibles líneas futuras, enfatizando que el crecimiento exponencial de esta tecnología en diversas áreas que indica su enorme potencial para transformar la medicina y otros campos en el futuro.

De este trabajo, el jurado destacó la utilización de tecnologías de vanguardia, tales como la impresión 3D y el análisis de imágenes médicas para crear modelos anatómicos útiles para la docencia médica. También subrayó la posibilidad de reducir los costes relacionados con la formación médica, por lo que “muestra un enfoque claro en lograr una alta relación calidad-precio”.

Lo + visto

Hoy cyl