Connect with us

Uno de cada diez municipios de Castilla y León se encuentran en riesgo muy alto en la incidencia a 14 días por COVID

La localidad vallisoletana de Villalón de Campos multiplica por 23 la barrera establecida para la máxima valoración de riesgo, con 5.765 casos por cada 100.000 habitantes

Publicado

el

Uno de cada diez municipios de Castilla y León se encuentra actualmente en riesgo muy alto en la incidencia a 14 días por cada 100.000 habitantes, en esta sexta semana de la ya denominada sexta ola de la pandemia de COVID-19. En cifras absolutas, se trata de 234 de los 2.248 con los que cuenta la Comunidad, en los que se superan los 250 casos de tasa a dos semanas para el riesgo muy alto, la barrera establecida en el semáforo definido por el Ministerio de Sanidad.

Del total de municipios, preocupan varios de ellos, como Villalón de Campos (Valladolid) o Madrigal de las Altas Torres (Ávila), si bien la mayor parte pertenecen a zonas básicas de salud consideradas rurales en los que la baja población condiciona notablemente la tasa, ya que en localidades de un centenar de habitantes, ya solo dos o tres casos dispara la incidencia.

La más alta la presenta Villalón de Campos, que multiplica por 23 ese muro simbólico de 250 casos y se eleva hasta los 5.765 por cada 100.000 habitantes, con una población total que supera los 1.600 habitantes. Esta marca ha situado a la población en el núcleo informativo nacional en las últimas semanas por el origen de varios brotes por coronavirus, a pesar de que el 90 por ciento de su población está vacunada, lo que evita también los síntomas graves.

La provincia vallisoletana cuenta también con otros municipios que también han disparado su incidencia a 14 días, como Olmedo, con 1.179,3 contagios por cada 100.000 habitantes, la cercana Mojados (613,8), Serrada (543,9) y Tudela de Duero (522), entre otros. En total, 34 que superan los 250 casos en tasa.

Pero hay otras dos provincias con mayor número de municipios en riesgo alto: Salamanca, con 44, y León, con 36. En el caso charro, aunque se trata de una cifra importante de localidades, al menos las tasas no se encuentran tan elevadas. Las más altas se observan en Lumbrales (509,2 casos por cada 100.000 habitantes), Villares de la Reina (345,4), Ciudad Rodrigo (318) y Fuente de San Esteban (311,2).

Por su parte, Sanidad sí facilita datos de la provincia de León con incidencias más altas, incluso por encima de mil, como es el caso de Villamañán, con 1.905,6 casos, y Valderas, con 1.261. Entre ellos se encuentra la capital, con 276,5 positivos por cada 100.000 habitantes, pero también Valdepolo (916,6), Villarejo de Órbigo (806,7) y Santa María del Páramo (677,2), entre otros.

Burgos y Ávila suman 33 municipios en cada caso en rojo granate, color al que equivale el riesgo muy alto en el semáforo COVID. En el primer caso, la incidencia más alta se posiciona en Roa, con 1.430,5 casos, si bien es cierto que otros 14 pueblos de la Ribera del Duero burgalesa, todos cercanos a la localidad raudense, se encuentran también por encima de 250 casos. Además, Valle de Mena, Melgar de Fernamental o Ibeas de Juarros también muestran guarismos preocupantes, con 446,7, 387,5 y 355,8 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

Mientras, en Ávila destaca el ejemplo de Madrigal de las Altas Torres, con 2.644,7 casos, la segunda más alta de la Comunidad. Muy lejos, aunque con tendencias al alza, se encuentran la capital abulense, con 436,8 positivos de tasa a dos semanas, Navaluenga, con 346,8, y Piedrahíta, con 332,9.

 

Menos extendido

Menos extendido se encuentra el COVID-19 en esta sexta ola en las provincias de Zamora, Segovia, Palencia y Soria, con muchos menos municipios en situación de riesgo muy alto, aunque con localidades puntualmente en guardia por su alta incidencia. Así, 23 municipios de Zamora se encuentran en rojo granate, con la más elevada en Benavente, con 297,9 casos por cada 100.000 habitantes. También se encuentran otros como Morales de Toro, Muelas del Pan, Cañizal y Camarzana de Tera.

De los 18 municipios que trasladan este escenario en Segovia, preocupan Nava de la Asunción (982,8 casos), Navas de Oro (842,9) y Coca (637,3), las tres incardinadas en la misma comarca pinariega. Situación similar se observa en Palencia, con nueve ayuntamientos por encima de los 250 casos y que encabezan Guardo (817,4) y Venta de Baños (453) por cada 100.000 habitantes. Por último, cuatro son los municipios sorianos en riesgo muy alto, con lo que de momento la provincia se escapa a las consecuencias territoriales de esta sexta ola. Se trata de Alconaba, Cabrejas del Pinar, Santa María de las Hoyas y Espeja de San Marcelino, para los que la Consejería de Sanidad no aporta datos numéricos por la baja posibilidad del muestreo.

Lo + visto