Conecta con nosotros

Castilla y León pide un “instrumento legal” que permita un confinamiento “ágil” y “extenso”

Igea avisa al Gobierno de que sería “imperdonable” que en España volviera a ocurrir la situación de marzo por no tomar medidas

Publicado

el

 

La Junta de Castilla y León reclama al Ministerio de Sanidad que habilite un “instrumento legal” que permita un confinamiento “ágil” y “extenso” ante un brote de COVID-19, así como que sea “igual” para todas las comunidades autónomas y que permita tomar decisiones “muy rápidas”, para no volver a vivir la situación de marzo.

En la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, informaron de la posición de la Comunidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de esta tarde, que tiene previsto aprobar el Plan de Respuesta Temprana para el control de la pandemia del coronavirus.

El portavoz de la Junta señaló que existen diferentes fórmulas y aunque no concretó ninguna señaló que sería “imperdonable” que en España volviera a ocurrir la situación de marzo por no tomar medidas. Por ello, exigió que el Ejecutivo adopte una decisión de forma urgente. “No podemos seguir así”, dijo porque la situación en una parte del país se está “deteriorando” en su opinión.

“Si hay que confinar una ciudad, una capital, por grande que sea hay que hacerlo”, afirmó Francisco Igea. “No podemos repetir el escenario de marzo”, añadió y argumentó que si existe un escenario de transmisión comunitaria, de perdida de control, hay que tomar medidas. “No se puede permitir que esto vuelva a suceder”, agregó: “Sería imperdonable”, recalcó.

“No existe ya la escusa de imprevisto, no existe lo imprevisto, ya sabemos qué ocurre”, dijo por lo que avanzó que solicitarán que a la mayor brevedad posible se actúe, porque añadió sería inadmisible que volviera ocurrir lo vivido por falta de una norma, diligencia o falta de rapidez en la toma de decisiones.

En ese sentido, Verónica Casado señaló que están “muy tranquilos” en Castilla y León por la evolución del virus, pero recalcó que en otras comunidades se ve cómo los casos se disparan y se duplican de día en día, lo que añadió exige ingresos hospitalarios y extender las camas de críticos. “Estamos en el momento de poder evitarlo”, dijo.

La titular de Sanidad también explicó que ha planteado al Ministerio de Sanidad que se concreten algunos aspecto del Plan de Respuesta Temprana al COVID-19 en esta nueva normalidad que tienen una redacción a su juicio genérica. Así, citó que se debe evitar las visitas al hospital que no sean necesarias, así como las referidas a la dispensación de medicamentos o la reserva estratégica de fármacos frente al virus.

También se refirió a la reunión de este miércoles entre responsables de Sanidad y Agricultura de once comunidades con el fin de trabajar sobre medidas de control, de detección y aislamiento de temporeros, entre los que aseguró se dan un número importante de casos. De hecho, remarcó que de los 3.200 casos activos, el 65 por ciento, corresponden a este sector.

Casado señaló que el colectivo presenta particularidades específicas en cuanto a la trazabilidad de las personas, por donde trabaja, donde se alojan y cómo implicar a los ayuntamientos. La consejera señaló que la recogida de frutas, verduras y hortalizas es “esencial”, pero apuntó que se debe mantener pero con seguridad.

Finalmente, la consejera de Sanidad señaló que en esta nueva normalidad se ha visto que la edad de los contagiados es distinta a la de la primera oleada, puesto que se sitúa entre los diez y los 50 años, con una edad media en Castilla y León de 56 años. El 70 o 80 por ciento hasta ahora son asintomático y el resto presenta una sintomatología leve, pero advirtió de que cuando aumentan los casos, la posibilidad de que sean moderados o graves crece de una manera “clara”.

Lo + visto

Pin It on Pinterest